Valencia

Procesan a un diputado del PP valenciano por prevaricación y malversación

La jueza ha emitido un auto de preparación de juicio oral pese al aforamiento de Óscar Clavell, sucesor de Isabel Bonig en el Ayuntamiento de La Vall d’Uixó.

Óscar Clavell

Óscar Clavell E. E.

  1. Valencia
  2. Corrupción
  3. PP Valencia
  4. PP Partido Popular
  5. Castellón (Provincia)
  6. Malversación de fondos
  7. Prevaricación
  8. Aforamiento
  9. Justicia
  10. Política

Un juzgado de Nules (Castellón) ha emitido un auto de procesamiento contra el exalcalde de La Vall d’Uixó, Óscar Clavell. Ocupó el sillón de la alcaldía en sustitución de Isabel Bonig,  la actual presidenta del PP valenciano, cuando fue llamada por Francisco Camps en 2011 para formar parte de su gobierno.

Clavell, actualmente diputado, estaba imputado en una causa abierta por prevaricación y malversación desde junio de 2014 (a raíz de una denuncia de la Fiscalía de Castellón) y fue incluido en las listas para el Congreso como número 2 por Castellón con la investigación aún abierta. Ahora, una jueza ha emitido un auto de procesamiento sin tener en cuenta la nueva su aforamiento. Así que el caso deberá ser derivado al Tribunal Supremo, que es quien tiene la potestad para actuar contra el diputado y decidir sobre su procesamiento.

Clavell estaba siendo investigado por autorizar con su firma el pago de 12 facturas por importe de 706.789 euros a la adjudicataria del servicio de limpieza viaria y transporte de basuras (Secopsa) a pesar de la existencia de informes técnicos contrarios. El exalcalde autorizó estos pagos no cuando era regidor, sino como alcalde accidental en fechas navideñas entre diciembre de 2010 y enero de 2011 en ausencia de Isabel Bonig.

No escuchó los informes técnicos

El fiscal concluyó en su denuncia que este pago fue la culminación de un proceso en el que Clavell “desoyó” los informes técnicos, les presionó para que validaran las facturas e incluso validó “personalmente” aquellas que no habían sido conformadas por no haberse prestado los servicios o realizarlos de forma defectuosa. Tras estas validaciones, el ahora diputado “aprobó y ordenó el pago de forma totalmente arbitrara”, sostuvo el fiscal.

La oposición el ayuntamiento decidió llevar las supuestas irregularidades a la fiscalía. El servicio de recogida de basuras lo realizaba una empresa municipal hasta que Bonig accedió a la alcaldía, lo privatizó y lo adjudicó a Secopsa en 2009.

Tras ser denunciado por la fiscalía, Clavell (que no revalidó la alcaldía en las pasadas elecciones) aseguró que firmó el pago de las facturas  para evitar “un mal mayor” que era, según dijo, la convocatoria de una huelga porque con el pago de esa cantidad se podría hacer frente al pago de las nóminas de los trabajadores.

Clavell declaró en septiembre de 2014 y desde entonces se habían conocido pocos más pasos del juzgado. Hasta ahora. La jueza ha dictado un auto de procesamiento con fecha de 1 de febrero de este año en el que abre el proceso para iniciar juicio oral al estimar que los hechos pueden ser constitutivos de un delito de prevaricación, malversación, fraude y exacciones ilegales atribuidos al exalcalde popular.

El auto se emite sin tener en cuenta que el procesado cuenta con aforamiento, así que la causa deberá ser remitida al Tribunal Supremo.

Los partidos de la oposición denunciaron públicamente en campaña electoral que el PP había metido en sus listas al Congreso a una persona imputada.