Podemos

Pablo Iglesias promete ser "generoso" con el PSOE tras las nuevas elecciones

Podemos reunió en un parque de Madrid a 7.000 personas para celebrar su Fiesta de la Primavera.

  1. Podemos
  2. Pablo Iglesias
  3. Pablo Echenique
  4. Madrid
  5. Partidos políticos

Llovió en Madrid toda la semana pero fue llegar el domingo y lucir el sol. Un cambio más que oportuno para que el parque Tierno Galván de Madrid acabara convertido en el escenario soñado para la Fiesta de la Primavera organizada por Podemos, porque el lugar se convirtió justo en eso, en una multitudinaria fotografía del respaldo de Pablo Iglesias. El líder de la formación morada, en su salsa ante el entregado público, defendió su actitud durante la negociación con el PSOE y anunció que, lejos de rencores, será "generoso" con los socialistas si tras unas elecciones que ya atisba en el horizonte le toca "liderar el gobierno del cambio".

Iglesias quiso dejar claro que "a esa gente le vamos a tender la mano siempre", aunque recriminó con dureza a Pedro Sánchez que su pacto con Ciudadanos haya hecho de "morirse de vergüenza" a sus militantes.

"Hace falta romper el empate y no sobra nadie", aseguró, si bien "ojalá rectifiquen y no vuelvan a pactar con los que hasta hace nada llamaban a las derechas", agregó, para que pueda haber "un gobierno sin el Partido Popular azul y sin el Partido Popular naranja".

El acto celebrado en Madrid, que congregó a alrededor de 7.000 personas, ha sido el primer gran evento organizado desde la campaña electoral de diciembre y bien puede considerarse casi el primero de las más que probables que acontecerán en junio de no mediar un pacto de última hora.

Aunque Iglesias no ha descartado categóricamente esta opción dejó claro que el PSOE "optó por una opción distinta al cambio real". Su conclusión: "Sí, probablemente vayamos a elecciones, y no tenemos ningún miedo", argumentando sus expectativas en que el electorado "va a premiar la coherencia".

Echenique rebaja las expectativas

El secretario de organización de Podemos, Pablo Echenique, compartió escenario con Iglesias en el parque madrileño y ofreció unas palabras que ya pueden entenderse en clave electoral. Especialmente las que versaban sobre la alianza con Izquierda Unida con la que podrían confluir a la próxima cita electoral.

Aunque Echenique ensalza el "momento histórico" que se vive en el panorama político español, trata de rebajar la euforia asegurando que es "muy pronto para echar las campanas al vuelo o para inflar las expectativas".

Por otra parte, Echenique también desveló algunas de las ideas que maneja la dirección del partido para fortalecer su estructura que pasan, esencialmente, por activar una campaña de afiliación e imponer una cuota a los militantes. En todo caso, quiso ser autocrítico y reconoció que en los últimos dos años han tirado "demasiado fuerte y a veces se ha desenganchado ese carro en el que iban los círculos".