Caso del ático

Las cinco grandes sombras que acorralan a Ignacio González

Su reunión con dos comisarios para intentar frenar el caso sienta en el banquillo al ex presidente madrileño.

Anticorrupción pide la imputación de Ignacio González y Enrique Cerezo

Anticorrupción pide la imputación de Ignacio González y Enrique Cerezo

Ignacio González ha esquivado casi cinco años la investigación judicial sobre su ático en Marbella. Concretamente hasta este mismo viernes, cuando la Fiscalía Anticorrupción ha hecho público un auto que le citaba a declarar como investigado. Junto a él, la acusación pública llama también al empresario Enrique Cerezo, que según las tesis policiales pudo servir de testaferro para canalizar el pago de una comisión inmobiliaria al ex presidente de la Comunidad de Madrid. González lleva años negando cualquier irregularidad sobre su ático. Pero el tema es mucho más complejo. Estos son los puntos negros a los que tendrá que dar respuesta el hombre que gobernó con la confianza de Esperanza Aguirre la Comunidad de Madrid:

1) ¿Qué hacía González reunido con dos comisarios?

Es el hecho que ha motivado su citación; la reunión que tuvo lugar el 29 de noviembre de 2011 entre el entonces presidente de la Comunidad de Madrid y dos comisarios del Cuerpo Nacional de Policía. Tras la publicación de la grabación por parte del diario El Mundo, González aseguró que los dos mandos policiales habían intentado chantajearle en aquel encuentro. Ante el juez, los comisarios aportaron una versión completamente distinta. Tanto uno como el otro declararon que fue el propio González quien solicitó una reunión con ellos, autorizada por el entonces Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía Nacional, ya fallecido. 

La reunión se produjo cuando González tuvo conocimiento de que la policía investigaba su segunda residencia en Marbella. Ante el juez, uno de los dos comisarios presentes en el encuentro -celebrado en una conocida pastelería de la Puerta del Sol- reconoció que el responsable del PP de Madrid les pidió que intentaran frenar la investigación en su contra. 

2) ¿Por qué compró un piso bajo sospecha?

La investigación policial sobre el ático se hizo pública en 2011, cuando González llevaba casi dos años alquilando la vivienda con un contrato a nombre de su mujer, Lourdes Cavero. Sin embargo, pese a que era ya público que el propietario formal del inmueble era una sociedad pantalla en Delaware (EEUU), y aunque en Marbella existe un mercado cercano a las 20.000 viviendas libres para compra sin sospecha alguna, el cargo público y su mujer decidieron adquirir el inmueble investigado un año después (2012) y hacerlo de su propiedad. Los agentes que le investigaban trabajaban con la tesis de que González era su mismo casero, ya que él mismo se escondía tras la sociedad pantalla en Delaware. 

3) ¿Cómo consiguió el ático a bajo precio?

Las cifras no concuerdan entre lo que González abonó por su ático de lujo y lo que otros clientes sin cargo electo pagaron por el suyo en la misma zona. El ex presidente de la Comunidad de Madrid pagó por la casa 770.000 euros, un precio muy similar al que pagó su anterior propietario en 2008: 750.000 euros. 

El ático es un dúplex con tres dormitorios, tres baños, cocina, terraza de 112 metros cuadrados y calidades de lujo situado en la zona residencial de Guadalmina. En aquellas fechas, los precios en la zona rondaban el millón de euros por una vivienda similar (500 metros cuadrados en total).

4) ¿Por qué intermedió para él Enrique Cerezo?

La policía investigó durante meses el ático de González con la sospecha de que era el pago por un importante contrato público concedido al empresario Fernando Martín, imputado en la Operación Gürtel. Los investigadores analizaban si el propietario de Martinsa había utilizado sociedades de Enrique Cerezo -socio comercial en algunas operaciones- para canalizar el pago de Ignacio González por medio del ático. 

Tras la publicación de la cinta entre González y los dos comisarios, el empresario Enrique Cerezo se apresuró a desmarcarse de la operación del ático. Sin embargo al día siguiente, el diario El Mundo publicó una segunda cinta donde era el propio Cerezo quien hablaba por teléfono con uno de los comisarios sobre el asunto. El presidente del Atlético de Madrid reconoció al mismo diario que él le presentó a Ignacio Gonález al testaferro Rudy Valner, el hombre que instrumentalizó la compra del ático en Marbella. Ahora, también Cerezo tendrá que dar explicaciones ante el juez.

5) ¿Por qué denunció la Comunidad de Madrid a un comisario en nombre de González?

Tras la filtración del caso, González denunció al responsable policial que se encargaba directamente de investigarle, el entonces comisario de Marbella. Sin embargo, lejos de contratar a un abogado para iniciar una acusación formal, utilizó los servicios jurídicos de la Comunidad de Madrid para interponer la denuncia. La acusación contra el mando policíal fue abierta en 2013 y los abogados del gobierno autonómico han trabajado en el caso hasta finales de 2015, cuando el juzgado de Madrid encargado de la instrucción decidió archivar la causa y librar al mando policial de cualquier sospecha.