Educación

La 'peor' universidad de España se rebela contra el veredicto

El campus de la Universidad San Jorge critica el estudio de la Fundación BBVA y defiende su proyecto.

Alumnos, en el campus de la Universidad San Jorge de Zaragoza.

Alumnos, en el campus de la Universidad San Jorge de Zaragoza. Pool

  1. Universidad
  2. Carreras universitarias
  3. Educación
  4. Fundación BBVA
  5. Enseñanza privada
  6. Zaragoza (Ciudad)

Durante toda la mañana del último miércoles de marzo, el teléfono de los alumnos de la Universidad privada San Jorge recibía un aluvión de mensajes y whatsapp sobre la noticia. Era de lo único que se hablaba en el campus universitario de Villanueva de Gallego (Zaragoza).

Se creó durante horas un pequeño microcosmos donde la sorpresa y la indignación orbitaban en torno a la incredulidad en la Universidad San Jorge (USJ). La noticia publicada era un jarro de agua fría para todos los trabajadores, profesionales y estudiantes. No es fácil entender que el lugar donde fabricas tus sueños e incluso proyectas una carrera profesional sea catalogado como “la peor universidad de España”.

El ránking, elaborado por el IVIE (Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas) y la Fundación BBVA, detalla importantes diferencias entre las 61 universidades analizadas, 48 públicas y 13 universidades privadas. El objetivo de este estudio, en su cuarta edición, es elaborar un listado de las universidades españolas en torno a tres categorías: docencia, investigación e innovación y desarrollo.

Los indicadores que se han analizado para cada una de las categorías encontramos: la tasa de doctores por cada cien alumnos, los artículos científicos publicados y su relevancia, las tesis doctorales defendidas, el porcentaje de profesores por alumno, entre otros.

El campus de la Universidad San Jorge.

El campus de la Universidad San Jorge.

Francisco Pérez, director de Investigación del IVIE, defendió la transparencia en los datos y que la elaboración se ha hecho extrayendo datos de la estadística oficial del Ministerio de Educación. Y asegura como uno de los responsables del estudio que “el sistema de indicadores de las universidades españolas es el más completo actualmente”.

San Jorge habla de falta de rigor

“Lo primero que me han dicho mis alumnos al enterarse es que eso no es verdad”, relata Joseba Bonaut, decano de la Facultad de Comunicación de la USJ. Bonaut a EL ESPAÑOL habla con sinceridad y de manera contundente para aclarar que “hay realidades que son ajenas a un estudio” y así entiende Bonaut que lo viven sus alumnos. Explica que la Facultad que dirige fue la primera de Aragón en implantar estudios como periodismo o comunicación. "Fuimos pioneros", argumenta.

Desde la Universidad San Jorge respetan el estudio pero consideran que es necesario dar su versión. "Hay pocas facultades que hayan recorrido tanto en tan poco tiempo y siendo la universidad más pequeña de España”, detalla el Decano Bonaut. Entiende que “hay en algunas cuestiones que nos destaquemos porque tenemos pocos recursos”. Asegura que este centro no es ni mucho menos la peor de España y calificarla así “es una barbaridad”.

Los datos del U-Ranking elaborado por el IVIE y la Fundación BBVA dejan a la Universidad privada San Jorge en la última posición de las 61 universidades analizadas. El análisis sobre rendimiento docente que desglosa el estudio sitúa a la USJ en el puesto undécimo del conjunto de universidades. “Deberíamos sacar pecho”, explica Bonaut.

La docencia es uno de los pilares fundamentales para los alumnos y las familias que eligen la universidad aragonesa. En esta categoría, la USJ queda incluso por encima de la otra universidad aragonesa, la universidad pública de Zaragoza, y empata con la Universidad Complutense.

A la cola en investigación e innovación

La situación es distinta en las otras dos categorías analizadas: el rendimiento investigador y el desarrollo en innovación. En ambas queda, última y penúltima, respectivamente.

El Rector de la Universidad San Jorge, Carlos Pérez, atiende a EL ESPAÑOL para hacer su valoración del estudio publicado. El rector defiende la corta trayectoria de la USJ –11 años desde su inauguración– y explica que han intentado hablar con el IVIE pero no les ha sido posible.

“Es verdad que una universidad privada es más difícil que destaque en investigación por la dificultad de acceder a los fondos públicos”, explica Carlos Pérez. "En investigación vamos a mejorar sin duda, somos una universidad muy joven”. Actualmente la Universidad San Jorge tiene 59 doctorandos en tres programas. Fuentes de la Consejería de Universidad del Gobierno de Aragón consideraban “poco oportuno dar su opinión”.

El presupuesto en investigación y desarrollo por la Universidad San Jorge en el curso 10/11 era de 489.278 euros y en apenas cuatros años, en el curso 13/14, llegó a estar presupuestado en 1.636.494 euros, según datos aportados por la misma Universidad.

Carlos Pérez explica que después de conocer el estudio han analizado los datos y confirma que algunos están desfasados e incluso algunos no son verídicos. El rector critica y no entiende como no han corroborado ciertos datos antes de publicarlos y más aún, cuando este tipo de estudios “causa un revuelo y malestar en los alumnos y docentes, es la peor publicidad que podemos tener”.

El rector de la universidad aragonesa destaca otros indicadores que no analiza el estudio como la empleabilidad, que son más que satisfactorios para el centro según un estudio reciente del Ministerio de Educación. Se realizó una encuesta a egresados del curso 2009-2010 de Ingeniería Informática, Periodismo y Publicidad, y se detallaba que los egresados de la USJ tienen una mayor tasa de empleo, normalmente encuentran trabajo antes, trabajan más a tiempo completo y principalmente con contratos indefinidos.

Aluvión de mensajes de whatsapp

La incredulidad y el envío masivo de las noticias publicadas hicieron que alumnos y antiguos alumnos compartieran su visión y opinión sobre el estudio publicado en grupos de whatsapp y redes sociales.

Clara González Tossat es exalumna de la USJ y becaria de la Fundación Rafaeldel Pino del Instituto Cervantes en la Universidad de Harvard. Tossat explica que es consciente de que la Universidad San Jorge es una institución académica muy joven y afecta a su posición en el ránking, pero a su juicio faltan detalles importantes como el nivel salarial medio de los graduados o el número de titulados parados. No entiende cómo no se detalla la satisfacción de los estudiantes, algo quizá más subjetivo.

Acto académico en la universidad zaragozana.

Acto académico en la universidad zaragozana.

Ana Escorihuela, exalumna del grado en periodismo, considera que la formación que ha recibido es ligera en teoría pero muy completa en práctica, algo que le ha capacitado en adaptarse más rápido al mundo laboral. Escorihuela aclara que “todas mis amigas están trabajando y en lo que nos hemos especializado”. De la misma manera piensa Tatiana Gaudes, aunque considera que no deberían fiarse los alumnos de esta clasificación. Gaudes valora en EL ESPAÑOL la formación académica y el nivel de profesores, así como la relación directa entre profesores y alumnos.

“Me duele que se le califique como la peor de España porque esa afirmación esta alejada de la realidad”, cuenta David Roche, estudiante de INEF. Roche cree que “ha superado las expectativas de la mayoría de los alumnos”.