CRISIS INTERNA

Quién es quién en las tres familias de Podemos

La decisión de Pablo Iglesias de fulminar a Sergio Pascual, número tres del partido, es parte de la batalla interna que se libra entre varias facciones: 'pablistas', 'errejonistas' y anticapitalistas. 

Errejón e Iglesias en el Congreso.

Errejón e Iglesias en el Congreso.

El penúltimo capítulo en la guerra interna de Podemos ha sido la decisión de Pablo Iglesias de fulminar a Sergio Pascual, número tres del partido morado. La crisis que atraviesa la formación emergente es, en gran medida, el reflejo de la división en diferentes facciones. Las principales familias son tres: errejonistas, pablistas y anticapitalistas. 

Diversas fuentes de Podemos consultadas por EL ESPAÑOL insisten en que esta división en tres familias no responde exactamente a la realidad. Y remarcan que hay tantas almas como militantes del partido. Es cierto que en Podemos no hay compartimentos estancos, las relaciones entre unos y otros son complejas y, por ello, difíciles de encasillar.

Pero también es innegable que en el partido morado existen tres grupos de poder que, por la afinidad ideológica y personal de sus miembros, pueden diferenciarse claramente. Quienes conforman estas familias pueden reconocerse con nombres y apellidos, por más que algunos se afanen por negar la evidencia de los problemas internos. 

Errejonistas

Entre los más afines a Íñigo Errejón destacan el propio Sergio Pascual, que, de hecho, entró al partido morado porque así se lo pidió el actual número dos. Ambos amistaron en Bolivia años atrás y hasta compartieron piso. Pascual, ingeniero de formación, era la pieza del engranaje que completaba a Errejón. Ambos, desde la Secretaría Política, han ido imponiendo sus estrategias. Por ejemplo, la utilización de un discurso moderado en las pasadas elecciones generales. 

Los errejonistas.

Los errejonistas.

Además de ellos dos, en este sector siempre se ha ubicado a la propia Carolina Bescansa, cofundadora del partido y dirigente de la Secretaría de Análisis Político y Social. Ella es una de las más difíciles de clasificar, pero su afinidad con Errejón es evidente. El responsable de discurso del partido, Jorge Moruno, es otro de los apoyos incondicionales del número dos del partido.

Lo mismo que ocurre con la propia Rita Maestre, portavoz del Ayuntamiento de Madrid, así como con Clara Serra, Loreto Arenillas y Sarah Bienzobas, tres de las dimisionarias en la Comunidad de Madrid la pasada semana. Igualmente, la nueva líder de Podemos en el País Vasco, Nagua Alba, se mueve en este sector de la formación.  

Pablistas

Los pretorianos de Pablo Iglesias también resultan fácilmente identificables. En los últimos tiempos ha irrumpido con fuerza Irene Montero, jefa de Gabinete de Iglesias y portavoz adjunta en el Congreso. Junto a ella empieza a despuntar Juanma del Olmo. Y en este mismo grupo está Rafa Mayoral, uno de los diputados más mediáticos del partido que precisamente fichó a Montero tiempo atrás.

Los más cercanos a Iglesias.

Los más cercanos a Iglesias.

Entre los pablistas también resulta obligatorio incluir a Tania Sánchez y Miguel Vila, dos diputados a los que algunos culpan de los problemas acaecidos en Madrid en las últimas semanas. Ellos mantienen una estrecha relación con Luis Alegre, líder del partido en Madrid que este mismo miércoles negaba los "problemas políticos" aunque reconocía "diferencias organizativas" en Podemos.  

También cabe encuadrar en este sector a uno de los fundadores de Podemos que se vio obligado a dejar sus cargos justo hace un año, cuando perdió un pulso precisamente contra Errejón. Se trata de Juan Carlos Monedero, que siempre será un verso suelto pero que está más cerca de las tesis de su buen amigo Iglesias. 

Anticapitalistas

La corriente de Anticapitalistas, que antes era el partido Izquierda Anticapitalista, resulta fácilmente identificable. Sus principales caras visibles son el eurodiputado Miguel Urbán y la líder de la formación morada en Andalucía, Teresa Rodríguez. Ambos mantienen una gran sintonía y, de hecho, suelen publicar artículos juntos. Muy cerca de ellos están, como figuras más reconocibles, el veterano Jaime Pastor, editor de la revista Viento Sur, el propio 'Kichi' o la dirigente de Podemos en Navarra, Laura Pérez.

La corriente anticapitalista.

La corriente anticapitalista.

Este grupo representa las esencias más izquierdistas de Podemos. Ellos celebraron con alborozo el primer discurso de Iglesias en sede parlamentaria, porque el secretario general mentó el 15-M, las luchas antifranquistas o las peleas con las oligarquías económicas. En su momento, en la Asamblea Constituyente de Vista Alegre, celebrada en octubre de 2014, este sector disputó el control de Podemos a Iglesias.  

En aquella batalla los anticapitalistas contaron con un gran aliado: el líder de Podemos en Aragón, Pablo Echenique. Este último es difícil de encuadrar en una corriente concreta. De hecho, pese a sus primeras discrepancias con Iglesias, hoy los dos mantienen una excelsa relación, como el propio secretario general se encargó de recordar en su último artículo, "Defender la belleza", publicado solo unas horas antes del gran golpe de mando que supuso fulminar a Sergio Pascual.