LUCHA POR LA REGENERACIÓN

La diputada del PP que se escribe WhatsApp con los españoles

Loreto Cascales difundió su número en las redes sociales. "Me llegan propuestas enriquecedoras". 

Así conversa Loreto Cascales con los españoles que le escriben.

Así conversa Loreto Cascales con los españoles que le escriben.

No solo los vicesecretarios Javier Maroto y Andrea Levy exigen un lavado que “se lleve a quien se lleve y caiga quien caiga”. En el Partido Popular ya hay quien ha empezado a regenerar la casa por su provincia y se ha puesto manos a la obra para recuperar el voto perdido. Y no le está yendo nada mal. La diputada Loreto Cascales decidió aproximarse tanto a sus vecinos que difundió su número de teléfono por las redes sociales para que todo aquel que tuviera dudas o quisiera aportar algo al proyecto del Partido Popular le escribiese. “Fue una locura, no pensaba que fuera a provocar tanto revuelo porque mi teléfono siempre lo ha tenido todo el pueblo. Pero me han llegado propuestas muy enriquecedoras”, cuenta, en una reciente entrevista con EL ESPAÑOL que mantuvo, en parte, por WhatsApp.

Harto de tanta corrupción a su alrededor, el presidente del PP de Alicante, José Císcar, convocó una convención con militantes y afiliados antes del 24M para escribir en un papel qué cosas había que cambiar. Se hicieron, y ahora sus representantes llevan tatuadas en el pecho aquellas promesas como la única forma posible que hay para hacer buena política. “La gente pedía que los cargos estuvieran más cerca del ciudadano porque quiere otra forma de hacer política y los que no entendamos ese mensaje nos quedaremos atrás”, advierte la diputada.

Cascales es de esa generación de nuevos políticos que luchan por devolver la dignidad a la clase política y que se avergüenza de tener compañeros que se han enriquecido con sus puestos. Atiende a este diario en un despacho prestado en la sexta planta del Congreso de los Diputados, la misma semana que se vuelve a señalar a la Comunidad Valenciana como uno de los principales nidos de corrupción del PP. “Siento vergüenza e indignación, porque a quienes más nos afecta es a nosotros, al partido, a los simpatizantes: los que nos dedicamos a la política con honradez. Siento repulsa, vergüenza, impotencia. Yo lo que pido es que se limpie el partido. No quiero una persona así a mi lado”.

Loreto Cascales, diputada del PP por Alicante.

Loreto Cascales, diputada del PP por Alicante.

Todos los altos cargos del PP de Alicante, como Loreto, son políticos de proximidad. Sus teléfonos están a disposición de todo aquel ciudadano que quiera aportar cualquier comentario, por muy soez que sea. Cascales ha recibido en dos semanas más de treinta mensajes, casi todos de gente joven. Uno, por ejemplo, llegó desde el teléfono de un chaval diabético que le preguntaba si habría alguna posibilidad de mejorar los tratamientos de enfermos como él. Otro, de un empresario especializado en energía fotovoltaica. “Me hizo una propuesta para presentar una propuesta de ley”. También le llega el típico mensaje con una reflexión sobre cómo está el PP y cómo se puede mejorar. “Es muy interesante escuchar y descubrir qué es lo que no les gusta”.

Loreto reserva las horas a final del día para contestar a todos los mensajes. Algunos, los más técnicos y que menos controla, los comenta con algún compañero de partido especializado en el tema. “Por ejemplo, un chico me preguntó un asunto sobre la selectividad que no sabía. Entonces le pregunté a mi compañero que está en la comisión de educación, y me lo explicó”.

Reconvertirse en un político con los pies en la calle es una de las reflexiones que sacaron adelante los miembros del PP de Alicante tras aquella convención con los militantes previa al 24M. Desde las elecciones municipales y autonómicas hasta el 20D, el partido consiguió subir cinco puntos en la provincia y siete en la capital. Todo un éxito hablando del Partido Popular y la Comunidad Valenciana. Para Loreto, parte del éxito reside en que “nos hemos tomado muy en serio el toque de atención del ciudadano, que quiere que su voz sea tomada en serio y quiere que le escuches”. 

Cascales frunce el ceño cuando se le pregunta por Rita Barberá, la mujer que más poder ha conservado en Valencia y que ahora, cuando la corrupción le acorrala, está escondida desde hace semanas. "Debe dar explicaciones. Si es investigada, dejar el acta inmediatamente". En la parte de entrevista que mantiene con EL ESPAÑOL por WhatsApp que el lector puede leer íntegra debajo de este párrafo, la diputada confiesa que la visita de los Reyes Magos a la exalcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, imputada por el 'caso Brugal', "no fue una buena idea". 

Foto: Dani Pozo

Foto: Dani Pozo

Otro de los compromisos que adoptaron los de Alicante es ejecutar el utópico lema 'una persona, un cargo'. Loreto y sus compañeros, tanto los del Congreso como los del Senado, renunciaron a sendas actas de concejales cuando tomaron posesión de sus actas como diputados y senadores. Una decisión que choca frontalmente con la estrategia de Ciudadanos, que ha permitido a sus diputados y senadores que también son concejales que no renuncien a sus actas en sus respectivos ayuntamientos hasta dentro de dos meses, cuando ya se habrá clarificado si se disuelven las Cortes, para que no se queden sin ninguno de los dos puestos. “Me parece un fraude”, critica la popular.

Cascales, que lleva en política local desde hace doce años, es licenciada en Filología inglesa y este año se preparó la oposición para dejar la política y poder ser profesora algún día, porque entiende que nadie puede ni debe vivir de la política toda la vida. Otra iniciativa que desde el PP de Alicante quiere elevar al Congreso Nacional del PP cuando se celebre es limitar todos los mandatos a ocho años. “Tenemos que regenerar y dignificar esta profesión”, defiende. Las listas abiertas, que un afiliado tenga derecho a votar a sus representantes, es otra de las promesas que los dirigentes conservadores de la provincia de Alicante prometieron a sus militantes. “Fueron acuerdos que están por escrito y son cosas que podemos llevar adelante”.