Cruce de vetos

Rivera forzará que Rajoy y Sánchez se sienten a negociar

C´s cree que podrían llegar a un acuerdo de fuerzas constitucionalistas si el PP no impone al presidente

Albert Rivera, en su rueda de prensa sorpresa de este lunes.

Albert Rivera, en su rueda de prensa sorpresa de este lunes.

Por Ciudadanos no quedará. Albert Rivera está dispuesto a tomar la iniciativa en las negociaciones si Mariano Rajoy o Pedro Sánchez dejan pasar los días y no intentan cerrar, al menos, una reunión entre fuerzas constitucionalistas. Cerrada ya la vía de negociación con Podemos, desde el equipo del líder naranja aseguran que están dispuestos a "levantar el teléfono" para sentar en la misma mesa a PP y PSOE y explorar la única vía que queda por rastrear para salvar a España de unas nuevas elecciones.

En Ciudadanos están convencidos de que "hay una base sólida" para que PSOE, Ciudadanos y PP pudieran alcanzar un acuerdo de Gobierno antes de disolver las Cortes. Los tres partidos defienden la unidad de España; firmarían una reforma Constitucional y abordarían nuevas medidas de regeneración política. El único escollo que habría en esa hipotética negociación es quién lideraría ese Ejecutivo en coalición. "Si dejamos para el final el nombre del presidente del Gobierno y ponemos en un papel todas las reformas que estamos dispuestos a asumir, habría acuerdo", creen en C's. Sin embargo, el PP no está dispuesto a sentarse en una mesa dejando para el final el nombre de quién debería presidirlo. "Quien ganó las elecciones fue Mariano Rajoy y es él quien debe liderarlo. El nombre del presidente lo eligieron los siete millones de votantes que depositaron su confianza en el PP", justifican en Génova.

El vicesecretario de Comunicación del partido conservador, Pablo Casado, decía este lunes después del Comité de Dirección que Mariano Rajoy está dispuesto a negociar con PSOE y Ciudadanos. La culpa de que esa reunión a tres no se produzca la tiene, a juicio de los conservadores, Pedro Sánchez, que es quien impuso el veto a su partido para cualquier tipo de negociación. Sin embargo, desde Ciudadanos creen que la parálisis de Rajoy responde únicamente a un temor: "Si nos sentamos, quizá nos demos cuenta de que tenemos muchas más cosas en común de lo que nos imaginábamos y que ese acuerdo sí es posible".

Negociar sobre el pacto de El Abrazo

Para empezar a negociar, el PP pide que se haga en una hoja en blanco. Desde Ciudadanos, sin embargo, blindan el Pacto de El Abrazo que firmaron con los socialistas y piden a los conservadores que ésa sea la base de cualquier negociación. "Se pueden añadir diez, veinte, treinta medidas. Se puede quitar alguna, se pueden enmendar otras", añaden. De hecho, desde el equipo de Rivera alaban alguna de las últimas medidas que el PP ha propuesto, como la racionalización de los horarios laborales para que las jornadas laborales terminen a las seis de la tarde. "Es una medida que estaríamos encantados de incluir".

El PP vive inmerso en el dilema de qué hacer en los quince días que quedan para alcanzar algún acuerdo. En unsector están los que piensan que Mariano Rajoy debería retomar la iniciativa, para que los ciudadanos no le culpen de la disolución de las Cortes. "Le dijo que no al Rey; dijo que haría algo si Sánchez fracasa, y ya ha fracasado. ¿A qué espera? Si el PSOE no quiere negociar, que digan que no. Pero debemos obligarles a que lo digan", reflexionan. En el lado opuesto están los que se escudan en el veto que impusieron los socialistas al PP como condición inviolable para formar gobierno. "El PSOE es el que ha liderado el bloque antiRajoy con los demás partidos con representación parlamentaria. Si ahora ha fracasado, pues a elecciones", matizan.

A por las terceras elecciones

Mientras Rivera tendía la mano a izquierda y derecha para intentarlo por última vez, Rafael Hernando, el portavoz conservador en el Congreso, le llamaba "pesado" por pedir a su partido que proponga una reunión a tres. Al PP no le ha gustado ni el tono ni las formas con las que el líder de C´s ha pedido la comparecencia de Mariano Rajoy en la Cámara Baja para dar las explicaciones pertinentes sobre los llamados papeles de Panamá. "Está obsesionado con Mariano Rajoy, y no se da cuenta de que fue él quien ganó las elecciones. Si las previsiones no fallan, volverá a ganar el 26J. Será las terceras elecciones que gane", apuntan en el partido conservador. La fecha límite para cerrar algún acuerdo es el 25-26 de abril. Si hasta esa fecha no lo consiguen, la disolución de las Cortes se anunciaría el 2 de mayo.