LA ABSTENCIÓN EN LA INVESTIDURA DE SÁNCHEZ, INVIABLE

El PP ofrece a Pedro Sánchez y Albert Rivera que sean sus vicepresidentes

Los conservadores lanzan su estructura de Gobierno: presidente Mariano Rajoy con tres 'números 2' de PP, PSOE y Ciudadanos.

Rajoy y Pedro Sánchez, durante la última reunión mantenida entre ambos.

Rajoy y Pedro Sánchez, durante la última reunión mantenida entre ambos. Efe

El Partido Popular aún aspira a seguir en el Gobierno y, para conseguirlo, al presidente en funciones no le importaría gobernar con Pedro Sánchez o Albert Rivera como vicepresidentes. Habría una tercera vicepresidencia para alguien del PP, según el gobierno que ha esbozado este jueves el vicesecretario sectorial del PP, Javier Maroto. Los descalificativos que el socialista propinó a Mariano Rajoy en el debate a dos que mantuvieron en plena campaña electoral no serían un escollo para que el líder del PP aceptase gobernar en coalición con él. “Si hacemos caso de la hemeroteca, ninguno podríamos gobernar con nadie”, añadió Maroto para justificarlo.

Ante las dudas que han surgido sobre si el Rey propondría a Mariano Rajoy en el caso de que la investidura de Pedro Sánchez falle, Maroto se mostró totalmente convencido de que Felipe VI volverá a ofrecer esa posibilidad al líder del PP. Para justificar su intención, añade que Sánchez tampoco tenía la mayoría asegurada cuando le propuso como candidato. “El Rey no sacó la calculadora a la hora de proponer a Sánchez, y eso es un criterio acertado”, señaló.

Javier Maroto intentó frenar las voces internas que piden una abstención si PSOE y Ciudadanos llegan a un acuerdo para que no gobierne Podemos. “Un no es un no, que lo entiendan todos”, argumentó, para descartar totalmente la posibilidad de que los 122 diputados del Partido Popular puedan abstenerse en la sesión de investidura de Sánchez. Las razones, insiste Maroto, es que los militantes no lo entenderían, además de que el PP fue el partido que ganó las elecciones.

El vicesecretario también se muestra partidario de los congresos abiertos que propone Cristina Cifuentes y que “ya se hacen en el País Vasco”. De hecho, cree que es una buena fórmula para elegir en el futuro a sus representantes pero entiende que el momento aún no ha llegado. Javier Maroto también adelantó la posibilidad de que Mariano Rajoy mantenga una reunión con Pablo Iglesias para que el de Podemos le entregue sus propuestas. Sin embargo, ya dijo que no creía que pudieran compartir alguna idea.