La denunciante denunciada

La diputada valenciana que levantó 'Taula' se siente perseguida

La Guardia Civil interrogará a Rosa Pérez, de Esquerra Unida, que investigó las irregularidades del PP.

Rosa Pérez, de Esquerra, en rueda de prensa tras conocer su citación.

Rosa Pérez, de Esquerra, en rueda de prensa tras conocer su citación. EFE

  1. Valencia
  2. Operación Taula
  3. Alfonso Rus
  4. Rita Barberá
  5. Corrupción
  6. Fiscalía Anticorrupción
  7. UCO
  8. Guardia Civil
  9. PP Valencia
  10. Partidos políticos
  11. Política

“Precio por enfrentarse a los poderosos: 5 denuncias y ahora citada a declarar como investigada en el caso #taula, para que cunda el ejemplo”. El tuit lo escribió en la noche del miércoles Rosa Pérez, la diputada de Esquerra Unida en la Diputación de Valencia que denunció y recopiló información durante meses sobre las irregularidades de la empresa pública Imelsa. El trabajo acabó en una denuncia en verano de 2014 ante la Fiscalía que fue el origen del terremoto Taula, la operación policial que el pasado mes sacudió al PP valenciano con las detenciones de dirigentes como el expresidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, y que ha dejado al partido en la ciudad en manos de una gestora (que será aprobada este viernes).

Con este tuit, Pérez daba a conocer que había recibido una llamada de la UCO de la Guardia Civil para ser interrogada en calidad de investigada en el marco de esta operación y se veía de repente involucrada en la investigación. El mensaje por las redes fue rápidamente respondido por mensajes de apoyo e incredulidad.

Junto a Pérez, la Guardia Civil ha citado a declarar a cargos del PSPV y de Compromís que integraron el consejo de administración de Imelsa -la empresa pública de la Diputación que se sitúa en el centro de una trama de supuestas mordidas a empresas-, para que declaren como investigados. Entre ellos están cargos socialistas como el jefe de gabinete de la Diputación y vicesecretario de Relaciones Institucionales, José Manuel Orengo, y el exdiputado provincial y asesor Raúl Pardos.

De Compromís han sido citados el vicepresidente tercero, Emili Altur, y el dirigente de Iniciativa, uno de los partidos que integran Compromís, Emili Mira. Según han explicado, recibieron una llamada de un número oculto informándoles de la citación, sin aportar más datos. La Guardia Civil investiga la relación de estos cargos con presuntas contrataciones irregulares de personal a cargo de Imelsa, una empresa con un alto porcentaje de contrataciones 'a dedo'.

Citaciones por teléfono

Las citaciones se han realizado por teléfono y tendrán lugar la próxima semana entre el martes y el miércoles en compañía de los abogados. La iniciativa se ha hecho al margen del juzgado que instruye el caso y de la Fiscalía Anticorrupción que investiga la causa y será después de los interrogatorios en el cuartel cuando el juez decida si citarlos como imputados en la causa o no. El Tribunal Superior de Justicia ha informado de que el juzgado no ha realizado ninguna citación nueva.

El paseíllo por el cuartel que tendrán que hacer a partir del martes los citados de estos tres partidos da un giro político a una causa que se había centrado en el PP valenciano. De momento, PSPV y Compromís (los dos partidos que gobiernan en coalición en la Comunidad Valenciana) han anunciado la renuncia “cautelar” de los investigados de sus puestos orgánicos e institucionales. Pero ni Altur (Compromís) ni Pérez (EU) dejarán el acta de diputado tras esta citación.

La indignación de Pérez

Rosa Pérez fue la diputada que denunció las irregularidades dentro de la empresa Imelsa que posteriormente, tras la incorporación de las diez horas de grabaciones realizadas durante años por Marcos Benavent (alias el yonqui del dinero), desembocó el pasado mes de enero en la macrorredada contra la corrupción del PP valenciano con decenas de detenciones e imputaciones. Este miércoles se ha mostrado muy dolida e indignada por su citación: “Es una maniobra de despiste para poner en la palestra nombres que no tocan”, ha dicho. La diputada de EU declarará ante la UCO el próximo martes.

Hace justo una semana que la diputada de EU acudió a los juzgados en calidad de denunciante para presentar un escrito de personación en la causa, según dijo, para “rematar la faena” que inició cuando llegó a la Diputación en 2011. A Pérez, tal y como ella recordó con su tuit, enfrentarse al entonces todopoderoso Rus le costó varias broncas, enfrentamientos, denuncias y oscuros episodios. Ella misma ha recordado en varias ocasiones cómo en enero de 2013 su asesor sorprendió a una diputada popular registrando su despacho. En mayo del pasado año, Rus se querelló contra ella después de trascender la famosa grabación en la que parece escucharse a Rus contando billetes.

La citación de la denunciante del caso Imelsa despertó reacciones de apoyo entre sus compañeros. “Todo mi apoyo a quien ha luchado admirablemente contra la corrupción”, decía quien fue portavoz de EU en las Cortes Valencianas y candidato a la Generalitat, Ignacio Blanco. El partido también mostró su apoyo públicamente con un comunicado en el que mostraban “sorpresa e indignación” ante la posibilidad de que pueda darse una equiparación entre la denunciante y los denunciados.

EU ha recordado que Pérez se negó de forma continuada a firmar las cuentas de Imelsa cuando era consejera y desde el momento en el que empezó a sospechar de irregularidades. La diputada deberá pasar por el cuartel para ser interrogada el próximo martes. Antes, tiene una cita con el partido este fin de semana. EU celebra un Consell Polític Nacional en plena crisis tras la dimisión de la coordinadora Marga Sanz y la creación de una gestora. En centro de los problemas están las derrotas electorales y la división interna sobre el debate de la confluencia con otras fuerzas como Podemos.