investidura

Las cuatro cesiones al PSOE que Pablo Iglesias anotó en su cuaderno

Reducir más el déficit, una reforma fiscal menos redistributiva, un menor gasto público y no derogar la reforma laboral de Zapatero.

Cesiones de Pablo Iglesias a Pedro Sánchez

Cesiones de Pablo Iglesias a Pedro Sánchez

El cuaderno de Pablo Iglesias escondía una noticia. En su reunión de este martes con Pedro Sánchez, el líder de Podemos le trasladó cuatro cesiones clave con las que pretende atraerlo a un pacto de izquierdas. Al menos así figura en las notas de su cuaderno, grabadas por Cuatro y difundidas en su informativo vespertino.

Se trata de cuatro puntos clave bajo un epígrafe recuadrado como "Cesiones que he trasladado". Se trata de la reducción del déficit a un ritmo mayor del que Podemos lleva en su programa, una reforma fiscal menos redistributiva, incrementar el gasto público en 60.000 millones en vez de en 90.000 y derogar la reforma laboral del PP, pero no la del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

Las dos medidas concretas son estas últimas. El PSOE ha considerado como imposible el aumento del gasto público prometido por Podemos en su programa, alertando de que desestabilizaría las cuentas públicas y sumiría a España en una espiral de gasto. La medida, según el PSOE ha defendido en muchas ocasiones, provocaría una gran tormenta de desconfianza en los mercados financieros y el rechazo de la Comisión Europea y el Eurogrupo, que fiscalizan las cuentas de los países del euro. 

En cuanto al déficit, la propuesta de Podemos incluye una reducción año a año, aunque España sólo cumpliría el Pacto de Estabilidad y Crecimiento en 2018, ejercicio en el que se situaría por debajo del 3%. Para 2019, Podemos prevé un 2,2%. El pacto entre el PSOE y Ciudadanos prevé cumplir un año antes, en 2017.

En cuanto a la reforma laboral, Podemos y el PSOE estarían finalmente de acuerdo en derogar la reforma laboral del PP, aunque los socialistas han titubeado al respecto y no lo explicitan de esa maner en el acuerdo con Ciudadanos. La cesión de Iglesias evitaría a Sánchez tener que enmendar la plana a José Luis Rodríguez Zapatero, autor de la última reforma, que los socialistas siempre han querido mantener. No queda en absoluto claro el marco para las relaciones laborales que querrían ambos partidos.