Monarquía

El alcalde de Zamora posa con la bandera republicana en el salón de plenos

La visita realizada por familiares de un brigadista sueco ha acabado en polémica por la fotografía de Francisco Guarido.

La visita realizada a Zamora por familiares de un brigadista sueco ha acabado en polémica por la fotografía que el alcalde, Francisco Guarido (IU), y su teniente de alcalde, Miguel Ángel Viñas, se realizaron junto a los turistas en el salón de plenos municipal posando con una bandera republicana.

La enseña fue un regalo que el teniente de alcalde y coordinador provincial de Izquierda Unida regaló a título particular a la familia del brigadista, según ha explicado el propio Viñas tras la polémica surgida.

La imagen de los responsables municipales la difundió el Consistorio zamorano y la portavoz del PP, Clara San Damián, aprovechó el pleno ordinario mensual para pedir explicaciones.

San Damián ha mostrado la "absoluta indignación" del Partido Popular por el "uso partidista" que hizo Izquierda Unida de la sede municipal "con la complicidad" de su socio en el gobierno local, el PSOE.

La portavoz popular ha recordado que no es la primera vez que Izquierda Unida realiza un uso partidista de la Casa Consistorial, ya que también se recibió en ella al líder de IU, Cayo Lara, y al embajador de Venezuela sin condenar la existencia de presos políticos en aquel país.

Para San Damián lo importante no es si la bandera la pagó Viñas de su propio bolsillo sino que se diera el regalo en el salón de plenos municipal porque es "la casa de todos los zamoranos" y si ese presente se hace en una recepción oficial es "un regalo oficial y una bandera republicana no puede ser el regalo oficial en un recibimiento institucional que haga el equipo de Gobierno".

En vez de ello, propuso que el alcalde regalara la Constitución Española, que es el símbolo de unidad de todos los españoles.

La portavoz municipal y senadora del PP ha trasladado lo ocurrido a los servicios jurídicos del partido por si hubiera algún tipo de responsabilidad.

El Consistorio zamorano, que difundió la imagen de los familiares y descendientes del brigadista junto al alcalde y su "número dos" en el salón de plenos municipal junto a la bandera republicana, explicó que el brigadista Conny Andersson fue amigo personal del escultor zamorano Baltasar Lobo.

También indicó que se trataba de la primera vez que llegaba una delegación tan numerosa de familiares de un brigadista, integrada por 31 personas, por lo que fueron acogidos en el Ayuntamiento "con el calor y el respeto debido por el alcalde y diversos concejales del grupo municipal de Izquierda Unida".

La polémica también se ha trasladado a las redes sociales e incluso el vicesecretario de Organización del Partido Popular, Fernando Martínez-Maillo, ha tildado de vergonzoso lo ocurrido y dice en un tuit.

El Ayuntamiento de Cervera (Lleida) declara persona non grata al Rey y la Familia Real

No ha sido el único acto contrario a la actual monarquía que ha sucedido este viernes. El Ayuntamiento de Cervera ha declarado 'persona no grata' al Rey y a la Familia Real tras aprobarse en el pleno municipal la noche de este jueves, ha el alcalde, Ramon Royes (CDC).

La moción aprobada, a propuesta de la CUP, ha contado con el voto a favor de ocho de los 13 ediles: uno de la CUP, cuatro de CDC, dos de ERC y uno de INSE, mientras que los dos concejales de MES y el de SiF se abstuvieron, y votaron en contra un concejal del PSC y otro del PP.

"Entendemos que la monarquía es una institución anacrónica, y que no tiene sentido que por nacer en una familia, una persona tenga más privilegios que otra", ha afirmado Royes.

Además, ha considerado que "la Casa Real no ha tenido una buena actitud con el proceso soberanista de Catalunya", y ha lamentado la inacción de la monarquía ante la crisis económica y en la de los refugiados, en su opinión.

Esta no es la primera moción crítica con la Casa Real que aprueba el consistorio, ya que en junio de 2014 aprobó una moción pidiendo que la princesa Leonor renunciara a su condado, y así se lo hizo saber por escrito el alcalde a la Casa Real.

La Casa del Rey contestó en diciembre afirmando que "como heredera de la Corona de España, ostenta con mucho orgullo, entre otros títulos, el de la Condesa de Cervera".