Pactos tras el 20D

Los negociadores de C's exigen al PSOE que no suba los impuestos

El partido de Albert Rivera rechaza también ante el equipo de Sánchez un aumento descontrolado del gasto público y no pone sobre la mesa el contrato único.

Rivera y Sánchez en su última reunión en el Congreso

Rivera y Sánchez en su última reunión en el Congreso

El equipo de negociadores de Ciudadanos ha comunicado este viernes al del PSOE que no aceptará nuevas subidas de impuestos para quienes actualmente cumplen con sus obligaciones fiscales y que rechaza un aumento del gasto público que desemboque en inestabilidad presupuestaria. Esta fue la principal línea roja exhibida por el partido de Albert Rivera en la primera reunión de los equipos negociadores que se ha iniciado esta tarde en el Congreso.

Ciudadanos no puso sobre la mesa el famoso contrato único que Luis Garicano defendió durante la campaña. En su lugar, propuso un plan de lucha contra la precariedad local que permita “generalizar la contratación estable e indefinida”.

El equipo de negociadores que dirige Juan Carlos Girauta planteó también un pacto nacional por la educación que incluya la universalización de la educación de 0 a 3 años, la implantación del sistema MIR para profesores, un cambio del modelo curricular, y una reforma del sistema de gobernanza de las universidades públicas para permitir la modernización “de las que lo deseen”.

Ciudadanos también puso sobre la mesa una reforma de la ley de partidos políticos para incrementar la democracia interna de las formaciones, una reforma de la ley electoral que mejore la proporcionalidad del sistema y un compromiso de limpiar de imputados sus listas y cargos públicos.

Despolitización de la Justicia

Una de las medidas clave planteadas por el partido de Rivera es la despolitización de la Justicia y de sus órganos de gobiernos y la eliminación de todos los privilegios de los representantes políticos (fin de los aforamientos, los suplicatorios, creación de un régimen sancionador efectivo con las incompatibilidades y prohibición de indultos relacionados con la corrupción).

Las propuestas de Ciudadanos recogen algunas de sus promesas de campaña, como la reforma constitucional para cerrar el actual modelo territorial de España que incluye la eliminación del Senado, de las diputaciones provinciales y la fusión de municipios. Estas medidas contribuirán a la reducción del despilfarro de recursos públicos.

Un capítulo importante para la formación naranja es la lucha contra el fraude fiscal y laboral, donde las medidas de los programas electorales del PSOE y Ciudadanos son prácticamente idénticas. Lo mismo ha ocurrido con el apartado que tiene que ver con la "lucha contra el capitalismo de amiguetes" donde pretenden introducir más competencia en los sectores oligopólicos como energía y, comunicaciones.

También proponen una reforma de los organismo reguladores donde apuestan por la vuelta al modelo tradicional donde Competencia estaba separada de los supervisores de mercados.