INVESTIDURA

Por qué Ciudadanos no aceptará el texto de Podemos

La política económica, el derecho a decidir y el apoyo de los nacionalistas a un gobierno de coalición son propuestas inasumibles para el partido de Albert Rivera. La regeneración, único objetivo compartido. 

Errejón, Iglesias, Montero y los demás negociadores de Podemos.

Errejón, Iglesias, Montero y los demás negociadores de Podemos.

El documento presentado por Podemos en la reunión a tres de este jueves nunca será aceptado por Ciudadanos. La política económica, el derecho a decidir en Cataluña y el apoyo de formaciones nacionalistas a un gobierno de coalición de izquierdas son puntos que incluye el texto y resultan inasumibles para el partido que lidera Albert Rivera. Tampoco parece sencillo que el PSOE pueda aceptar las veinte propuestas de Pablo Iglesias, sobre todo en materia territorial.

El propio José Manuel Villegas, número dos de Ciudadanos, adelantaba tras el encuentro con PSOE y Podemos que "vamos a estudiar esas propuestas para hacer una valoración de las mismas". Pero, eso sí, ya adelantaba que "algunas de esas propuestas distan mucho del programa de Ciudadanos y también del acuerdo entre nosotros y el PSOE". Y después concretaba que "hay aspectos difícilmente asumibles, como el incremento del gasto en 60.000 millones, que no es realista, la derogación de la Lomce, el incremento de impuestos o la aceptación del derecho a decidir". "Unas propuestas que no son mejoras ni pequeñas modificaciones de nuestro acuerdo con el PSOE, sino un acuerdo diferente", remachaba.

Cataluña, línea roja

En efecto, el texto "20 propuestas para desbloquear la situación política y posibilitar un Gobierno de cambio" presentado por los negociadores de Podemos choca frontalmente con las posiciones políticas de Ciudadanos. El principal obstáculo para que Rivera y sus correligionarios acepten este texto es, sin duda, la inclusión del derecho a decidir en Cataluña.

En concreto, el texto de Podemos apuesta por un cambio del modelo territorial en España que supone modificar por completo la Constitución del 78. "Para poder garantizar que se haga desde la plena adhesión a un proyecto común, lo anterior -una "reformulación del modelo territorial"- debe tener como correlato la aceptación del derecho a decidir en aquellas naciones que lo hayan planteado con especial intensidad. Es en ese marco, el de la reconstrucción de un proyecto común, donde queremos desarrollar un Estado plurinacional en el que todas las comunidades nacionales y culturales puedan desarrollarse en un marco igualitario y solidario sin imposiciones.

La economía, clave

Si hay algo que separa a Podemos y Ciudadanos, eso es la concepción del modelo económico que debe regir España. Y lo cierto es que entre las 20 medidas que ha presentado los negociadores del partido de los círculos hay varias que van en contra tanto del acuerdo entre PSOE y C's como de las ideas que siempre defiende el partido naranja. Así, por ejemplo, los puntos 8 (terminar con la austeridad fiscal), 9 (nueva senda de reducción del déficit) y 10 (reforma tributaria progresiva) parecen una enmienda a la totalidad de la política económica por la que apuestan Rivera y los suyos.

Además, en los primeros puntos del documento, los referidos a asuntos sociales (educación, sanidad, renta garantizada, pensiones, atención a la dependencia, vivienda y suministros e igualdad entre hombres y mujeres), Podemos apuesta claramente, en línea con su programa, por no aplicar más recortes e incrementar sobremanera el gasto público. Una política contraria a la de Ciudadanos. 

El último punto del texto de Podemos se refiere a la necesidad de "un gobierno de coalición". Según han plasmado negro sobre blanco los negociadores del partido morado, se trata de "un Gobierno de cambio" que "debe estar integrado en coalición por las distintas fuerzas progresistas que lo sustentan (PSOE, Podemos, En Comú Podem, En Marea, IU y Compromís)". Estas formaciones suman, en total, 161 diputados de los 350 que componen la Cámara. Para que un ejecutivo con estos apoyos gobierne necesita indefectiblemente el apoyo de formaciones nacionalistas como PNV o ERC. Y esa es una línea roja imposible de cruzar para Ciudadanos.

Puntos de acuerdo

Justo es decirlo, el documento de Podemos también incluye una serie de medidas centradas en la regeneración democrática que sí parecen asumibles para PSOE y Ciudadanos. Se trata de la reforma de la función pública (punto 15), un cambio del sistema electoral (16), otra legislación sobre la financiación de los partidos (17) y el endurecimiento de la prohibición de las puertas giratorias (18). En estos temas los tres partidos están más cerca y se antoja sencillo que haya acuerdos en una hipotética negociación que, sin embargo, viendo el resto del texto, parece más que complicada.