FINANCIACIÓN ILEGAL DEL PP

Cospedal ataca a Aguirre por mantener en Génova a Beltrán Gutiérrez

La secretaria general del PP admite que le disgustó que Esperanza Aguirre "contratara" a Beltrán Gutiérrez Moliner: "Si yo lo ceso como gerente...se puede usted imaginar".

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. Efe

  1. Corrupción
  2. PP Partido Popular
  3. María Dolores de Cospedal
  4. Esperanza Aguirre
  5. Operación Púnica

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha admitido este jueves que le disgustó que el PP de Madrid, presidido por Esperanza Aguirre, "contratara" a Beltrán Gutiérrez Moliner como gerente de esa formación después de que fuese cesado en el PP nacional y, a la pregunta de si se sintió molesta porque así se hiciera, ha contestado: "Si yo lo ceso como gerente...se puede usted imaginar".

Cospedal lo ha manifestado así en una entrevista en el programa El Cascabel de 13 TV, y en relación con las reacciones que ha causado que el juez del caso Púnica, Eloy Velasco, haya ordenado cinco registros para investigar posibles pagos del empresario Javier López Madrid -consejero de OHL y yerno de Juan Miguel Villar Mir- al PP madrileño.

Entre estos registros se encuentra el del despacho del exgerente del PP de Madrid Beltrán Gutiérrez Moliner en la sede de los populares en la calle Génova, donde, según ha informado Cospedal, la Policía estuvo el jueves por la mañana inspeccionando y del que, según confirmó, ha sido requisado la copia del disco duro de su ordenador.

"Yo en las casualidades ya no creo", ha respondido la 'número dos' del PP al ser preguntada si era "casualidad" que este registro se produjera un día antes del encuentro entre los líderes del PP y del PSOE, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, para dialogar sobre la gobernabilidad de España y de la comparecencia de la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, en la Asamblea regional para abordar el caso Púnica.

Agravio comparativo al PP

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, afirmó este jueves que el partido "no va a consentir de ninguna manera" que se diga que está inhabilitado para gobernar por la corrupción y exigió a los que sostienen ese argumento que "miren en su propia casa".

"Hay un tratamiento claramente diferenciado en estos temas y mucha gente que tiene mucho interés en aprovechar la situación de incertidumbre política para que una alianza, nada más y nada menos que de ocho partidos, desbanque al PP y eso es tremendo", ha señalado la secretaria general de los populares.

Se mostrado además "sorprendida" de que se haya conocido a través de los medios de comunicación una investigación -la de la Operación Púnica- cuyas diligencias tienen "carácter secreto" y tras exigir que se depuren responsabilidades "lo antes posible", ha reclamado "la misma vara de medir" para todos los partidos relacionados en la trama y que sean los jueces los que juzguen y no los "juicios paralelos".

Sobre Rita Barberá

En cuanto a los casos de corrupción que han salpicado en los últimos días a Rita Barberá, ha afirmado tajante que no ha solicitado a la exalcaldesa de Valencia que deje su escaño de senadora y que "cree" en su presunción de inocencia y en su derecho a la defensa de los hechos de los que se le atribuyen.

También ha dicho que es "mentira" que el PP esté "blindando" a Barberá por ser senadora y que la condición de aforada que le otorga ese cargo no le exime de dar cuenta ante los tribunales.

"A veces parece que algunos hasta que no vean que determinada persona se muere de un infarto no van a parar", ha indicado Cospedal y ha lamentado que en ocasiones "los acosos" que sufren miembros destacados del PP "son brutales".