Exaltación del terrorismo

Piden prisión incondicional para los dos titiriteros que ensalzaron a ETA

Se tuvo en cuenta la gravedad del hecho en una representación para niños y el hecho de que no es la primera vez que representaban la obra.

  1. Exaltación del terrorismo
  2. Manuela Carmena
  3. Madrid
  4. Fiscalía
  5. Ayuntamiento de Madrid
  6. ETA
  7. Niños
  8. Terrorismo
  9. Detenciones
  10. Teatro
  11. Carnavales

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido este sábado el ingreso en prisión preventiva para los dos titiriteros detenidos en Madrid por ensalzar a ETA ante la gravedad del hecho, al estar la obra dirigida a niños, y por reiteración delictiva, al no ser la primera vez que la representaban.

Por esos motivos, la Fiscalía que dirige Javier Zaragoza ha pedido al juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno que ambos jóvenes -Raúl G.P., de 34 años, y Alfonso L.F., de 29- vayan a prisión, han informado a Efe fuentes jurídicas.

La Fiscalía ha tenido además en cuenta la última reforma del Código Penal que agravó las penas por enaltecimiento del terrorismo, que ha pasado de estar castigado con hasta dos años de prisión a una pena máxima de cuatro años y seis meses de cárcel.

Los dos detenidos han sido trasladados este sábado a la Audiencia Nacional tras pasar la noche en dependencias de la Brigada Provincial de Información de la Policía en Moratalaz.

Alarma entre los padres de los niños

El incidente tuvo lugar sobre las 17:00 horas de ayer en la plaza del Canal de Isabel II, en el distrito de Tetuán, donde se estaba representando un espectáculo infantil de títeres programado por el Ayuntamiento de Madrid con motivo de los Carnavales.

En el espectáculo se representaron escenas en las que un personaje acuchillaba a una monja, ahorcaba a un juez y pegaba a un policía y a una embarazada, lo que alertó a los padres de los niños que asistían a la representación, y que llamaron a la Policía.

En una de las últimas escenas del espectáculo, uno de los muñecos portaba una pequeña pancarta, en la que podía leerse "Gora ALKA-ETA", lo que podría ser constitutivo de un delito de enaltecimiento del terrorismo