Pactos electorales

Diez tuits a los que Rajoy echó más ganas que a su oferta de pacto con Sánchez

En la jungla. La cacareada llamada para instar al PSOE a negociar se queda en un descafeinado mensaje en la red social.

Tuit de la cuenta oficial de Mariano Rajoy.

Tuit de la cuenta oficial de Mariano Rajoy. Twitter

  1. Pactos electorales
  2. Mariano Rajoy Brey
  3. Pedro Sánchez
  4. PP Partido Popular
  5. PSOE

El plan estaba sobre la mesa: Mariano Rajoy llamaría a Pedro Sánchez en el tiempo de descuento antes de la disolución de las Cortes e insistiría en alcanzar el pacto de Gobierno de Gran Coalición aunque sólo fuera para poder culpar al candidato socialista del fracaso de las negociaciones. Pero al final ha resultado demasiado trabajoso, o demasiado discreto: el ofrecimiento ha llegado finalmente en forma de tuit en la manaña del jueves.

"Pedro Sánchez puede evitar las elecciones. Le invito una vez más a trabajar por un Gobierno de gran coalición que dé estabilidad a España" - reza el descafeinado mensaje que firma "MR". Es la indicación de que ha sido escrito de su puño y letra por el propio presidente en funciones y no por su gabinete de comunicación.

La endeble propuesta - ni siquiera cita la cuenta del Secretario General del PSOE para evitar provocar un díalogo tuitero - ha sido acogida con sarcasmo por la red y el partido destinatario. Mucho Gobierno para tan poco tuit. Sin embargo, un comentario realizado por Rajoy poco después en un acto por el cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes parecía invitar a leer entre líneas.

Mariano Rajoy tiene cuenta de Twitter desde 2011 y es de hecho una de sus aplicaciones predilectas. "En el móvil tengo SMS, el tuit [sic] y Facebook" revelaba recientemente a Jordi Évole. En un intercambio en directo con Cristina Cifuentes en El Hormiguero, desvelaba también que se comunica con sus contactos con SMS y no Whatsapp o Telegram. 

Es a Twitter por tanto a dónde acude cuando tiene un mensaje personal que compartir con el mundo. Frecuentemente se trata o bien de felicitaciones deportivas, o de pésames por el fallecimiento de personalidades públicas y a las familias de víctimas de tragedias. Pero hay algunas excepciones que nos demuestran que, de haber querido causar realmente impresión en Pedro Sánchez, podría haberlo hecho mucho mejor.

1. Cuando se encontró con Santiago Segura y Julio José Iglesias

Pasaron un buen rato recordando Torrente 3 porque la película a bordo no debía ser muy interesante.

2. Cuando Marisa le regaló galletas

Probablemente sospechó que para atraer a Mariano Rajoy a la presentación de un libro convendría tener a mano algún incentivo.

3. Cuando un coche se empotró en la sede de Génova

El incidente - en especial en los primeros instantes en los que se desconocían las circunstancias - no tenía nada de broma. Pero el tuit que subió Rajoy fue desafortunadamente equívoco, como señaló rápidamente el ahora diputado de Podemos David Bravo.

4. Cuando lanzó su web 

Aunque ardía de ganas, Rajoy tenía que escabullirse para asistir a la presentación de su propia web electoral. ¿Qué podía estar pasando entonces en la sede de calle Génova que fuera más importante? ¿Quedó acaso borrado con los discos duros de Luis Bárcenas?

5. Cuando Cañete lanzó su cuenta de Twitter

Basta mirar el mensaje para comprobar que el eurodiputado no comparte el entusiasmo de su líder por la red social: la cuenta se abrió y cerró únicamente para la campaña de las europeas. Miguel Arias Cañete se abrió posteriormente una cuenta institucional tras ser elegido comisario.

6. Cuando superó los 500.000 seguidores

Muchos tuitstars celebran el crecimiento de su audiencia, pero pocos lo ven como el augurio de un futuro mejor para toda una nación.

7. En las fiestas regionales, nacionales y Navidades

8. Cuando Bertín le regaló este escalofriante retrato

9. Cuando luchó contra los bots

Estos mensajes se refieren a un crecimiento anormal de seguidores sospechosos que sufrió la cuenta de Mariano Rajoy y por la que fue acusado de intentar inflar su audiencia artificialmente.

10. Cuando empezó todo