Memoria Histórica

La Guerra Civil resucita en el Ayuntamiento de Madrid

Cruce de recriminaciones entre los distintos grupos al aprobarse el comisionado de la Memoria Histórica.

Pleno del Ayuntamiento de Madrid de este miércoles.

Pleno del Ayuntamiento de Madrid de este miércoles. Europa Press

De cicatrizar las heridas a echarles sal. De la conciliación al ataque agrio. El pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó la creación del comisionado que elaborará los criterios para aplicar la ley de la Memoria Histórica en un debate que viró de la conciliación a la diferencia en apenas unos minutos.

Los cuatros grupos políticos con representación en el Consistorio -PP, Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos- ven con buenos ojos que Paca Sauquillo sea la presidenta de la agrupación que asesorará al Consistorio, pero los populares se oponían a sacar adelante con su apoyo "una comisión que carece de informe y sustento jurídico". La discusión estalló en ese punto, pero pronto se tornó un cruce de declaraciones de trinchera.

Mauricio Valiente, de Ahora Madrid, llegó a decir al PP: "Cuando hablamos del franquismo, ustedes se sienten aludidos". Pedro Corral, encargado de defender la postura de los populares, le contestaba: "Usted se ausentó del pleno para no votar a favor de construir el monumento que honrará a las víctimas de la represión comunista en Hungría".

Ciudadanos, en miedo de este fuego cruzado, dijo: "Es una pena. La división que se da aquí se traslada afuera". Más tarde, los naranjas tuitearían: "Víctimas son de un lado y del otro". A lo que Ahora Madrid contestó: "Algunos más que otros"; una respuesta que acompañó con una placa al comandante Franco y una fosa repleta de cadáveres del bando republicano. Este mensaje indignó a algunos concejales de la oposición, ya que en la propuesta votada se hablaba de los represaliados por la dictadura, pero también de "todas las víctimas de la guerra".

La intención de Carmena no tardó en esfumarse

Quedaban más de cuatro horas de pleno por delante y varios puntos de fuste en el orden del día, pero la Memoria Histórica desperezó a los concejales poco después de entrar en funcionamiento la Cámara.

Con chaqueta negra y mantón gris sobre los hombros, Manuela Carmena introdujo el debate con tono conciliador, casi en voz baja. Habló de "incluir todas las sensibilidades", de "cerrar heridas todavía abiertas"; incluso buceó en sus recuerdos para relatar a los más jóvenes la amnistía de los presos políticos que vivió en los setenta.

El PSOE enciende la mecha

El PSOE se mantuvo al margen de la cruda discusión que mantuvieron PP y Ahora Madrid, pero calentó a los populares recordándoles que "no aplicaron la ley de la Memoria Histórica cuando pudieron".

Pedro Corral -del PP- eligió el atril para exponer sus argumentos. Reiteró su confianza a Sauquillo, pero criticó el comisionado. "Nos va a costar el triple que la cátedra de la Complutense", "se pone en marcha para evitar la dimisión de la delegada de Cultura" y "es fruto del fracaso estrepitoso del primer intento de aplicación de la Memoria Histórica". Pero también tuvo tiempo -y pidió a Carmena que le restara el que le faltó de su siguiente intervención- para echar en cara a Ahora Madrid algunos de sus errores: haber confundido a "hombres honrados" con "criminales de guerra" y "hacer una manipulación sesgada de la Historia".

Ahora Madrid ataca al PP

"Me apena que en un asunto de tanta relevancia, señor Corral, insista en el regate corto y en el tono de bronca partidista". En ese momento, el edil del PP interrumpía con el micrófono cerrado y Valiente le acallaba: "No se lo merecen las víctimas".

Después, con tono más general, Valiente insinuó: "Algunos niegan y relativizan los crímenes del franquismo, los campos de concentración y las ejecuciones". Con la mirada puesta en las butacas del PP, el concejal de Ahora Madrid terminó: "Nunca más olvido, nunca más impunidad".

El PP se indigna

Pedro Corral retomó la palabra. Esta vez, más allá de criticar la funcionalidad del nuevo comisionado, respondió a los ataques de Valiente: "No le voy a obligar a que se lea mis libros de la guerra civil, pero mientras Rita Maestre asaltaba capillas y Celia Mayer daba la patada en la puerta de propiedades ajenas, yo excavaba fosas".

Corral también apeló directamente al líder de Izquierda Unida en Madrid y tercer teniente de alcalde: "No hable de negacionismo. Usted se marchó de este pleno para no votar a favor del monumento que honrará a las víctimas de la represión soviética en Hungría".

El concejal de Carmena insiste

"Estamos aquí para hablar de las víctimas del franquismo. Mencionar cualquier otra situación sería ofenderles", decía Valiente en contradicción con la propuesta diseñada por Carmena junto al PSOE, en la que se hace referencia a "todas las víctimas de la guerra civil y de la dictadura".

"Cuando hablamos del franquismo, se sienten aludidos", dijo a los populares. "Pero eso no es nuestra culpa".

A pesar de la aprobación del comisionado que guiará al Ayuntamiento en la aplicación de la Memoria Histórica -con todos los grupos a favor salvo el abstenido PP-, el consenso pasó de puntillas por la Cámara y el fuego cruzado entre bancadas alumbró casi todos los turnos de palabra.