'Preso pero libre'

El grito de González, Cifuentes y Vargas Llosa: "Leopoldo López debe quedar libre"

La presentación del libro del opositor venezolano propicia el abrazo entre figuras políticas, unidas por la "democracia" y la "libertad".

González, Cifuentes, Tintori y Vargas Llosa durante el acto

González, Cifuentes, Tintori y Vargas Llosa durante el acto

"Libertad" y "democracia". Ambas palabras se han repetido como un mantra en la presentación del libro Preso pero libre en Madrid, escrito por el opositor venezolano Leopoldo López y que ha reunido a diferentes figuras de los escenarios político y cultural. La conjura que todos ellos han abanderado, más allá de su corte o procedencia, ha sido la de apoyar a las "voces silenciadas" que "luchan por las libertades".

La sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid ha sido el escenario de abrazos inusitados entre políticos españoles. De Cristina Cifuentes a Felipe González, los aplausos de Soraya Sáenz de Santamaría al expresidente del Gobierno, la proximidad de Pedro Sánchez con la vicepresidenta del Gobierno. "Creemos en la democracia", ha clamado González, resumiendo el motivo de estas fotografías insólitas.

Cifuentes: "Traéis un grito de libertad"

Los dos carteles que este lunes colgaban de la fachada de la sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid (Puerta del Sol), presidían ahora la presentación de la obra, en el interior del edificio, sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid. "Abrimos las puertas a todas las personas que traéis un grito de libertad", ha señalado la presidenta autonómica, Cristina Cifuentes, quien ha reconocido que "la asistencia al acto ha desbordado todas las previsiones".

La líder popular ha expresado su "solidaridad con todos los presos políticos, que han pagado con una libertad su lucha por una sociedad más democrática". Sobre Leopoldo López y su familia ha destacado su "inmenso coraje": "Es escandaloso que haya presos de conciencia en un país que habla en español y piensa en español".

Felipe González: "No es soportable lo que está pasando"

"La presidenta del Gobierno me ha invitado a visitar los sótanos de esta sede, invitación que agradezco", ha afirmado Felipe González. En aquellos sótanos, y no en tiempos muy lejanos, se encontraban las celdas en las que se encarcelaba a la oposición clandestina. Con ese gancho, el expresidente del Gobierno ha lamentado la situación en la que se encuentran "los presos políticos" de Venezuela, a "catorce metros bajo tierra, sin ver la luz del sol".

"Hay muchachos en la tumba [nombre con el que se conoce a esas celdas] que todavía no han pasado por el control judicial", ha asegurado González, que ha comparado la situación que se respira en Venezuela con las de las checas de Madrid. "No es soportable lo que está pasando", ha juzgado, antes de disculparse por "no dramatizar lo que ya es dramático". 

Vargas Llosa: "López es un héroe"

El escritor Mario Vargas Llosa ha lamentado "la decadencia y ruina" en la que está cayendo Venezuela, que está "dividiéndose, enconándose por unas políticas antihistóricas": "Leopoldo López es un héroe de nuestro tiempo", ha ensalzado Vargas Llosa, que ha defendido el "optimismo" reflejado en la obra de Leopoldo López.

"Al régimen de Maduro hay que agradecerle que hayan convencido a López en una figura internacional", ha valorado, ovacionado por decenas de ciudadanos venezolanos agolpados en la sala. Pero, según su criterio, la situación del país está por cambiar: "La Venezuela de hoy día tiene los días contados". 

Lilian Tintori: "Estamos todos presos"

La esposa de Leopoldo López ha abrazado a González, Cifuentes y Vargas Llosa tras sus intervenciones. Y el público le ha abrazado a ella. "Esa cara no es la de Leopoldo; esa cara es la cara de un venezolano -ha saludado Lilian Tintori, señalando los carteles con el rostro de su marido-. Porque hoy Leopoldo no está preso solo; todos nosotros estamos presos con Leopoldo".

"Este libro recoge el alma de Leopoldo, el alma de un preso, el alma de Venezuela", ha asegurado Tintori, que ha lamentado la situación en la que se encuentran los encarcelados: "23 de ellos en grave estado de salud", ha denunciado, antes de leer unos párrafos de Preso pero libre. "Hay que recordar que esa cara se enfrentó a la Justicia, y sigue firme porque no deja de soñar ni un día", ha defendido, acompañada en el estrado por sus hijos y sus suegros.

Cifuentes-González, Soraya-Sánchez; fotos de la jornada

La presentación de la obra ha servido para reunir a líderes políticos que pocas veces se encuentran en escenarios alejados del Congreso de los Diputados. Unos asientos más allá de donde se ha sentado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se ha sentado el líder socialista Pedro Sánchez. Poca -o ninguna- conversación han mantenido en el acto. No a poca distancia, la exdiputada popular Cayetana Sáenz de Santamaría, que abandonó la formación cargando contra la gestión de Mariano Rajoy. 

El saludo entre Cristina Cifuentes y Felipe González también ha sido una de las escenas de la jornada. No es fácil encontrar a dos pesos pesados del PP y del PSOE abrazarse amistosamente. La primera, en alza dentro del partido; el segundo, ya retirado pero con voz autorizada por los barones socialistas.

Al acto también han asistido Alfonso Alondo, ministro de Sanidad; Andrea Levy, diputada del PP; Ana Palacio, exministra de Asuntos Exteriores con José María Aznar; Iñaki Anasagasti, exdiputado del PNV; o Teófila Martínez, exalcaldesa de Cádiz.

La presentación ha concluido con un clamoroso "¡Libertad, libertad!" de los opositores venezolanos reunidos en la sala y con el canto del himno nacional del país gobernado por Nicolás Maduro.