EX DIPUTADO DEL PARTIDO POPULAR

El PP sepulta a Gómez de la Serna en un despacho en el sótano del Congreso

El exdiputado 'popular' se situará en el espacio que en la anterior legislatura se reservó para el BNG, que en ocasiones llegó a denunciar el olor a cañería.

El exdiputado del PP, Pedro Gómez de la Serna.

El exdiputado del PP, Pedro Gómez de la Serna. Efe

  1. PP Partido Popular
  2. Pedro Gómez de la Serna
  3. Corrupción
  4. Política
  5. Congreso de los Diputados
  6. BNG Bloque Nacionalista Galego
  7. Partidos políticos

El Grupo Popular ha relegado a su exdiputado Pedro Gómez de la Serna a un despacho situado en el sótano de uno de los edificios que forman parte del complejo del Congreso, concretamente el que ocupa el número 40 de la Carrera de San Jerónimo.

Gómez de la Serna, ahora en el Grupo Mixto, concurrió a las elecciones generales como número dos de la lista del PP por Segovia, pero fue apartado de la campaña electoral tras conocerse que había compatibilizado su escaño con el asesoramiento a empresas de las que había cobrado comisiones por ayudarlas a conseguir contratos públicos en el extranjero.

El reparto de los despachos que van a ocupar cada uno de los grupos parlamentarios se acordó hace un par de semanas y para cerrarlo se tuvo en cuenta el modo en que cada uno de los partidos que obtuvieron representación en las Cortes concurrieron a las elecciones del pasado 20 de diciembre.

Por eso ha sido el Grupo Popular el que ha tenido que hacer hueco tanto Gómez de la Serna como a los diputados de las dos formaciones que se presentaron en coalición con ellos con el compromiso de incorporarse después al Grupo Mixto: dos de Unión del Pueblo Navarro y uno de Foro Asturias.

OLOR A CAÑERÍAS

Fuentes parlamentarias han informado a Europa Press de que, mientras los representantes de UPN y Foro Asturias han sido ubicados en las dependencias que el Grupo Popular tiene en la séptima planta de la segunda ampliación del Congreso, Gómez de la Serna tendrá su despacho en el sótano 1 del número 40 de la Carrera de San Jerónimo.

Concretamente, se situará en el espacio que en la anterior legislatura se reservó para el Bloque Nacionalista Galego (BNG), que en ocasiones llegó a denunciar el olor a cañería que por temporadas inundaba sus dependencias.

Además, Gómez de la Serna no contará con ninguno de los nueve asistentes que tendrán los 14 parlamentarios que integran el Grupo Mixto, y sólo será portavoz en una comisión parlamentaria: la de Peticiones, que se encarga de canalizar las solicitudes sobre los más diversos temas que los ciudadanos remiten al Congreso.

Esta comisión se constituyó hace dos semanas, pero Gómez de la Serna no acudió a la reunión constitutiva. De hecho, el exdiputado del PP apenas participa de las actividades del Grupo Mixto, cuyos integrantes han mantenido varias reuniones desde que se constituyeron las Cortes el pasado 13 de enero para repartirse las portavocías y los recursos que la Cámara pone a su disposición.

Desde que el 13 de enero tomara posesión de su escaño perfeccionando así su condición de diputado y afianzando su aforamiento, no se le ha vuelto a ver por la Cámara Baja.

Gómez de la Serna juró su cargo justo un día después de que la Audiencia Nacional abriera una investigación contra él y contra el exembajador de España en la India y exparlamentario 'popular' Gustavo de Arístegui por el supuesto cobro de comisiones ilegales a cambio de trabajos de intermediación para que empresas españolas consiguieran contratos en el exterior de hasta 250 millones de euros.

NUNCA DEJÓ DE SER AFORADO

En realidad, Gómez de la Serna no había dejado de ser aforado durante el periodo en el que las Cortes estuvieron disueltas, puesto que formó parte de la Diputación Permanente en representación del Grupo Popular.

Está por ver cómo se pronuncia el Tribunal Supremo ante la apertura de la investigación a Gómez de la Serna anunciada por la Audiencia Nacional, pero, si decide avalar esa decisión, el Alto Tribunal habrá de cursar una solicitud de suplicatorio al Congreso para que se pueda despojar de su fuero al diputado.

Horas después de jurar su cargo, el diputado pidió su baja en el PP, el partido la aceptó y procedió a suspender el procedimiento disciplinario que le había abierto en diciembre cuando estalló el escándalo de las comisiones.