Madrid

El Ayuntamiento sobre la ley de la memoria histórica: "Somos humanos y cometemos errores"

El Consistorio asegura que no quitará ni repondrá monumentos hasta la aprobación del nuevo marco.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Efe

El Ejecutivo de Manuela Carmena puso a funcionar las grúas sin avisar y comenzó el derribo de los monumentos que consideró "franquistas". La inesperada actuación dejó un error que el Consistorio ya ha reconocido y reparado: la retirada de la placa a los carmelitas fusilados en agosto de 1936.

La portavoz del Ayuntamiento, Rita Maestre, ha dicho: "Los seres humanos somos imperfectos y cometemos errores". Éste en concreto, que Maestre ha calificado como "claro", no supondrá la dimisión de la delegada de Cultura, Celia Mayer, según ha afirmado la portavoz.

Se paralizan los derribos

La corporación de Manuela Carmena había planificado retirar en los próximos días otros vestigios que consideraba "franquistas", entre ellos una inscripción en honor a José Calvo Sotelo, asesinado el 13 de julio de 1936, cuando ni siquiera había estallado la Guerra Civil. Pero no habrá más derribos hasta nuevo aviso.

Tal y como ha explicado Maestre, un grupo de expertos jurídicos del Ayuntamiento trabaja en la elaboración de un marco normativo que guiará la aplicación de la ley de la memoria histórica. Hasta que no esté desarrollado -está previsto para abril- el Consistorio no retirará más monumentos, pero tampoco repondrá los que ya ha apartado: una placa a José García Vara -falangista sindical fusilado en 1935- o el monolito al alférez provisional.

El caso de Enrique de la Mata

Varios vecinos denunciaron hace un par de días la desaparición del monolito en honor a Enrique de la Mata, presidente de Cruz Roja internacional fallecido en la década de los ochenta. La placa, incrustada en piedra, se encontraba en el puente de la Castellana, a la altura de Rubén Darío.

El monumento a De la Mata se levantó a finales de los ochenta, cuando Juan Barranco -del PSOE- era alcalde de Madrid. El expresidente de Cruz Roja fue en su día procurador en las Cortes franquistas y muchos vecinos, alarmados, pensaron que la retirada podía deberse a la aplicación de la ley de la memoria histórica.

El Ayuntamiento ha negado la mayor y ha explicado que este monolito ha causado recientemente dos accidentes de tráfico y que, por ello, el 28 de enero se retiró. El equipo de Carmena ha anunciado que ya está buscando una nueva ubicación para el reconocimiento a De la Mata.