Pactos electorales

Sánchez se ve candidato a la investidura y pide a C's y Podemos que estén "a la altura"

El secretario general del PSOE ha anunciado que hablará “con todos” los partidos desde mañana mismo, si es propuesto por el Rey.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa en el Congreso.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa en el Congreso. Efe

Ya no es el tiempo de Rajoy. El secretario general del PSOE ha comunicado al rey Felipe VI que está dispuesto a asumir el encargo de formar Gobierno, según ha anunciado en rueda de prensa este martes en el Congreso de los Diputados.

“Quiero anunciarles que el PSOE y yo mismo le he trasladado al Rey que el PSOE está dispuesto. El PSOE, si el señor [Mariano] Rajoy renuncia a lo que es su obligación, dará un paso al frente”, ha dicho.

Sánchez no ha querido adelantar la decisión del Rey, ya que Rajoy aún tiene que ver al monarca y luego le corresponde al jefe del Estado decidir. Sí ha dicho que sigue pensando que es la obligación de Rajoy pedir el encargo, algo que, a tenor de la ausencia de nuevos apoyos, parece improbable.

“No se puede esperar un minuto más” para comenzar a negociar, ha dicho Sánchez. Preguntado por la exclusión mutua planteada por Podemos y Ciudadanos, que aseguran que no estarán en ningún pacto en el que esté el otro partido, Sánchez les ha pedido a ambos que estén “a la altura”.

“Tenemos que huir de cualquier formulación que suponga un frentismo”, ha pedido, y “que los partidos políticos nos dejemos de vetos, que no hablemos de sillones sino de soluciones”. Será durante las negociaciones cuando se verá “si Podemos realmente quiere” o no facilitar la formación del Gobierno.

“Tres o cuatro semanas de negociación”

Una vez Sánchez sea propuesto, corresponderá al presidente del Congreso, Patxi López, convocar el primer pleno de investidura. En declaraciones en la Cámara Baja, López ha anunciado que la decisión se tomará “a medias” y fruto de un pacto con el candidato, algo que a priori no revestirá una gran dificultad dado que ambos son del mismo partido. Fuentes cercanas al presidente del Congreso aseguran que el proceso podría dilatarse “tres o cuatro semanas”.

Sánchez no ha respondido a si aceptaría la investidura si depende de la abstención de grupos independentistas como Esquerra Republicana y Democràcia i Llibertat (la antigua marca de Convergència Democràtica), con los que Pablo Iglesias sí ha mostrado su intención de negociar. “Siempre he dicho que no voy a ser presidente a cualquier precio”, ha dicho.

Sánchez ha avanzado, sin embargo, que hablará “con todos”, también con el PP. Y que las negociaciones podrían comenzar ya mismo.

Sobre el Gobierno esbozado por Podemos Aragón, que circuló como la pólvora este lunes en las redes sociales, Sánchez pidió paciencia.“No sé qué manual de negociación ha leído Podemos, pero parece que el capítulo que ha leído es el último”.