Caso Nóos

Camps ataca a la Abogacía del Estado: “Ustedes deben controlar que se hacen bien las cosas”

El expresidente valenciano sostiene que desconocía que Urdangarin estaba detrás de Nóos, a la que se pagó 3,2 millones de euros.

Francisco Camps durante su declaración como testigo en el juicio de Nóos

Francisco Camps durante su declaración como testigo en el juicio de Nóos Efe

El ex presidente valenciano, Francisco Camps, se ha desentendido de Nóos y de Iñaki Urdangarin. Las administraciones valencianas pagaron al instituto presidido por el yerno de Juan Carlos I 3,2 millones de euros por organizar unos foros, conocidos como Valencia Summit, y por organizar los actos preparatorios para la candidatura de Valencia a lo Juegos Olímpicos Europeos.

“No sabía que Urdangarin formaba parte del Instituto Nóos”, explicó en su declaración en calidad de testigo en el juicio por el 'caso Nóos' que se celebra en la Audiencia Provincial de Baleares. “Barberá en algún momento me habló en algún acto institucional que había posibilidad de continuar con la inercia de la promoción de la ciudad. No recuerdo la fecha”, añadió.

Asimismo, el ex presidente negó que mantuviera ninguna reunión con Urdangarin y Barberá en el Palacio de la Zarzuela, encuentro que fue narrado en la fase de instrucción por el socio del cuñado de Felipe VI, Diego Torres, peo que en el juicio ha sido desmentido por todos los supuestos asistentes de tal reunión. Es más, Camps aseguró que “nunca” se ha reunido con los socios del Instituto Nóos.

“Confío en ustedes”

Camps mantuvo durante todo el interrogatorio que él no dio ninguna instrucción sobre el Valencia Summit pero para controlar la legalidad de esos contratos estaba la Abogacía del Estado de la Generalitat, que precisamente se encuentra en el juicio como acusación, algo por lo que Camps mostró su sorpresa. “Eran sus compañeros quienes debían velar por la legalidad. Para eso están ustedes, para darles a los políticos la fiabilidad de que las cosas se están haciendo bien. Confío en ustedes", espetó al abogado que representa a la Generalitat valenciana.

La presidenta del tribunal ha tenido que cortar en varias ocasiones al ex dirigente 'popular', quien intentó defender las bondades de su gestión al frente del Gobierno regional. “No estamos aquí para valorar sus gestiones políticas ni la de otros”, advirtió la magistrada Samantha Romero.

Respecto de los Juegos Europeos, por lo que Nóos se llevó 340.000 euros, Camps explicó que si la candidatura de Valencia nunca se llegó a presentar fue por “lealtad y patriotismo a Madrid, que quería volver a intentar” presentarse a los Juegos Olímpicos. Es más, él tuvo noticias de que el Instituto Nóos estaba detrás de ello cuando ya se iba a cerrar el contrato.

Esta versión no es la que dio ayer el actual eurodiputado y ex consejero valenciano, Esteban Gonález Pons, quien sostuvo que si Valencia finalmente no se presentó a la candidatura de los Juegos Europeos es porque Urdangarin y Torres no hicieron su trabajo. Cobraron el dinero y no presentaron ni un sólo papel, según éste.