Acuerdo PSOE-Ciudadanos

Las claves del acuerdo: reformar España para fortalecerla y no fracturarla

La educación, la lucha contra la desigualdad, el empleo, la unión y la regeneración política son las "cinco ambiciones" que comparten PSOE y Ciudadanos.

Rivera dice que su negociación con el PSOE va contra "lo que pretende Podemos"

Rivera dice que su negociación con el PSOE va contra "lo que pretende Podemos"

  1. Acuerdo PSOE-Ciudadanos
  2. Pactos electorales
  3. PSOE
  4. Ciudadanos

El pasado 20 de diciembre, los españoles y españolas, con su voto, nos adentraron en una nueva vía política. Sus preferencias sobre quién debe dirigir su Gobierno, sobre lo que le exigen y sobre cómo quieren que éste y el resto de las instituciones actúen, habrán de marcar una nueva etapa.

España ha expresado un profundo deseo de cambio. El mayor pluralismo de las Cámaras y la falta de mayoría clara de un solo partido, hacen que la posibilidad de formar Gobierno dependa de acuerdos entre fuerzas políticas diferentes.

Esta evidencia es tan fuerte que hoy, en España, cambio político es sinónimo de diálogo, de pacto, de acuerdo.

En ese esfuerzo se han volcado el Partido Socialista Obrero Español y Ciudadanos. Se trata de alcanzar un Acuerdo de Gobierno transversal que regenere nuestras instituciones y nuestro modelo económico a partir del consenso, la moderación y la responsabilidad.

Nuestro proyecto busca aunar a una mayoría de españoles sobre cinco ambiciones que deben estar en el corazón de cualquier programa reformista para España: la educación, la lucha contra la desigualdad y la pobreza, el empleo, la unión y la regeneración política.

Consideramos una obligación de todos los partidos el buscar puntos de encuentro y espacios de consenso para que, primando lo que nos une, podamos avanzar cuanto antes en la modernización de nuestro país.

Debemos ofrecer respuestas inmediatas a las enormes injusticias sociales que la herencia de la crisis nos ha dejado: el paro, la desigualdad, la precariedad y la pobreza.

Debemos volver a generar empleo de calidad sobre la base de un nuevo modelo de crecimiento cimentado en el conocimiento, la formación, el esfuerzo y el mérito.

Debemos apostar de verdad por la educación como fundamento de nuestro futuro y como herramienta principal en la lucha contra las desigualdades.

Debemos regenerar nuestra democracia, acabar con los privilegios y los abusos, luchar contra la corrupción y recuperar la independencia de nuestras instituciones.

Debemos mantener la solidaridad, la igualdad y la unión de todos los españoles dentro de la Unión Europea. Debemos reformar España entre todos, para fortalecerla y no fracturarla.

Para alcanzar estos objetivos no hay atajos ni fórmulas mágicas. Existen sociedades que han demostrado ser capaces de combinar economía de mercado y Estado Social, igualdad de oportunidades y seguridad para sus ciudadanos. España merece ser una de ellas.

Ha llegado la hora de poner a nuestro país por delante de los intereses de los partidos. Los españoles esperan respuestas. Nosotros, con este Acuerdo, queremos proporcionárselas y llamamos a todos a participar en él.