CRISIS

Pablo Iglesias afea las dimisiones de los afines a Errejón en Madrid y exige "responsabilidades"

El líder de Podemos envía una carta a los círculos y militantes para llamar a la unidad del partido. 

Errejón e Iglesias en el Congreso.

Errejón e Iglesias en el Congreso.

Pablo Iglesias acaba de publicar una carta que ha enviado a los simpatizantes de Podemos. En su misiva, el secretario general del partido emergente afea la actitud de los afines a Íñigo Errejón que dimitieron la semana pasada y les exige por ello "responsabilidades". Pero, ante todo, llama a la unidad de la formación morada ante los intentos de "sectores oligárquicos" de "acabar con Podemos". 

La carta, titulada "Defender la belleza", empieza con la tesis principal que estos días defiende Podemos: hay que crear un "gobierno a la valenciana" en coalición con el PSOE y otras formaciones de izquierda. Un ejecutivo que empujaría "la nueva transición que vive nuestro país en la dirección de la justicia social". Una vez más, Iglesias dibuja un panorama político con tres posibilidades: la gran coalición entre PP y PSOE; un gobierno de cambio y progreso; y la repetición de las elecciones.

"Atacan la unidad para desgastarnos"

A su juicio, "los sectores oligárquicos" prefieren el primero de esos escenarios posibles. Justo a partir de ese momento, Iglesias entra de lleno en los problemas internos de su partido que estallaron la pasada semana. "El objetivo de esos sectores oligárquicos es evidente: acabar con Podemos, desgastarnos al atacar aquello que nos diferencia del resto de actores: la unidad y la belleza de nuestro proyecto político", explica. 

En la historia reciente de España, jamás una fuerza política recibió tantos ataques; hasta el punto de que han hecho de la mentira y la difamación el dispositivo más frecuente para intentar hacernos daño

En opinión del secretario general de Podemos, "durante estos dos años se han utilizado muchos medios para atacarnos". "En la historia reciente de España, jamás una fuerza política recibió tantos ataques; hasta el punto de que han hecho de la mentira y la difamación el dispositivo más frecuente para intentar hacernos daño. Y sin embargo la gente nos empujó y la belleza de David resistiendo a Goliat se abrió paso en forma de remontada".

Iglesias expone que estos sectores intentan desprestigiar a Podemos. "Financiación de gobiernos extranjeros, becas black, decenas de querellas que ocupan portadas en los medios pero que cuando se archivan apenas merecen atención. Todo vale en una guerra de desgaste para instalar el relato de que Podemos y sus dirigentes son, al fin y al cabo, como los demás".

La tantas veces proclamada división interna de Podemos ha sido agitada con frecuencia en los últimos tiempos en direcciones diferentes. Cualquier debate, real o inventado, se presentaba como una ruptura letal que trataba de alejarnos de nuestros objetivos para ponernos a discutir de nosotros mismos

Esta misiva a los círculos nace, sin duda, de lo que acaeció la pasada semana. Primero Iglesias expone cómo se ha intentado erosionar a la formación que dirige merced a exageraciones de los debates internos. "La tantas veces proclamada división interna de Podemos ha sido agitada con frecuencia en los últimos tiempos en direcciones diferentes. Cualquier debate, real o inventado, se presentaba como una ruptura letal que trataba de alejarnos de nuestros objetivos para ponernos a discutir de nosotros mismos".

"Un Podemos 'dócil' y otro 'radical"

A renglón seguido, el secretario general del partido de los círculos se refiere directamente a lo acontecido la pasada semana. "Durante los últimos días, sin embargo, intentan instalar un nuevo relato para debilitarnos, según el cual existiría un Podemos 'dócil' dispuesto a rendirse y a facilitar la investidura de un Gobierno PSOE-C’s frente un Podemos 'radical", detalla. 

Las dimisiones en Madrid se produjeron en el peor momento posible y han puesto en bandeja el relato que interesa a los defensores del statu quo. No debemos volver a cometer errores como este y deberán asumirse las responsabilidades

Y en ese punto es donde aparecen las críticas veladas de Iglesias a los dimisionarios de Madrid. "En un momento histórico crucial para el futuro de nuestro país, ponen de nuevo a prueba nuestra madurez y tratan de sembrar cizaña. Por eso es crucial que todos y todas estemos a la altura y no hagamos el juego a nuestros adversarios. Las dimisiones en Madrid se produjeron en el peor momento posible y han puesto en bandeja el relato que interesa a los defensores del statu quo. No debemos volver a cometer errores como este y deberán asumirse las responsabilidades". 

"No debe haber facciones o corrientes que compitan"

"En Podemos no hay ni deberá haber corrientes ni facciones que compitan por el control de los aparatos y los recursos; pues eso nos convertiría en aquello que hemos combatido siempre: un partido más. Debemos seguir siendo una marea de voces plurales, donde se discute y debate de todo, pero sabiendo que la organización y sus órganos son instrumentos para cambiar las cosas, no campos de batalla".

"No hace falta leer a Weber y Michels para saber que toda organización padece, por definición, vicios y tendencias inevitables, pero debemos seguir demostrando que la unidad de nuestro proyecto y el compañerismo están siempre por encima de las lógicas que pudren los partidos y el alma de sus dirigentes".

"Respondamos con la belleza"

Al final de su misiva, Iglesias vuelve sobre la idea central que quiere trasladar a sus simpatizantes: la unidad para combatir los ataques a Podemos. "Hoy nuestros adversarios nos ponen a prueba al afirmar que hay dos Podemos: uno domesticado y otro radical. No se lo pongamos fácil y respondamos con la belleza y la dignidad que nos es propia", explica. "No perdamos esa belleza. Pues esa belleza, nuestro brillo en los ojos, es la fuerza de Podemos, y está por encima de la habilidad y la capacidad de cálculo de cualquiera de nosotros", apostilla.