Caso Gürtel

Rajoy se salva de tener que declarar como testigo en el juicio de Gürtel

La Audiencia Nacional ha rechazado la declaración del presidente del Gobierno en funciones pero admite citar a Esperanza Aguirre.

Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre, en un mitin de la pasada campaña electoral.

Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre, en un mitin de la pasada campaña electoral.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, no tendrá que declarar en el juicio por el 'caso Gürtel' en el que se encuentran imputados, entre otros, sus dos últimos ex tesoreros, Alvaro Lapuerta y Luis Bárcenas y varios alcaldes madrileños del PP. La Sala que va a juzgar el mayor caso de corrupcion en torno a este partido ha rechazo la petición de las acusaciones de que el presidente de la formación política declare en calidad de testigo. Aún así, en el auto que acuerda la prueba testifical no cierra la posibilidad de que Rajoy pueda ser citado a declarar si se considera necesario en la medida que el juicio se vaya desarrollando.

El tribunal, sin embargo, sí ha aceptado que la que fuera presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, sea interrogada cuando comience la vista oral, probablemente a finales de este año o a principios del que viene. Entre los acusados hay ex altos cargos de su gobierno regional, como los ex consejeros Alberto López Viejo y Carlos Clemente. Aguirre tendrá que explicar si ella era conocedora de las relaciones de sus consejeros con el empresario y líder de la trama Gürtel, Francisco Correa.

La Sala admite la declaración de Aguirre, junto a la del ex viceconsejero de Presidencia, Alejandro Halffter; al ex director de Calidad y Formación en FCC, Enrique Carrasco Ruiz de la Fuente; y al empresario Plácido Vázquez Diéguez. Todos ellos habían sido propuestos junto a otros testigos por la acusación. Sin embargo, la Sala rechaza a los otros y sólo deja a estos cuatro al considerar que del escrito de la acusación se entiende que “se trata de personas que participaron directamente en el fraccionamiento de los contratos de ta Comunidad de Madrid y se dice que es porque todos ellos conocían perfectamente la mecánica de dicha práctica ilegal, lo que, en definitiva, implica que todos ellos habrán de declarar sobre el mismo hecho” y por esa razón el tribunal considera “suficiente con oír a cuatro de dichos testigos”.

El tribunal ha admitido alrededor de 300 testigos de los 400 solicitados por todas las partes. En su resolución, los magistrados admiten toda la prueba solicitada por la Fiscalía, Abogacía del Estado, Comunidad de Madrid y Ayuntamiento de Madrid, así como de la acusación representada por ADADE, salvo lo pedido por esta última acusación respecto de la testifical de Rajoy, por no haber aportado esta acusación razón suficiente para que preste declaración, “sin perjuicio de que, en otro momento, se pueda acordar por la Sala que testifique de considerarlo necesario, a la vista del desarrollo del juicio oral”.

Rechaza citar por condición del cargo

La Sala ha tenido en cuenta para aceptar unas y otras pruebas solicitadas los hechos con relevancia penal atribuidos a cada acusado y su relación con las pruebas testificales solicitadas, descartando las declaraciones de aquellos que han sido propuestos en atención a los cargos que han ostentado en el Partido Popular y que más que guardar relación con los hechos que se van a juzgar, guarda relación con la genérica condición política que en los escritos se hace mención.

La Sala hace una precisión respecto de Esperanza Aguirre, en el sentido de rechazar su testifical desde el punto de vista de su condición política, tal y como proponía la defensa de Guillermo Orterga, pero sí acepta su comparecencia, “cuyo testimonio ha de quedar circunscrito a lo que pueda aportar sobre los hechos”.

En el caso de las pruebas solicitadas por acusados como Luis Bárcenas o su esposa, Rosalía Iglesias, la Sala admite toda la prueba propuesta. En el caso de Álvaro Lapuerta, el tribunal acepta practicar la pericial médica una vez que el acusado ha solicitado el archivo por demencia sobrevenida y de la que podría resultar su ausencia en el juicio y archivo de la causa respecto de él.

En cuanto a las partes civiles, los jueces admiten la prueba solicitada por la exministra de Sanidad Ana Mato y por el Partido Popular, presentes en la vista como partícipes a título lucrativo.