Política exterior

Margallo quiere 'zapaterizar' a Sánchez

Indignación en en el PSOE ante el aviso de José Manuel García-Margallo a la comunidad internacional: España podría dejar de luchar contra el ISIS si el Ejecutivo de izquierdas llega al poder.

Kerry saluda a Margallo durante la cumbre en Roma.

Kerry saluda a Margallo durante la cumbre en Roma. Efe

Indignación en el PSOE y estupor en el Ministerio de Asuntos Exteriores ante lo que algunos consideran como un claro intento por parte del Gobierno en funciones por 'zapaterizar' a un hipotético Ejecutivo de Pedro Sánchez el mismo día en el que éste ha comenzado a negociar con los partidos políticos para alcanzar un acuerdo de investidura.

Los ministros de Asuntos Exteriores y de Economía han alertado en distintos foros este miércoles de los peligros inherentes a esa posible “alianza heterogénea 'contravictoria'” que denunció Mariano Rajoy este martes después de ver al rey. El de Economía, Luis de Guindos, lo ha hecho en el Financial Times, la biblia económica de las finanzas mundiales.

“Lo que resultaría extremadamente perjudicial para las perspectivas económicas sería un Gobierno de izquierda radical”, ha advertido de Guindos en el periódico británico color salmón, donde ha defendido la gran coalición PP-PSOE-Cs presidido por Rajoy que preconiza su partido.

España, primero

Pero lo que más indignación ha causado en el PSOE han sido las palabras de José Manuel García-Margallo. “Me ví obligado a informar a mis colegas de que un posible Gobierno de coalición PSOE-Podemos, si prevaleciesen las tesis del segundo, España podría ser el primer país de los 66 que abandonase la coalición internacional”, ha dicho el canciller a los periodistas convocados a un acto para condecorar a miembros de las Fuerzas de Seguridad por su servicio en torno a Gibraltar.

Se refería el ministro a su encuentro el día anterior en Roma con los integrantes de la coalición global que lucha contra el Estado Islámico bajo el liderazgo de EEUU. Margallo se ha referido a continuación al aún inexistente Gobierno de Sánchez como “el camarote de los hermanos Marx”.

Carme Chacón, secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE y ministra de Defensa bajo José Luis Rodríguez Zapatero, ha salido rápidamente a contestar al ministro: “Por muy frustrados que estén en el PP, es intolerable que un ministro informe oficialmente a los países miembros de la coalición contra el terrorismo internacional que si Rajoy deja de ser presidente del Gobierno y lo es Pedro Sánchez, España saldría de la lucha contra el terrorismo yihadista. Es simplemente intolerable".

Enésima 'margallada'

En el Ministerio de Asuntos Exteriores, las palabras del canciller se han interpretado como la enésima 'margallada', la costumbre del canciller de hablar más de la cuenta sin reflexionar antes de hacerlo. “Nunca se había producido algo así en España”, ha explicado explica a EL ESPAÑOL un antiguo ministro de Asuntos Exteriores. “Sorprende especialmente este juego sucio de un ministro que se ha señalado siempre por su vocación de crear consenso y hacer política de Estado”.

“Un ministro de Asuntos Exteriores tiene líneas que no puede cruzar: una de ellas es la defensa de la imagen de su país en el exterior”, ha continuado este antiguo canciller, que ha podido comprobar cómo en Bruselas están “mucho menos preocupados con un posible gobierno liderado por un presidente socialdemócrata como Pedro Sánchez de lo que estaban con Tsipras [el primer ministro griego de Syriza], que al final no fue para tanto”.

Según este ex ministro, “fuera lo que se busca es que haya estabilidad y una política económica socialdemócrata sensata y moderna. Margallo no contribuye al interés nacional al hacer esa propaganda negativa”.

El recuerdo de Zapatero

Fuentes diplomáticas explican que Margallo ha querido jugar con el recuerdo del presidente Zapatero, que no se levantó al paso de la bandera americana (octubre 2003) o que sacó las tropas españolas de Irak en abril de 2004.

“Es tremendo. No tiene nada que ver la guerra ilegal de Irak en la que el Gobierno del PP metió a España en contra de la voluntad de la mayoría con la coalición contra el ISIS”, señalan las fuentes, que van más allá: “Margallo ha quemado todas sus naves para presentarse como el independiente que puede sustituir a Rajoy en caso de que éste se aparte. Ha demostrado el mal perder de un partido que pasa de tener mayoría absoluta a estar fuera de juego”.

En 2004, las relaciones entre España y EEUU llegaron a su punto más bajo tras la retirada de las tropas de Irak. En noviembre de 2004, los reyes de España fueron invitados a pasar el Día de Acción de Gracias en el rancho de los Bush en Crawford (Texas). Allí, Juan Carlos I, siguiendo el consejo de un amigo común, rompió el hielo de una situación que se consideraba impoisble de solucionar diciéndole directamente a George W. Bush: “Sé que estás muy cabreado con nosotros”.