Operación Taula

La cúpula del PP de Valencia será interrogada por blanqueo

El sucesor de Barberá, Alfonso Novo, declarará este miércoles ante el juez que investiga la trama

El portavoz y concejal del grupo municipal del PP, Alfonso Novo.

El portavoz y concejal del grupo municipal del PP, Alfonso Novo. EFE

La práctica totalidad del grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Valencia está abocada a declarar ante el juez en la causa abierta por supuestos amaños en contratos públicos, cobro de comisiones, financiación ilegal del partido y blanqueo de capitales. Son nueve de los diez concejales actuales (todos menos un edil independiente), que han sido interrogados por la Guardia Civil por el supuesto blanqueo de dinero a través de donaciones al PP. Todos ellos han salido del cuartel con una citación para declarar como investigados (lo que antes se denominaba imputados) ante el juzgado de Instrucción 18.

Por el momento, el juez del caso interrogará este miércoles como imputado a Alfonso Novo, portavoz y sucesor de la exalcaldesa, Rita Barberá. Novo fue oficialmente imputado por el juzgado el mismo día que estalló la Operación Taula. El Tribunal Superior de Justicia valenciano ha informado de que el juzgado ha citado también para el miércoles a un asesor del grupo municipal del PP y a otra tercera persona. Los tres serán interrogados como investigados por un presunto delito de blanqueo de capitales.

También será citada (aún sin fecha) una cuarta persona que estaba autorizada para disponer de las cuentas de la agrupación local del PP en Valencia. Tras ellos deberán pasar los concejales y asesores que desde el viernes pasado han declarado ante los agentes de la UCO de la Guardia Civil.

Uno de los excargos que han pasado este lunes por el cuartel ha sido el exedil del PP Juan Vicente Jurado. A su salida ha querido descargar de responsabilidad a Barberá y ha asegurado que “quien movía los hilos” en los últimos años era Alfonso Grau, el vicealcalde que se sienta en el banquillo de los acusados del caso Nóos y que está casado con María José Alcón, la exconcejala detenida el pasado martes en la operación Taula.

La imputación de toda la cúpula del PP en el Ayuntamiento de Valencia deja al partido en una situación insostenible. El pasado viernes, el PP decidía disolver la ejecutiva local y nombrar (todavía en trámite) una gestora que tomara las riendas de la formación. Alfonso Novo ha sido suspendido de militancia, no así el resto de su equipo. Desde los populares valencianos se ha optado por esperar al paseíllo judicial de los concejales para decidir qué hacer.