CUENTRA ATRÁS HACIA ELECCIONES

Los sondeos y la caída de Errejón acercan a IU y Podemos para el 26-J

Alberto Garzón recuerda que los 'errejonistas' siempre han estado contra la alianza entre ambos. Debate en el partido morado. 

Alberto Garzón en un acto de IU de Madrid.

Alberto Garzón en un acto de IU de Madrid.

Una alianza electoral entre Podemos e Izquierda Unida se antoja complicada. Pero en estas semanas han ocurrido varios hechos que abonan esta posibilidad en caso de que finalmente se celebren elecciones generales el 26 de junio. Se trata de los últimos sondeos publicados, por un lado, y la pérdida de poder de Íñigo Errejón en la formación morada, por el otro. No en vano, este lunes el propio Alberto Garzón apelaba a la posible confluencia con Pablo Iglesias y recordaba que precisamente el sector errejonista del partido morado es el que siempre se ha opuesto a una coalición electoral entre ambas formaciones. 

En las últimas horas, varios medios han publicado encuestas sobre intención de voto de cara a la posible repetición de las generales. El primer sondeo de EL ESPAÑOL apunta a que IU subiría hasta un 3,6% en unas elecciones. Un incremento espectacular y mayor que el de cualquier otro partido político. Más en concreto, doblaría su resultado, dado que en los comicios del 20 de diciembre, IU-Unidad Popular obtuvo el 3,7% de los votos (923.000 sufragios) y solo dos escaños. 

Los sondeos coinciden

Casualidad o no, ese crecimiento de la formación de Alberto Garzón (3,6%) coincide casi totalmente con el descenso de voto que tendría Podemos en unas generales (3,4%) según la encuesta de este diario. De hecho, hasta el 11% de quienes votaron a Podemos el 20-D optarían ahora por votar a IU-Unidad Popular. Asimismo, las encuestas publicadas este lunes por El Mundo y La Razón también apuntan a un gran crecimiento de la candidatura de Alberto Garzón, que podría multiplicar por tres sus diputados en el Congreso -pasar de 2 a 6-, así como el descenso de Podemos. 

En ese contexto, el propio Garzón ha avivado la posibilidad de una alianza electoral una vez más. En una entrevista concedida a Eldiario.es, el líder de IU afirmaba que "lo único que puede cambiar sustancialmente el resultado de las pasadas elecciones es que haya un espacio de colaboración electoral entre nosotros y otros actores de cara al 26 de junio". Además, asegura que cuando negociaron una posible alianza antes del 20-D encontraron "diferencias" en Podemos. 

"Iglesias sí, Errejón no"

"Personas como Pablo Iglesias y Luis Alegre, yo creo honestamente que eran partidarias de algún tipo de convergencia. La posición 'errejonista' desde luego la descartaba. Es un problema político importante", afirmaba el líder de IU. Y añadía que "Íñigo Errejón y otras personas defienden legítimamente las tesis de la transversalidad, que siempre es un instrumento reformista porque se mueve dentro de los límites del capitalismo". En otras palabras, Garzón deja claro que un gran obstáculo para alcanzar un acuerdo con Podemos fue la posición, por aquel entonces dominante, de Errejón y sus afines.

Estas afirmaciones de Garzón se conocen, además, justo cuando Errejón ha perdido poder e influencia en el seno de Podemos en el contexto de la batalla interna que ha vivido la formación de los círculos en las últimas semanas. No se sabe si será posible, pero sí parece más fácil que Podemos e IU lleguen a una alianza electoral teniendo en cuenta las circunstancias del partido morado. Fuentes de IU explican a EL ESPAÑOL, en línea con las manifestaciones de Garzón, que ese acuerdo sería posible siempre y cuando "no sea una absorción, sino un reconocimiento mutuo". Algo que, por otra parte, el propio Garzón dejó claro en su entrevista con este diario: "Nunca aceptaremos la integración en Podemos". 

Para Garzón y los suyos, la renuncia a las siglas históricas de IU no es negociable. En Podemos lo saben y "son ellos los que tienen que decidir porque ellos tienen la discusión". "Nosotros tenemos predisposición a que haya una confluencia de unidad popular -admiten en IU-, aunque ahora la prioridad es la negociación para la formación de gobierno", añaden estas fuentes. 

El debate llega a las redes

No es un secreto que en Podemos hay divergencia de opiniones respecto a la necesidad de aliarse o no con IU. Sin ir más lejos, la corriente de Anticapitalistas, enemiga acérrima de los errejonistas y ahora aliada con los pablistas, reclamó esa convergencia electoral poco después de las elecciones del 20-D.

Este lunes, a raíz de la predisposición de Garzón para una alianza, el debate en Podemos se vivía en las redes sociales. Por un lado, el diputado en la Asamblea de Madrid Emilio Delgado, conocido por su afinidad a Errejón y que hace unos días dimitió de su puesto criticando al pablista Luis Alegre, respondía al líder de IU con un texto publicado en Facebook.

En ese artículo, Delgado afirma que la citada transversalidad "va de ser capaces de moverse por dentro pero también por fuera de los límites de la izquierda", arguye que el éxito electoral de Podemos es mejor que el de quienes querían "reconstruir otra vez el espacio de la izquierda" y termina con una pregunta: "¿Cuánto han hecho avanzar las posiciones de la gente corriente contra las élites quienes apostaban por repetir una y otra vez que son de izquierdas y cuánto las han hecho avanzar quienes apostamos por desbordar ese marco?".

Frente a esta opinión del errejonista Delgado, en Twitter el pablista Ramón Espinar se mostraba proclive a llegar a un acuerdo electoral con la formación que dirige Alberto Garzón. En dos tuits, abogaba por esta opción porque "coincidimos en lo sustancial" con los votantes de Unidad Popular-IU. El debate está servido.