ENTREVISTA TELEVISIVA

Las 42 negaciones del “ser humano” Rajoy en su última función con Évole

El periodista acorraló con la corrupción al presidente del Gobierno, que reconoció que él también se equivoca.

Mariano Rajoy, en un momento de su entrevista en Salvados.

Mariano Rajoy, en un momento de su entrevista en Salvados. La Sexta

- Mariano Rajoy, estoy por pedir un deseo, como quien ve pasar una estrella fugaz, porque le tengo a usted delante en carne y hueso y no le estoy viendo a través de un plasma, como le he visto en los últimos cuatro años.

- Pues pida usted un deseo, que si puedo se lo concedo. Lo que pasa es que, aunque sea presidente del Gobierno, el presidente del Gobierno puede lo que puede, que no es demasiado. Ya me gustaría poder más para hacer más cosas.

El escenario fue el Palacio de la Moncloa. El mismo día y a la misma hora que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se citaban para dar un impulso a los pactos postelectorales, Mariano Rajoy grababa la que podría ser su última función televisiva como presidente del Gobierno. “¿Cómo le gustaría que fuese recordado su mandato?”. “Pues como el de una persona que fue honesta con sus compatriotas y que fue independiente. Que pudo haberse equivocado y que tuvo que tomar decisiones difíciles, que solo miró por el interés general y procuró preservar la independencia del Gobierno. Y la preservé, créame”.

Parecía el intento a la desesperada de un político en estado crítico que se resiste a caer. Pero en su cita con La Sexta no dijo nada nuevo. Fue un más de lo mismo. El líder del PP y “don Jordi”, como el líder del PP se dirigía al periodista, conversaron durante una hora de casi todo: corrupción, los SMS de Bárcenas, Rita Barberá, Esperanza Aguirre, su futuro al frente del partido, de refugiados, de los whatsapp que no llegan al móvil del presidente, del sentido común y de Rajoy. Sobre todo de Rajoy.

“Me veo muy bien”

Jordi Évole agradeció al presidente del Gobierno en funciones su disposición a ponerse al frente de las cámaras “cuatro años después” de haber solicitado el encuentro. “¿Tan mal se ve para darme esta entrevista?”, le pregunta, sin tapujos, el periodista. “Me veo muy bien, por eso se la doy”, replica el político.

La primera parte de la función se rueda en los jardines del palacio donde reside el presidente. Casi a la misma hora que el mismo Pablo Iglesias que se hizo vicepresidente de Pedro Sánchez anunció que renunciaba al puesto por el bien de España. Rajoy reconoce ante Évole que, sobre los pactos postelectorales, “no tengo novedades”. Él, que encabeza la lista más votada, 123 escaños, sigue sin tomar la iniciativa para desbloquear la situación y parece que no piensa tomarla aún. “Mantengo la misma posición desde el 21 de diciembre: la gran coalición como en Alemania o en Austria”.

En un tono todavía pausado, el entrevistado reconoce que a él lo que le gusta “es la gran coalición”. Cree que un pacto entre PSOE y Podemos “es difícil” porque necesitarían la colaboración, “vía voto a favor o abstención de Esquerra, Convergencia, PNV, Izquierda Unida y todos grupos que conforman Podemos. Eso suma, pero convierte a España en un país ingobernable”. Pero él no se mueve ni un milímetro de su guion para facilitar un pacto antes de disolver las Cortes el 3 de mayo.

- ¿Usted va a seguir siendo presidenciable?

- Sí, no voy a dar un paso al lado. No soy Artur Mas.

El líder del PP se resiste a quitarse la venda de los ojos que no le deja ver la realidad. No se va ahora para desbloquear la situación, asegura, “porque me quedan muchas cosas por hacer”, aunque desde el 20 de diciembre no ha hecho absolutamente nada. “¿Y si le llama Francisco González, Isidrio Fainé o Ana Patricia Botín para pedirle que se eche a un lado?”. “Eso no ha pasado, ni pasa ni pasará”, afirmó ante el entrevistado, como queriéndose convencer a sí mismo de que las presiones externas e internas son solo imaginaciones de unos pocos, incluidos los medios de comunicación. “Si algo hemos preservado en este gobierno es la independencia y ser libres a la hora de tomar decisiones”. En otras palabras, el presidente hace oídos sordos a las críticas que llegan de fuera y de dentro. Hará lo que quiera cuando lo considere oportuno.

El clímax de la corrupción

La parte de la función donde Rajoy no supo disimular lo incómodo que se sentía fue el bloque de la corrupción. El clímax de la obra se rodó en el despacho del presidente. Évole y Rajoy sentados frente a frente. El líder del PP utilizó 42 veces la palabra “no” en los 10 minutos que transcurrieron desde que Évole le mostró en su tableta la portada de El Mundo del 14 de julio del 2013 (“Bárcenas guardaba silencio por el apoyo que recibía de Rajoy”) hasta que la conversación giró dramáticamente a Puigdemont.

Rajoy intentó trasladar el mensaje de que hay muchísimos más políticos honrados que irresponsables; culpó a Luis Bárcenas de gran parte de sus males y reconoció abiertamente que se equivocó, como el común de los mortales. “Los políticos también somos seres humanos y tenemos sentimientos. Hay buenos, malos y regulares, como todo en la vida. Por eso me gusta hacer juicios globales”.

Estos son los extractos literales de un diálogo, que por momentos irritó al presidente.

Jordi Évole (JE): Esta es la portada de los famosos sms que usted le envió al señor Bárcenas. ¿Esta es la portada que más daño le ha hecho esta legislatura?

Mariano Rajoy (MR): Pues no lo sé. Pero evidentemente es una portada y unos sms… yo me he arrepiento de haber mandado como es natural esos sms. Pero no se acierta siempre en la vida.

JE: Usted envió esos sms al señor Luis Bárcenas el 18 de enero del año 2013. ¿Usted sabía de la actividad presuntamente delictiva que hacía el señor Bárcenas?

MR: No. Si lo hubiera sabido no lo hubiera nombrado tesorero y si lo hubiéramos sabido durante 25 o 30 días, pues... 25 o 30 años que estuvo en el partido, ¿no? Es verdad que luego yo mande un sms desde Almería, cuando parece que se había confirmado que tenía unas cuentas en Suiza pero a partir de ahí ya se acabó cualquier tipo de relación.

JE: Eso es lo que nos extrañó. El día antes de enviar el sms apareció en toda la prensa española una información diciendo que el tesorero del PP escondía en Suiza 22 millones en el apogeo de la trama Gürtel. Lo publicó El Mundo, El País, el ABC, muchísimos medios y claro al día siguiente usted le envió el 'Luis, sé fuerte', el famoso 'Luis sé fuerte'.

MR: Sí, sí... No se acierta siempre.

(…)

JE: ¿Usted ha mentido alguna vez sobre el caso Bárcenas?

MR: Siendo consciente, no.

JE: Se lo digo porque una semana después de enviarse estos sms con Luis Bárcenas, usted atendía una entrevista de Luis del Olmo en Punto Radio. Y usted le contestaba esto a Luis del Olmo.

Audio de la entrevista (25 de enero del 2013): La última vez que ha hablado con el señor Bárcenas, ¿cuando ha sido presidente? Pues la verdad es que no me acuerdo, don Luis. No me acuerdo.

MR: Qué quiere decirme con eso…

JE: Hacía sólo una semana que usted le había enviado mensajes sms.

MR: Pero si uno no se acuerdo de una cosa, lo lógico es que diga que no se acuerda… No voy a decir otra cosa diferente.

JE: ¿De verdad que usted no se acordaba?

MR: Pues supongo que si lo dije no me acordaba, con absoluta franqueza.

(…)

JE: Ustedes mientras el señor Bárcenas guardó silencio, ¿le protegieron?

MR: No. ¿Qué quiere decir le protegieron?

JE: Bueno, pues que no se pusieron en su contra como luego sí que les hemos visto.

MR: Si es que vayamos a lo importante. El señor Bárcenas fue el tesorero del PP, fue una persona que hizo lo que todos los españoles sabemos en este momento. Los tribunales fueron tomando una serie de decisiones sobre ello, el PP lo ha apartado del PP y ahora pues estamos en nueva etapa y son los tribunales los que tienen que decidir. Yo sobre ese asunto ya he comparecido en el Congreso, he respondido a varias preguntas y varias cuestiones y no voy a estar aquí de manera continuada pues volviendo a recordar si yo lo llame un día del año 2011 o 2013 o 2014, porque las cosas ya son como son y están suficientemente explicadas si le parece.

(..)

JE: Le pregunto todo esto porque claro los ciudadanos de este país hemos visto como el presidente de mi gobierno le enviaba un sms al señor Bárcenas. Hace pocas semanas hemos sabido de un whatsapp privado de la reina Letizia al señor López Madrid, que es el yerno del constructor Villar Mir, también salpicado por escándalos de corrupción. ¿Cómo cree que se sienten los ciudadanos cuando ven a altas autoridades de este país teniendo esa actitud ante la corrupción o la presunta corrupción?

MR: Supongo que no les gustará y es lógico. Pero los ciudadanos de este país conocen también algo que es muy importante, que es que la inmensa mayoría de los ciudadanos de este país, de su clase política y de su clase empresarial, de sus sindicatos, de sus trabajadores de las diferentes fuerzas políticas pues son personas que cumplen su función con honradez. Es decir, y eso es la inmensa mayoría, pero eso no es noticia. Pero es así (…)

JE: Usted suele decir una frase que es que en el PP quién la hace la paga. Me gustaría saber quién ha dimitido por pagar con dinero las reformas de la calle Génova.

MR: El señor Bárcenas.

JE: Y ahí se acaba la cadena de responsabilidad.

MR: ¿Quién ha pagado con dinero negro las reformas de la calle Génova? si es que se han pagado con dinero negro, que a fecha de hoy yo no…

JE: Eso lo ha acreditado Hacienda y el juez Ruz

MR: Bueno eso todavía no lo han dicho los tribunales… Es igual, no voy a discutir con usted sobre ese asunto.

JE: Pero más allá del señor Bárcenas, nadie más.

MR: Bueno, era el tesorero.

JE: Y ahí se acaba la cadena de mando.

MR: Cada uno es responsable de sus propias decisiones.

JE: ¿Con que legitimidad desde el PP le pueden pedir a los ciudadanos españoles que paguen el IVA?

MR: Pues con la legitimidad que la ley dice que hay que pagar el IVA.

(...)

JE: ¿Usted no es responsable de la catarata de casos de corrupción que ha habido en el PP?

MR: Es muy difícil delimitar. El responsable de los actos de corrupción es fundamentalmente el que los comete. Yo he nombrado un gobierno, que es lo que nombro más directamente, he nombrado a la secretaria general del partido y son personas que siempre han estado a la altura de las circunstancias.

JE: ¿Qué cree que tendría que pasar con un caso de corrupción para que usted sí que asumiese la responsabilidad?

MR: Que yo lo hubiera cometido o una persona que estuviera en el gobierno nombrada por mí. Y hubiera cometido una acto de corrupción en el gobierno. Estaríamos en una situación diferente muy probablemente.

JE: O sea que usted es responsable solo de lo que hace usted mismo.

MR: Sí, es como si le pregunta al secretario general del PSOE o la presidenta de la Junta de Andalucía si es responsable de los EREs o los cursos de formación o al señor secretario general de Podemos de sus asuntos de Venezuela e Irán.(…)

JE: ¿Y la ex alcaldesa de Valencia Rita Barberá?

MR: De momento, no está investigada ni imputada por ningún juez.

JE: Pero sí lo están personas que ella sí que eligió.

MR: Sí bueno, pero ella no. Es decir, en este momento ella no es la alcaldesa de Valencia.

JE: Como me decía que usted asumiría responsabilidades cuando alguien que usted ha elegido tuviera un comportamiento negativo o corrupto.

MR: Pero es que de momento el comportamiento negativo o corrupto lo tiene que decidir el juez.