Barcelona

Colau amenaza con sanciones a las eléctricas que corten el suministro a las familias pobres

“Si no lo hacen por las buenas, lo harán por la ley”, afirma la alcaldesa de Barcelona

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en una imagen de archivo

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en una imagen de archivo Efe

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha puesto en su punto de mira a las empresas eléctricas que cortan el suministro a las familias que no pueden pagar sus facturas. Colau ha denunciado este miércoles que tanto Endesa como Gas Natural incumplen la ley catalana contra la pobreza energética, que establece que las eléctricas no pueden cortar su suministro a las familias más desfavorecidas.

“El cumplimento de la ley no es voluntario, es obligatorio y sobre todo para las empresas que tienen grandes beneficios y hacen negocio con un servicio que es un derecho fundamental”, ha afirmado Colau este miércoles. La alcaldesa ha denunciado que estas empresas no han querido avanzar en la confección de ningún nuevo protocolo y que, vista su inacción desde el pasado noviembre, ha encargado informes jurídicos para empezar a tramitar sanciones. Las multas a las eléctricas fijadas por la ley oscilan entre 10.000 y 100.000 euros. “Si no lo hacen por las buenas, lo harán por la ley”, ha afirmado. Colau también ha planteado como medida alternativa la posibilidad de que la administración deje de contratar servicios de las empresas que no respeten esta normativa.

Según Colau, entre un 7 y un 10% de los hogares de Barcelona podrían estar sufriendo situaciones de pobreza energética o bien están a punto de ver cortado su suministro. La alcaldesa de Barcelona, no obstante, ha matizado que estas cifras son aproximadas ya que esta información está en manos de las eléctricas, a las que también ha acusado de falta de transparencia. Según la ley que ha citado Colau, las compañías no pueden cortar la luz ni el agua a las familias con ingresos inferiores al 1’5% de la renta de suficiencia, una cantidad fijada en unos 8.000 euros aproximadamente.

La alcaldesa de Barcelona ha vinculado el crecimiento de este tipo de pobreza con la privatización de la energía y las elevadas tarifas que las eléctricas imponen, y ha emplazado a la Generalitat a formar un frente común para asegurar que se cumple la ley contra la pobreza energética. Esta norma precisamente llegó al Parlament gracias a una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) promovida por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), entidad que lideró Colau antes de convertirse en alcaldesa de Barcelona.

Fuentes tanto de Gas Natural como de Endesa citadas por Efe han respondido a Colau que no cortan el suministro a ningún cliente si está en situación de vulnerabilidad. “Si el cliente tiene un informe de los servicios sociales de su Ayuntamiento que certifica que es un cliente vulnerable, la compañía no ejecuta el corte de luz”, ha replicado Endesa.

Gas Natural, por su parte, ha afirmado que tiene la “voluntad y el compromiso” de seguir trabajando con el Ayuntamiento para abordar el problema de la pobreza energética.