Cataluña

Mariano Rajoy recibe a Carles Puigdemont en La Moncloa

El jefe del Ejecutivo en funciones ha regalado al 'president' un ejemplar de 'El Quijote'.

Mariano Rajoy y Carles Puigdemont momentos antes de la reunión.

Mariano Rajoy y Carles Puigdemont momentos antes de la reunión. EFE

  1. Cataluña
  2. Carles Puigdemont
  3. Mariano Rajoy Brey

Pocos minutos después de las 17:00 de este martes, Mariano Rajoy ha recibido,  en el Palacio de la Moncloa, al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, al que ha regalado un ejemplar de la segunda parte de El Quijote.

Ante la intensa lluvia que caía en Madrid en la tarde del miércoles, un asistente de Moncloa ha bajado con un paraguas la escalinata situada en la entrada principal del Palacio para acompañar hasta la puerta al presidente catalán, que ha saludado cordialmente a Rajoy. Ambos se han estrechado la mano un par de veces y han posado sonrientes ante los fotógrafos.

Ya dentro de la sala Tàpies -donde Rajoy suele realizar todos sus encuentros institucionales-, el presidente del Gobierno en funciones ha regalado a Puigdemont un facsímil de la primera edición de la segunda parte de El Quijote, en la que Sancho Panza y Don Quijote van a Barcelona y pasan varios capítulos en la ciudad. 

AMBOS YA SE VIERON EN MARZO

Ambos se vieron por primera vez el pasado 22 de marzo en el Aeropuerto de El Prat, en el primer aniversario del accidente de avión de Germanwings con motivo del homenaje que organizó la asociación de afectados.

El Gobierno del PP enmarca esta entrevista en La Moncloa en la "normalidad institucional" y recuerda que se produce a petición de la Generalitat. "Escucharé a Puigdemont como a todos los presidentes de comunidades autónomas, sin orden del día fijado y como siempre abierto a escuchar", dijo hace unos días el propio Rajoy.

Esta mañana, Puigdemont ha avanzado que está dispuesto a hablar de todo, aunque eso no signifique llegar a acuerdos en todo: "Celebro que La Moncloa no ha puesto ningún veto a hablar de temas", ha manifestado, si bien también ha acusado al Gobierno del PP de llevar tres meses "sumido en la más absoluta parálisis". "Estaría bien que la política española tomara nota de la política catalana", ha recalcado.