NUEVAS ELECCIONES

Garzón presenta al rey su pacto con Podemos como solución para el país

El líder de IU, orgullosamente republicano, ve al "ciudadano Felipe de Borbón" muy interesado.

Alberto Garzón, este lunes en el Congreso.

Alberto Garzón, este lunes en el Congreso.

  1. Alberto Garzón
  2. IU
  3. Podemos
  4. Felipe VI
  5. Pactos electorales

Es la tercera vez que el republicano Alberto Garzón va a La Zarzuela en los últimos cuatro meses, y ya incluso bromea porque empieza a llevarse bien "con el ciudadano Felipe de Borbón". Este lunes, primer día de las consultas-exprés en Zarzuela, el líder de Izquierda Unida (IU) ha presentado al rey su alianza con Podemos como solución para un país incapaz de formar gobierno desde el pasado 20-D.

"Cambiaría el yin", le ha dicho Garzón al rey en un encuentro que ha durado tres cuartos de hora, algo menos que en las anteriores rondas de enero y en febrero porque el monarca ha comprimido en un mismo día a ocho líderes políticos. "De un clima de frustración pasaríamos a uno de esperanza".

Eso ocurriría, según le ha trasladado Garzón al monarca, en unos comicios el 26-J que él denomina de "segunda vuelta" y que estarían marcados por el previsible pacto entre IU y Podemos: "Estas elecciones tendrán un mensaje muy claro: queremos que el PP y Ciudadanos no gobierne. El PSOE ha elegido ir con Ciudadanos y el resto de la izquierda ha optado por ir junta para evitar un gobiernos de PP-Ciudadanos".

Un pacto más fácil

La negociación entre IU y Podemos comienza este mismo miércoles, al igual que la campaña electoral de facto. Esta vez, ha subrayado Garzón, el acuerdo es "mucho más sencillo" que antes del 20-D porque ambos partidos "van a un escenario de confluencias entre iguales". Ahora, además, ambas formaciones sienten que "tienen el deber político y moral" de llegar a un acuerdo para formar gobierno, ha explicado Garzón.

Esa unión entre izquierdas que se avecina de cara al 26-J ha sido de enorme interés para el rey, que le ha formulado multitud de preguntas, "tantas como vosotros a mi", ha dicho entre risas Garzón a los periodistas.

A juzgar por las cuestiones surgidas en la rueda de prensa, el rey y el líder republicano han hablado de siglas -¿mantendrá IU su nombre?; de listas- ¿será Garzón número tres por Madrid?- e incluso de la pulsión republicana de IU versus el sentimiento más contenido de Podemos hacia el modelo de Estado en España. En este último caso, Garzón ha tranquilizado al monarca: el debate monarquía-república es un "futurible" porque "lo esencial es resolver los problemas de la gente".

Fracaso cósmico

Para resolver esos problemas, la futura coalición IU-Podemos intentará poner en práctica "políticas a favor de las clases populares. Da igual el nombre: de izquierda, cambio o resistencia. Lo que nos une es suficiente para tener candidaturas electorales conjuntas".

La mayoría de los portavoces que ha pasado este lunes por La Zarzuela- Aitor Esteban (PNV) no ha comparecido en rueda de prensa- ha transmitido impresiones similares: una cierta decepción del rey porque no se ha llegado a formar gobierno; un deseo de que la futura campaña sea más económica, una preocupación por el hartazgo de los españoles, reflejado en las últimas encuestas de opinión y un convencimiento por parte del monarca de que la opción del candidato independiente es sólo recomendable en caso de "extrema necesidad", según Alexandra Fernández (En Marea).

Ana Oramas (Coalición Canarias) ha sido la más clara a la hora de describir lo que podría estar sintiendo el monarca: "El rey no es distinto a ninguno de los españoles". Con él no ha hablado del coste de la campaña que se avecina, pero sí ha hecho un "análisis de lo que ha ocurrido estos cuatro meses y de lo que va a pasar en el futuro". La conclusión: no descartan "un Gobierno en funciones este otoño".

Como el resto de los españoles, ha mantenido Oramas, el rey ha podido seguir el "terrible debate de investidura" y el comportamiento de la clase política estos cuatro meses, con sus "personalismos" y su "falta de generosidad".

El último de los ocho, Francesc Homs (DiLl), ha sido el más ácido con la inacción de estos cuatro meses. Ante el rey se ha presentado con un documento sobre los casos en Europa en los que no se ha podido formar Gobierno como en ahora en España: "Esta situación no tiene precedentes en el entorno europeo. Lo que más han sumado han sido 131 votos. Esto nos preocupa. Un fracaso de estas características sitúa a España en una situación muy delicada. No sé si hay consciencia suficiente de este punto de vista. Se trata de un fracaso cósmico".

Para Homs, los 535 que Bélgica tardó entre 2010 y 2011 en formar gobierno no computan porque en el reino de los belgas no se vieron obligados a convocar elecciones como en España. Según la lista que ha entregado este lunes al rey, habría que retrotraerse al Reino Unido en 1974 para encontrar una situación similar entre los países grandes de la Unión Europea: en febrero de 1974, el laborista Harold Wilson consiguió formar gobierno en minoría a pesar de que el Partido Conservador fue el más votado, y en octubre de ese mismo año se volvieron a convocar elecciones debido a la inestabilidad del Ejecutivo. Ganaron por mayoría absoluta los laboristas.