Financiación ilegal

El juez Castro estrecha el cerco de los pagos de Villar Mir a Génova

Pide al PP las entregas de dinero realizadas por el yerno del constructor para reformar la sede de Madrid.

Sede del Partido Popular en la calle Génova de Madrid.

Sede del Partido Popular en la calle Génova de Madrid.

El juez José Castro estrecha el cerco en torno a la financiación ilegal del PP a través del constructor Juan Miguel Villar Mir. El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma ha requerido a la "Presidencia del PP para que informe sobre las obras de reforma que se hayan realizado en la planta primera del edificio sede del PP sito en la calle Génova número 13 de Madrid". En este sentido solicita que le sea remitido el "proyecto arquitectónico, presupuesto, licencia de obras que se obtuviera, empresa encargada de su materialización y facturas que obren en su poder".

El magistrado ha adoptado esta decisión después de que EL ESPAÑOL revelase que Javier López Madrid, yerno de Villar Mir, sufragó con dinero negro las obras de la planta en la que se ubica la sede del PP de Madrid. Tal y como desveló este diario subordinados de Esperanza Aguirre comunicaron a la tesorería nacional del partido que habían recibido una "ayuda económica" por parte del propietario de la constructora OHL para acometer las obras de la primera planta del edificio y que, finalmente, se sufragaron con los referidos fondos opacos.

Castro pone en conexión la "ayuda" de Villar Mir al PP con el trato de favor que el Gobierno que presidía Jaume Matas le dispensó en el concurso de la mayor obra pública de la historia de Baleares. El Ejecutivo de las Islas diseñó el amaño de la licitación del hospital de Son Espases, en Mallorca, para que la ganadora fuese OHL. Esta circunstancia ya ha sido confesada por la ex consejera de Sanidad de Matas Aina Castillo, que ha relatado cómo el propio Matas le entregó un sobre con las instrucciones que debían seguir los técnicos para trucar el procedimiento administrativo.

Las consecuencias de la agenda de Granados

Por su parte, el ex presidente balear ya ha explicado a su entorno más próximo que ese sobre al que aludió Castillo lo recogió personalmente en la sede de Génova. Según Matas, le emplazó en las oficinas del PP el ex tesorero del partido Álvaro Lapuerta, que fue quien le hizo entrega de la documentación y le pidió que ayudase a OHL.

Una vez constatado el plan para favorecer a Villar Mir, Castro intenta acreditar cuál fue la contraprestación de la constructora. De ahí que no sólo haya requerido la documentación vinculada a la sede del PP de Madrid sino la conocida como "agenda de Granados". Es decir, el cuaderno incautado al ex secretario general del PP de Madrid en su domicilio por parte de la Guardia Civil.

Según los investigadores esta agenda contiene las iniciales de Javier López Madrid acompañadas de importantes pagos que la Guardia Civil atribuye a la financiación ilegal de las campañas del partido. En esta línea ha declarado ya el ex socio de Francisco Granados, David Marjaliza, que ha corroborado las sospechas de los investigadores.