Operación Taula

Alfonso Rus, increpado a la salida del juzgado: "¡Y los niños a estudiar en barracones!"

En la jungla. Un grupo de ciudadanos espera a su puesta en libertad para reprocharle que las mordidas en la trama de corrupción condujeran a recortes en las escuelas y lo sube a la red.

Alfonso Rus a su salida del juzgado en la madrugada del viernes.

Alfonso Rus a su salida del juzgado en la madrugada del viernes. Europa Press

  1. Operación Taula
  2. Alfonso Rus
  3. Corrupción
  4. PP Partido Popular
  5. PP Valencia
  6. Delitos fiscales
  7. Comisiones ilegales
  8. Colegios
  9. Política

Sobre la medianoche y en medio de una enorme expectación mediática, el expresidente de la Diputación de Valencia y tres de sus colaboradores más cercanos - el exvicepresidente Máximo Caturla y los exalcaldes de Moncada y Genovés, Juan José Medina y Emilio Llopis - han salido bajo fianza.

A la salida les esperaba un grupo de personas que les ha gritado "ladrones", "corruptos", "¿Dónde está el dinero?" y "¿Dónde está Rita Barberá?". "¡Y los niños a estudiar en barracones!", se oye gritar en valenciano en uno de los vídeos que se han subido a la red.

La invectiva hace referencia a la información publicada por EL ESPAÑOL según la cual la trama derivó fondos destinados al desarrollo de infraestructuras escolares, obligando a cientos de niños en la Comunidad Valenciana a cursar en barracones por falta de aulas.

"Ilegalizar al Partido Popular" es otro de los cánticos que se oyen en el vídeo. "Cómo mola, ¿eh?, llevarse comisiones", le espeta uno de los descontentos.

"¿Dos millones de pesetas?"

Rus ha asegurado a la salida del juzgado que "todo es un montaje", apuntando a Marcos Benavent, antiguo gestor de Imelsa, la empresa pública que centralizó la trama de mordidas.

Fiel a su estilo, ha dejado perlas como que si él es responsable del caso Imelsa, "Soraya debería serlo del caso Acuamed", y que no tiene "dos millones de pesetas [sic]" para pagar la fianza, la misma cifra que mencionaba en las grabaciones filtradas que destaparon el caso.

Son los periodistas quienes tienen que aclararle que la fianza asciende, lógicamente, a dos millones de euros. Rus ha argumentado que ha firmado sin enterarse.

Precisamente el grupo que protesta remeda irónicamente el famoso audio en el que se escucha a Rus contando el dinero presuntamente proveniente de comisiones: "Mil, dos mil, tres mil...¡Dos millones de pelas!"