PRESIONA A PSOE y C'S

Iglesias plantea una consulta a las bases que aleja la abstención de Podemos

Propone que los militantes tengan la última palabra sobre la posición en la investidura. Los líderes del partido morado escenifican su unidad en el Consejo Ciudadano estatal que elige a Pablo Echenique como número tres. 

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

"O gobierno progresista o elecciones, pero no una abstención". Este es el mensaje que Pablo Iglesias ha enviado a sus correligionarios en el Consejo Ciudadano estatal que se celebra este sábado en Madrid. Y serán los inscritos en Podemos quienes decidan la posición del partido morado en la siguiente investidura de Pedro Sánchez. Las bases elegirán entre apoyar al candidato socialista, abstenerse para permitir que gobierne o votar en contra y, por ello, forzar unas nuevas elecciones.

Durante su intervención ante sus compañeros, el líder de Podemos se ha centrado en presionar al PSOE y Ciudadanos para que "no mantengan posiciones inmovilistas y cedan". Si las formaciones que lideran Pedro Sánchez y Albert Rivera no ceden para que haya "un gobierno de coalición de izquierdas, a la valenciana", habrá repetición de las elecciones. "Asumiremos ese escenario con la voluntad de ganar", ha añadido.

Las bases deciden

Este mensaje es, en realidad, muy parecido al que Iglesias y sus compañeros de filas están repitiendo en las últimas semanas, si bien es cierto que el líder del partido ha insistido más de lo habitual en alejarse de la asbtención. La principal novedad al respecto ha sido que el secretario general ha planteado que sean los inscritos en Podemos -un censo que ronda las 390.000 personas- quienes decidan la posición final de la formación respecto a la investidura.

Esta propuesta no es inocente y va precisamente en la línea que defiende Iglesias: si no hay coalición con el PSOE, no abstenerse y forzar elecciones. La opción de una posible abstención de Podemos que permita gobernar a Sánchez es la que defienden los más moderados de la formación, los más cercanos a Iñigo Errejón. No son pocos los motivos que apuntan a que unos nuevos comicios serían difíciles para Podemos. Sin embargo, al someter esta decisión clave a las bases, Iglesias allana el terreno para que su propuesta salga adelante, dado que parece evidente que los inscritos son menos proclives a dejar gobernar a Sánchez aliado con Albert Rivera. 

En todo caso, ahora, antes de que los inscritos tomen la palabra, toca esperar a que las negociaciones de investidura prosperen o no y en qué sentido. Si hubiera un acuerdo entre PSOE y Podemos, parece claro que las bases moradas lo aprobarían. Pero este pacto se antoja complicado teniendo en cuenta que Sánchez ha dado su palabra de honor de que no romperá con Ciudadanos. Así las cosas, todo hace indicar que la decisión que tomarán los 390.000 simpatizantes de Podemos es si su partido opta por la abstención o por las elecciones. 

El discurso de Iglesias

La alocución de Iglesias ante el Consejo Ciudadano estatal se antojaba decisiva para el futuro del partido. Para empezar, ha recordado que el 20-D Podemos consiguió "un resultado histórico y sin precedentes en Europa". Desde entonces han defendido que había tres opciones en el escenario parlamentario: la gran coalición, el gobierno de izquierdas o las nuevas elecciones. A su juicio, "el acuerdo de PSOE y C's es una de las variantes de la gran coalición". 

Si finalmente el acuerdo no fuera posible, nos veríamos ante una nueva situación electoral y deberíamos asumirlo con la voluntad de ganar las elecciones

Con el tono dialogante y conciliador de los últimos días, el secretario general de Podemos ha repetido que "es necesario ceder y llegar a acuerdos". "Por eso hemos puesto sobre la mesa una serie de cesiones", ha agregado, en referencia a su renuncia a la vicepresidencia y a los planteamientos que presentó a Pedro Sánchez para renunciar a varios asuntos de materia económica. "Si finalmente el acuerdo no fuera posible, nos veríamos ante una nueva situación electoral y deberíamos asumirlo con la voluntad de ganar las elecciones". "Hemos tendido la mano desde el principio", ha asegurado. 

En ese marco que ha descrito previamente, Iglesias ha alejado la opción de que Podemos se abstenga en una posible investidura de Pedro Sánchez merced al pacto entre PSOE y Ciudadanos. El discurso del líder del partido de los círculos ha apuntado en la dirección contraria a una abstención de última hora, que es la opción que más probable parecía en estos días.

"No nos lo hemos planteado" 

"En la ejecutiva pensamos en dos opciones: gobierno progresista o repetición de elecciones", ha afirmado. "En Podemos no se ha planteado en ningún caso la abstención frente a un programa continuista de las políticas del PP", ha añadido por si no quedaba suficientemente claro. Es decir, no se plantean la abstención. Y, de hecho, la propuesta de trasladar la decisión a los inscritos en Podemos va en el camino opuesto a una hipotética abstención que permita gobernar a Sánchez. En puridad, Iglesias solo ha retomado una idea que ya planteó en enero y que respeta los estatutos del partido.

Seremos oposición si no queda más remedio. Nosotros no nacimos para ser oposición, nacimos para gobernar y vamos a buscar los apoyos para ello

Según Iglesias, "se ha articulado una voluntad muy intensa por parte de las élites para evitar a toda costa que Podemos pueda estar en el Gobierno". Pero ha querido defender su autonomía y ha advertido que "seremos oposición si no queda más remedio". "Nosotros no nacimos para ser oposición, nacimos para gobernar y vamos a buscar los apoyos para ello". Un claro aviso a navegantes que recomiendan que el partido se abstenga primero y se ubique después en una oposición al ejecutivo. "No nacimos para ser la fuerza política de la indignación, sino para convertir la indignación en políticas públicas. Solo desde las instituciones se pueden cambiar las cosas". 

La lucha interna

En clave estrictamente interna, Iglesias se ha esforzado por negar que existan "dos Podemos, uno moderado y otro radical". A su juicio, las élites se han afanado por trasladar esa visión sobre la formación morada. "En las últimas semanas han tratado de arrinconar a Podemos, planteando que hay dos Podemos", ha dicho. Iglesias niega ese escenario y aboga por la unidad. 

"Siempre que hemos tenido problemas hemos demostrado nuestra capacidad para salir reforzados. Lo que no te mata te hace más fuertes. Crecer es difícil y tiene muchos elementos de amargura", ha expuesto a sus compañeros de filas. 

Podemos está por encima de cualquiera de nosotros; Podemos es un conjunto de dispositivos pensados para cambiar nuestro país. Nadie es imprescindible y nadie sobra

En su opinión, "Podemos es un instrumento para mejorar la vida de la gente". "Podemos está por encima de cualquiera de nosotros; Podemos es un conjunto de dispositivos pensados para cambiar nuestro país". Y, como suele decir siempre, en su partido "nadie es imprescindible y nadie sobra". Un mensaje de unidad claramente dirigido a todos sus compañeros, sí, pero en especial a Íñigo Errejón y la corriente que lidera. 

Esta misma tarde, el Consejo Ciudadano se centrará en debatir el nombramiento de Pablo Echenique como nuevo secretario de Organización. Y todo hace indicar que habrá fumata blanca, aunque no faltarán las críticas de los errejonistas. Eso sí, la imagen de esta mañana, con Iglesias flanqueado por Echenique y Errejón apunta a una tregua interna para centrarse en las negociaciones de investidura.