CRISIS EN PODEMOS

'Maldita tuitoteca': cuando Sergio Pascual presumía de la "unidad total" de Podemos

En la jungla. El 'número 3' destituido en la noche del martes aseguraba hasta el día de su cese que la división era un rumor.

Sergio Pascual, destituido como secretario de Organización de Podemos.destut

Sergio Pascual, destituido como secretario de Organización de Podemos.destut Europa Press

  1. Podemos
  2. Sergio Pascual
  3. Pablo Iglesias
  4. Íñigo Errejón
  5. Twitter
  6. Redes sociales
  7. Crisis partidos
  8. Política

El secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, peso pesado de su Ejecutiva y cercano a Íñigo Errejón, ha sido destituido de forma fulminante por su "gestión deficiente" de las crisis de las agrupaciones regionales, especialmente en Madrid. Pascual estuvo ejerciendo sus funciones de comunicación hasta el último momento, manteniendo que los rumores sobre divisiones eran propagados por sus rivales. En la noche del martes se despedía de su cargo a través de Twitter, en un tono manifiestamente herido:

Pero los internautas no le han permitido olvidar que hace una semana defendía que Podemos era una "piña": "Cuanto más golpeen más firme es la pared", escribía.

La semana pasada, Sergio Pascual concedía una entrevista a Onda Cero en la que afirmaba que no había "ni una sola fisura en Podemos".  "Es muy posible que haya más de 350.000 opiniones distintas - explicaba entonces  - pero hay una unidad total de acción. Queremos cambiar las políticas económicas actuales y mantenemos la oferta del Gobierno a Pedro Sánchez".

El secretario de Organización de Podemos llegaba incluso a acusar a los medios de magnificar las 10 dimisiones en la sección madrileña del partido. "En Podemos ha habido salidas de los equipos de dirección del partido en prácticamente todas las comunidades a lo largo de estos dos años y no ha sido noticia en ningún caso", afirmaba en la entrevista. Eso llevó al programa El Objetivo de La Sexta a realizar una prueba de verificación de hemeroteca que lo desmintió tajantemente.

Pascual ha mantenido la teoría de que los rumores de división en el seno de Podemos eran difundidos por el propio PSOE para debilitarlos, conseguir que renuncien a sus "líneas rojas" y sumarles a su pacto con Ciudadanos. Defendía esta tesis en su última aparición pública en los Desayunos de TVE el martes por la mañana. Por la noche, se comunicaba su cese.

La piña que se atraganta

El infausto tuit ha sido blanco de toda clase de burlas y reproches políticos al conocerse el cese de Pascual. El cáustico humor de Twitter recordaba que la posición de 'número 3' de Podemos es especialmente peligrosa: es la que ocupó en su día Juan Carlos Monedero, que también tuvo que abandonar su cargo.