Barcelona

La CUP ve “habitual” que se practique sexo en el metro

Los anticapitalistas quitan importancia al vídeo viral grabado en el metro de Barcelona en la noche del sábado.

Un pantallazo del vídeo que circula por la Red.

Un pantallazo del vídeo que circula por la Red.

  1. Barcelona
  2. Metro
  3. CUP
  4. Sexo

La CUP considera “habitual” que se practique sexo en el metro de Barcelona. Así lo afirmó la diputada de la formación, Mireia Boya, en declaraciones a Catalunya Ràdio. “Me parece una tontería que se haya magnificado de esta manera un hecho que es habitual”, ha afirmado Boya.

La diputada se refería al vídeo registrado la noche del sábado en Barcelona en la que aparecen dos jóvenes practicando sexo en medio del andén de la estación de Liceu, situada en el centro de la ciudad.

El comentario de Boya generó estupefacción entre el resto de tertulianos, que le replicaron que practicar sexo puede ser habitual, pero no hacerlo en el metro. “No sé qué decirte”, replicó la diputada de la CUP. “Para mi es un tema menor y anecdótico”.

Boya afeó que el vídeo se haya convertido en un tema de debate mientras no se habla de cosas “más importantes” que suceden en la sociedad. “Lo que debería preocuparnos son los desahucios, la pobreza energética y la falta de derechos sociales en algunos colectivos, no que dos jóvenes tengan sexo en el metro”.

Este martes también se le ha preguntado por el asunto a la diputada de la CUP Anna Gabriel. “Lo que no es normal es que se le de tanta trascendencia a la noticia”, ha afirmado Gabriel, en la misma línea que su compañera de partido. “Aquí podríamos hablar del papel que ha jugado la iglesia católica a la hora de vivir la sexualidad de determinada manera”, ha asegurado Gabriel, que ha atribuido la reacción al “puritanismo” y a la “moral cristiana” que hay en nuestro país.

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), la entidad que gestiona el suburbano barcelonés, informó el lunes de que abrió un expediente para intentar identificar a la pareja. TMB ha mandado el vídeo a los Mossos d’Esquadra y, en el caso de encontrar a los responsables, podría penalizarles con una multa de entre 30 y 270 euros por actos de incivismo.