ENCUENTRO ENTRE LOS DOS LÍDERES

Rajoy y Rivera, juntos contra Pedro Sánchez: el referéndum deberá ir por escrito

PP, Ciudadanos y PSOE coinciden en negociar con la Comisión Europea la flexibilización del déficit para España en 2016.

Mariano Rajoy y Albert Rivera a su llegada a la reunión que han mantenido en el Congreso.

Mariano Rajoy y Albert Rivera a su llegada a la reunión que han mantenido en el Congreso. Efe

Mariano Rajoy y Albert Rivera reman juntos por la unidad de España. El presidente del Gobierno en funciones y el líder de Ciudadanos han tenido una reunión “cordial”, a juicio de los dos, durante más de hora y media, en la que se han intercambiado sendos documentos con los que pretenden llegar a un acuerdo para dar estabilidad a la legislatura. Tanto el líder del PP como el de Ciudadanos han fijado un frente común contra el líder socialista, Pedro Sánchez, que busca apoyos con los que acudir a su sesión de investidura. Rivera exigirá por escrito al socialista que “no habrá referéndum” en Cataluña, como pide Podemos. Una posición, la de la formación naranja, que se alinea a la que defiende el líder de los conservadores.

Con esta premisa encima de la mesa, a Pedro Sánchez se le complica un poco más el camino hacia la Moncloa. En un lado, Podemos y sus 69 diputados han creado hasta un ministerio de Plurinacionalidad para abordar este peliagudo tema. Por otro, los partidos constitucionalistas se alinean para hacer frente común al secesionismo catalán. “La soberanía nacional reside y residirá en el pueblo español”, recalcó Mariano Rajoy tras su reunión con Rivera, que destacó la importancia de que los “tres partidos” -PP, PSOE y Ciudadanos- defienden la unidad de España.

Rivera, el primero en comparecer tras la reunión con el jefe del Ejecutivo en funciones, escenificó la imagen de hombre de Estado que modera entre Sánchez y Rajoy, que se verán por primera vez desde el 23 de diciembre mañana viernes. El presidente de Ciudadanos apeló una y otra vez al sentido de Estado y pidió a Mariano Rajoy que negocie con la Comisión Europea una flexibilización del objetivo de déficit para España, que en 2016 está fijado en el 2,8%. “Eso ya lo hice yo”, añadió después el líder del PP, y mantuvo la mano abierta en todo momento al diálogo.

En un intento de destensar la cuerda, Mariano Rajoy envió este jueves a Pedro Sánchez el documento que el PP ofreció a Albert Rivera para sentarse a apuntalar los grandes temas que, a su juicio, deben defender en el Parlamento durante esta legislatura. “Uno debe tratar al otro como le gustaría que le trataran a él”, reconoció el líder del PP, apenado porque se enterase de la oferta del PSOE por los medios de comunicación.

Los pactos que el PP ha propuesto a Ciudadanos, los mismos que hablará mañana con el PSOE, son cinco: un pacto por el crecimiento y el empleo (“hay que asegurar la consolidación de la recuperación económica”); cumplir con la senda de estabilidad presupuestaria acordada con la UE, haciendo uso de la flexibilidad que permite la normativa europea; un pacto social “para reforzar los pilares y las políticas del Estado que lo garantizan”; un pacto por la educación y para el fortalecimiento institucional.

Rajoy acudirá este viernes por la tarde a la cita con Sánchez sin saber muy bien qué le pedirá el socialista. “Yo sé a lo que vengo yo, a explicarle este documento, pero no sé qué me va a pedir”, reconoció. Tanto PP como Ciudadanos han quedado en hablar la semana que viene, después de que la Mesa del Congreso fije la sesión de la investidura de Pedro Sánchez, para continuar trabajando y concretando estas propuestas. Las únicas, a juicio de Rajoy, “que devolverían la estabilidad a España. La otra opción es un gobierno radical formado por el PSOE, Podemos y las fuerzas independentistas”.