IU

Garzón acaba con Lara en la guerra por el control de IU

Cayo Lara exigía a tres diputados de la formación que se presentaron con Podemos el 20-D que se unieran a los dos de IU para tener grupo propio en el Congreso. Garzón calificó de "irresponsabilidad" esta petición.

Alberto Garzón y Cayo Lara, en una imagen de archivo.

Alberto Garzón y Cayo Lara, en una imagen de archivo. Efe

  1. IU
  2. Alberto Garzón
  3. Cayo Lara
  4. Congreso de los Diputados
  5. Partidos políticos
  6. Política

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, se ha visto forzado este sábado a suavizar el órdago que había lanzado a los tres diputados de la organización que forman parte del grupo de Podemos en el Congreso como miembros de las candidaturas de convergencia de Cataluña y Galicia y no ha sometido a votación del Consejo Político Federal la exigencia de que se sumaran a Alberto Garzón y Sol Sánchez para formar grupo propio.

En su informe político, Lara había requerido a estos tres diputados -Yolanda Díaz, Joan Mena y Félix Álvarez- a que dejaran el grupo de Pablo Iglesias en el Congreso, rompiendo con las confluencias de En Marea y En Comú, y se prestaran a facilitar que IU tuviera grupo propio, para lo que aseguró que ya contaba con el compromiso de PSOE y Ciudadanos.

Sin embargo, esta exigencia se ha encontrado con una fuerte oposición dentro del Consejo Político, incluida la del diputado y candidato en las elecciones generales, Alberto Garzón, quien ha acusado a Cayo Lara de cometer "una grave irresponsabilidad política".

Finalmente, Cayo Lara ha retirado este apartado del texto que ha sido votado y el Consejo Político se ha limitado a aprobar una resolución genérica con el objetivo de seguir intentando formar grupo parlamentario: "Pedir a las organizaciones de Galicia y Cataluña que agoten todas las posibilidades para alcanzar el grupo parlamentario hasta el último momento".

Ventajas de tener grupo propio

Si IU tuviera grupo propio, sumando los tres disputados adscritos a Podemos con Garzón y Sol Sánchez, que están ahora en el Mixto, podrían aprobar un plan de viabilidad económica menos drástico que el que está sobre la mesa, tal como ha dicho Lara, ya que, para empezar, recibirían dos millones de euros en concepto de devolución del buzoneo electoral.

Según ha explicado el coordinador, después de una semana de intensas conversaciones, han conseguido el compromiso de Ciudadanos y del PSOE para sacar adelante esta posibilidad, el PP no ha respondido a la propuesta y esperan que Podemos no se oponga. Sobre el papel, el plan previsto es el recorte del 60% de los empleados (despedirían a 13 empleados de 22 en plantilla), han confirmado fuentes del área de Finanzas.