Acuerdo PSOE-C'S

Rajoy responde a Rivera: "El PP no será actor secundario de un sainete"

El líder de C's quiere explicar al PP el acuerdo de gobierno firmado con el PSOE y el líder del PP lo rechaza.

Rajoy y Rivera, en su último encuentro.

Rajoy y Rivera, en su último encuentro. Efe

El presidente de Ciudadanos ha solicitado formalmente al líder del PP una reunión para explicarle el acuerdo de legislatura, el Pacto de 'El abrazo', firmado con el PSOE, e intentar convencerlo para que sus 123 diputados se sumen al acuerdo de fuerzas constitucionales. Mariano Rajoy, sin embargo, tiene otros planes para sí mismo y su partido: presentarse a la sesión de investidura si Pedro Sánchez fracasa "y el rey me propone". Para que el socialista sea presidente, la respuesta del PP sigue siendo un rotundo 'no'. "El PP no será un actor secundario de un sainete, de una ceremonia de la confusión", confesó Mariano Rajoy en un foro de La Razón. 

Rivera se puso en contacto con el presidente del Gobierno en funciones por carta. "Tampoco era necesario formalizarlo con una carta. Podía descolgar el teléfono y hablar con tranquilidad", desveló el conservador, que tendió la mano para verse cuando el de Ciudadanos quiera, "pero que no me tome el pelo". 

Para el presidente del Gobierno en funciones, que ha acudido este jueves por la tarde a este foro con ocho ministros, su secretaria general y otros miembros de su partido, el cambio de estrategia del líder de Ciudadanos no conduce a ninguna parte y destacó la "fulgurante evolución ideológica" de su líder, a quien ve capaz de pactar con Podemos.

Con la reunión que promovía Rivera, el líder de C´s quería conocer de primera mano qué valoración hace el PP de las medidas que el acuerdo contiene. "¡Pero si quieren derogar las reformas que yo he hecho!", afirmó. A juicio del líder naranja, las propuestas del documento Cinco acuerdos para el consenso que el líder del PP le entregó en su última reunión están en consonancia con el contenido del acuerdo entre Ciudadanos y PSOE. 

Sin embargo, el líder del PP sigue enrocado en que quien tiene potestad para gobernar España es él, porque ganó las elecciones. Además, se extraña de que Rivera quiera ahora convencerlo para que se abstenga "si el señor Sánchez no quiere hablar con nosotros, y además ha dicho que no quiere ni el voto a favor, ni en contra ni la abstención, y que su única línea roja es que no gobierne el PP. ¿Entonces?".