TRÁFICO

Mueren 13 estudiantes Erasmus en un accidente de autobús en Tarragona

Las 13 víctimas han sido identificadas. Hay cinco estudiantes graves y uno crítico. El conductor iba a ser interrogado por el juez como investigado pero ha sido ingresado en la UCI. 

Imagen del vehículo siniestrado en la AP-7.

Imagen del vehículo siniestrado en la AP-7.

  1. Accidentes de tráfico
  2. Autobuses
  3. Tráfico
  4. Tarragona
  5. Muertes
  6. Programa Erasmus
  7. Estudiantes
  8. Sucesos y Acontecimientos

Trece chicas de varias nacionalidades, en su mayoría estudiantes de Erasmus vinculadas a la Universidad de Barcelona, murieron este domingo en el accidente en la AP-7 en Freginals. De las 63 personas implicadas en el siniestro 23 están hospitalizadas en 10 centros de Catalunya, y 6 de ellas están graves y uno de los heridos se encuentra en estado crítico.

Los forenses han identificado a las 13 víctimas del accidente, a la espera de que las identidades sean confirmadas por la juez. En declaraciones este lunes a Catalunya Ràdio el conseller de Interior, Jordi Jané, ha explicado que las víctimas tienen entre 19 y 25 años, siete de ellas son italianas (identificadas como  Francesca Bonello, Elisa Valent, Lucrezia Borghi, Serena Saracino, Elisa Scarascia Mugnozza, Valentina Gallo ed Elena Maestrini), dos son de Alemania, una de Rumanía, una de Francia, una de Uzbekistán y otra de Austria.

Según ha informado la Dirección General de Protección Civil de la Generalitat, viajaban estudiantes de Perú, Bulgaria, Polonia, Irlanda, Palestina, Japón, Ucrania, República Checa, Nueva Zelanda, Reino Unido, Italia, Hungría, Alemania, Suecia, Noruega y Suiza.

Imágenes de cinco de las siete estudiantes italianas

Imágenes de cinco de las siete estudiantes italianas

El conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, achacó inicialmente a un "error humano" la causa del accidente del autobús. Jané ha explicado que el accidente se ha cobrado 13 muertos y no 14 como dijo en un primer balance horas antes. En declaraciones desde Tortosa y con datos de las 13 horas, ha dicho que en el autocar viajaban 61 personas (incluido el conductor), y dos en el vehículo que chocó con el autocar: de estas 63 personas implicadas en total, de las que han muerto 13.

El suceso se produjo sobre las 06.00 de la mañana del domingo cuando, según Jané, el conductor del autocar que viajaba hacia Barcelona ha ido aproximando hacia el arcén derecho de la autopista, ha rozado las protecciones de la misma y ha dado un "volantazo" hacia la izquierda, desplazando el vehículo hacia este lado de la vía e invadiendo el sentido contrario, donde ha chocado con otro vehículo.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, también ha incidido en el error del conductor como causa probable del siniestro: "Parecería ser que se trataría de una causa humana más que técnica", señaló.

Un conductor con 17 años de experiencia

El conductor declaró el domingo, en la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Tortosa (Tarragona), "en calidad de investigado en una causa penal". Así lo indicó el conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, que confirmó que el estado de salud del conductor del autobús era inicialmente bueno pese al impacto. Además, el conductor dio negativo en el control de drogas y alcohol que se le ha realizado, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que dada la envergadura del siniestro, se ha activado el protocolo judicial de grandes catástrofes.

El conductor no declarará finalmente este lunes como estaba previsto. El hombre ha sido ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) por una contusión pulmonar. Fue sometido a una primera inspección médica este domingo que determinó que se encontraba en buen estado para declarar, pero empezó a encontrarse peor y tras una segunda valoración médica fue ingresado en la UCI del Hospital Verge de la Cinta de Tortosa.

Se había programado que declarase a las 10:00, después de que el Juzgado de Instrucción 3 de Amposta tomara declaración el domingo a 23 víctimas del accidente que estaban ilesas o que ya habían recibido el alta médica.

El autobús pertenecía a Autocares Alejandro, de Mollet del Vallès (Barcelona). La empresa dijo que el autocar siniestrado pertenecía a un grupo de cinco vehículos de su flota que regresaban a Barcelona después de la 'cremà', y ocupaba el último lugar de la fila, por lo que los otros cuatro han proseguido su viaje y se han enterado del accidente al llegar a su lugar de destino.

Según la compañía, el conductor es un hombre con experiencia que lleva 17 años trabajando con ellos y sin ningún siniestro. Además, indicaron que el autobús cumplía todas las normas de seguridad, había pasado la ITV cuando le tocaba y era un vehículo de unos tres años de antigüedad de la marca Mercedes. También contaba con control antiderrapajes y estaba "a la última" en medidas de seguridad, ha asegurado la misma fuente.

Erasmus de varias nacionalidades

El conseller también aseguró que los fallecidos son estudiantes de Erasmus de varias universidades, especialmente de Universidad de Barcelona y de la Universidad Autónoma de Barcelona, y personas de diversas nacionalidades relacionados con éstos.

El conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, explicó que 30 de los 43 heridos del autocar en la AP-7 en Freginals (Tarragona) han sido trasladados a hospitales de la zona, mientras que los 13 ocupantes restantes han sido acogidos en el hotel SB Corona, donde se coordina el operativo y les han ofrecido atención, y también hay dos heridos de un coche que ha colisionado con el autocar.

Lo declaró a los medios desde el hotel, donde ha añadido que los heridos han sido trasladados el hospital Verge de la Cinta de Tortosa (Tarragona), el Joan XXIII de Tarragona, así como otros centros de Amposta (Tarragona), Vinarós (Valencia) y Reus (Tarragona). También se ha habilitado el tanatorio municipal de Jesús, en Tortosa, para las personas que han fallecido en el accidente.

La dirección general de Protección Civil de la Generalitat ha habilitado un teléfono de emergencias para atender las llamadas desde fuera de Cataluña relacionadas con el accidente de Freginals (Tarragona), en concreto se trata del 902 40 00 12.

"Un punto negro de accidentes"

El alcalde de Freginals (Tarragona), Josep Roncero, una de las primeras autoridades que se ha desplazado hasta el lugar, ha asegurado que "éste es un punto negro de accidentes". "Estamos consternados. Hemos sabido que las víctimas son muy jóvenes y hoy es un día muy triste ", ha afirmado Roncero.

Traslado de una de las víctimas

Traslado de una de las víctimas

Freginals es un pueblo de escasos 400 habitantes que se ha visto completamente consternado por los hechos. "Es un espectáculo completamente escalofriante ver lo que ha pasado aquí", ha asegurado Roncero, que ha afirmado que éste es un punto donde ya ha habido varios accidentes, aunque el de hoy es el más grave de los que tiene constancia. "Éste es un punto negro. Es una línea recta y siempre que ha habido accidentes se han producido en este punto", ha remachado.

El presidente catalán, Carles Puigdemont, ha decretado dos días de luto por el accidente. En declaraciones a la prensa en Tortosa (Tarragona), Puigdemont, que ha trasmitido el pésame a las familias de las víctimas y el apoyo a los heridos, ha dicho que ha decretado dos días de luto en Cataluña, a partir de este lunes.

El mundo de la política se ha solidarizado en bloque con las víctimas del suceso. A través de minutos de silencio en los distintos actos de las personalidades o mediante mensajes a través de las redes sociales, el presidente del Gobierno y hasta la Casa Real ha expresado sus condolencias a las familias.

Uno de los más graves de la década

A expensas de que se cierre el balance de víctimas, este suceso ya es uno de los más graves sucedidos en España en los que se ha visto implicado un autobús de pasajeros.

El accidente con mayor número de víctimas mortales fue el 6 de julio del 2000 cuando un autobús en el que viajaban estudiantes catalanes colisionó con un camión de transporte de ganado en la localidad soriana de Golmayo, dejando veintiocho muertos y trece heridos graves.

Además de este, los accidentes de autocar o autobús más graves desde el año 2000 son los siguientes:

-11-02-2001.- Siete muertos y doce heridos al salirse de la autovía N-VI, a la altura del término municipal de Orbigo (Avila), un autobús que viajaba hacia Madrid.

-14-11-2001.- Veinte jubilados muertos y 22 heridos al salirse de la carretera, en Villarrasa (Huelva), el autobús en el que viajaban. Las víctimas, que procedían de Barcelona y Tarragona, regresaban de una excursión hacia un hotel de Matalascañas.

-21-05-2006.- Siete personas, entre ellas un bebé de 18 meses, fallecen y 26 resultan heridas -seis en estado crítico- al salirse de la vía, en la A-1, a la altura de Pedrezuela (Madrid), su autocar. Los pasajeros, magrebíes pero vecinos de Bélgica, regresaban de pasar unos días con sus familias en Tánger.

-19-04-2008.- Nueve turistas finlandeses muertos y 38 heridos al volcar un autobús en la ciudad malagueña de Benalmádena por el adelantamiento antirreglamentario de un todoterreno, cuyo conductor tenía una tasa de alcoholemia del doble de lo permitido.

-17-08-2008.- Ocho muertos, entre ellos un niño, y 45 heridos, al derrapar el autocar en el que viajaban ciudadanos magrebíes, cuando se trasladaban desde Marruecos a Francia, en la AP-7, a la altura de Oropesa del Mar (Castellón). El accidente se produjo al reventar una de las ruedas del vehículo. Entre los fallecidos figuran dos españoles, uno de ellos, el conductor del autobús.

-08-07-13.- Mueren nueve personas y 22 resultan heridas, seis de ellas graves, al volcar un autobús de línea de la empresa CEVESA, en la N-403, en Tornadizos (Avila). El conductor, que resultó ileso y quedó en libertad provisional, fue acusado de nueve posibles delitos de homicidio imprudente, tras confesar que se había quedado dormido.

-11-09-14.- Catorce muertos y 41 heridos al caer por un terraplén un autobús en la localidad murciana de Cieza. Todos ellos formaban parte de un grupo de personas que en dos autobuses se trasladaron por la mañana a Madrid en un viaje organizado por la parroquia de la localidad de Bullas, también en Murcia, para asistir al acto religioso.