SI ÉL REVALIDA SU PUESTO

Rajoy ofrece apoyo al PSOE donde gobierna con Podemos a cambio de su investidura

El líder del PP ofrece al PSOE que el pacto para echar a Podemos se extienda a autonomías y ayuntamientos.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la reunión de la Junta Directiva del PP de Córdoba.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la reunión de la Junta Directiva del PP de Córdoba. Efe

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha desvelado este miércoles la primera oferta que está dispuesto a poner encima de la mesa de Pedro Sánchez. Si los socialistas apoyan su investidura, el PP está dispuesto a firmar un pacto que afecte a las comunidades autónomas y los grandes ayuntamientos donde el PSOE gobierna gracias al apoyo de Podemos. "Sería una fórmula de entendimiento entre los dos grandes partidos que darían estabilidad" al país, ha defendido el presidente del Gobierno en funciones en su primera entrevista televisiva tras el 20D en la que ha confesado que el secretario general del PSOE no le ha cogido el teléfono. 

El líder del PP ha hablado de la macrorredada que ayer se produjo en Valencia y sacado pecho de que "cualquiera que esté involucrado en un caso de corrupción será apartado", como sucedió el martes con todos los detenidos. Sin embargo, sobre la senadora Rita Barberá, cercada en el caso, el presidente del Gobierno en funciones ha salido en tromba a defenderla: "A mí no me consta que a Rita Barberá se le acuse de nada. Pido un poco de mesura. Es una persona que está absolutamente limpia". Si finalmente la exalcaldesa fuera acusada, "tendría el mismo trato que cualquier militante del PP" y sería apartada.

El líder del PP, que busca el apoyo del PSOE para poder reeditar su gestión con otra legislatura, reconoce abiertamente que la corrupción "nos ha hecho mucho daño", aunque promete que "en el futuro" no se va a producir. "Hemos modificado muchas leyes para prevenir estas cosas y sancionarlas, y estamos dispuestos a cualquier modificación que sea útil a todas las elecciones".

Cómo afectará este nuevo caso de corrupción en el seno del PP a su posible investidura es un misterio. Sin embargo, Juan Carlos Girauta, el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, echó por tierra cualquier pacto entre los dos partidos constitucionalistas, al menos si el PP mantiene a su líder. "El señor Rajoy no parece la persona más indicada para abanderar la lucha contra la corrupción".

El mismo día que el Rey Felipe VI inicia su segunda ronda de contactos para intentar encontrar a un líder que quiera enfrentarse a una sesión de investidura, Rajoy reconoce que él no ha avanzado mucho más en su búsqueda de apoyos que los 123 que llevó al Palacio de la Zarzuela el viernes, cuando rechazó la oferta del monarca para intentarlo en primer lugar. "El PSOE ya ha dicho que va a negociar con Podemos, conmigo no quiere, y es imposible que el PP pueda gobernar sin ningún tipo de entendimiento" con los socialistas.

Una vez más, Mariano Rajoy vuelve a reclamar un Gobierno de coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos con él en la Presidencia. ¿Y con Pedro Sánchez como vicepresidente? "Si ni siquiera quiere hablar conmigo, no vamos a hablar de estas cosas ahora". El líder conservador tampoco está dispuesto a que sea el socialista el presidente en ese Gobierno de coalición porque, a su juicio, el partido más votado es el que tiene que gobernar. "El PP ha ganado las elecciones, hay que respetar a la gente".

El presidente del Gobierno en funciones reflexiona ante las cámaras que esta nueva era que acaba de comenzar tras el 20D es una "etapa en la que ya no hay mayorías", por eso cree que todos tienen que ceder, incluido el PP. "En cualquier pacto todo el mundo tiene algo que perder. Pero yo no cederé en la igualdad de todos los españoles, la soberanía nacional ni pertenecer al euro. Ni yo ni nadie".

Ante el pacto entre PSOE y Podemos, Rajoy les recuerda que aplicaría el rodillo en el Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta y las grandes reformas necesitan el apoyo de la mayoría absoluta de la Cámara Alta, que las tumbaría. "Se trata de dar estabilidad y aprobar los presupuestos. Esa fórmula sería un disparate", añade.

No ha habido ni habrá ni una sola cita secreta entre PP y PSOE liderada por Mariano Rajoy, que solo ha mantenido contacto con el secretario general de los socialistas. "Ni he hablado con ningún barón ni con Felipe González". Ante la propuesta del expresidente del Gobierno socialista, que considera que la mejor fórmula sería un gobierno entre PP y Ciudadanos con la abstención de PSOE, no la comparte. La fórmula magistral para poder sacar España de la crisis es, según el líder conservador, el tripartito de partidos constitucionalistas. Y, si finalmente hay que convocar nuevas elecciones, Rajoy no quiere tirar la toalla. "Pediré a mi partido que quiero ser el candidato".