Madrid

Los animalistas lanzan su campaña antitaurina para acabar con San Isidro: #ComPasión

El PACMA recogerá firmas para pedir a Carmena y Cifuentes que modifiquen la ley y eliminen los festejos taurinos.

Cartel diseñado por el Partido Animalista.

Cartel diseñado por el Partido Animalista.

La semana que viene correrán los toros por la arena de Las Ventas. Con la Fiesta a la vuelta de la esquina, el Partido Animalista ha lanzado su particular estocada: "#SanIsidroComPasión".

Con este juego de palabras -compasión en lugar de pasión-, una paloma de la paz y una rosa, el partido más votado de los que se quedó fuera del Congreso recogerá firmas para instar a Carmena y Cifuentes a eliminar los festejos taurinos.

El PACMA resalta dos argumentos en su invitación: "Según datos del ministerio de Cultura, el 90% de los ciudadanos no acudió a ningún festejo taurino durante los años 2014 y 2015" y "la afición por este tipo de espectáculos congrega menos asistentes que los yacimientos arqueológicos o el jardín botánico".

Las Ventas acogerá 24 corridas de toros, 3 novilladas con picadores y 4 de rejones, por lo que decenas de animales morirán en el ruedo madrileño este mes de mayo, o como dice el PACMA, "torturados hasta la muerte para el regocijo de una parte de los madrileños, mientras la inmensa mayoría de la sociedad reclama el fin del maltrato animal".

"Queremos unas fiestas en las que los vecinos y vecinas de Madrid puedan disfrutar de actividades libres de crueldad. Para que nuestra capital no sea conocida por la tortura y la muerte de seres que sufren y sienten apostamos por un San Isidro ComPasión".

Críticas a Carmena y Cifuentes

Con esta campaña, el PACMA pretende presionar a Manuela Carmena y a Cristina Cifuentes. A pesar del manifiesto antitaurinismo del Ayuntamiento de Madrid, los animalistas aseguran que la alcaldesa "transmitió tranquilidad a los aficionados" y que aclaró que "no haría nada" contra estos festejos, "salvo mejorarlos".

En cuanto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, el PACMA lamenta que su Gobierno haya protegido la fiesta taurina, salvando de la desaparición a la escuela del Batán, dándole una salida en la propia plaza de Las Ventas.