Congreso de los Diputados

La pluralidad de partidos supondrá un mayor gasto en el Congreso

Las subvenciones a los Grupos Parlamentarios subirán hasta los 804.698,14 euros mensuales.

Congreso de los Diputados

Congreso de los Diputados

9.656.377,68 euros es el coste que tendrá al año para las arcas públicas la formación de los siete grupos parlamentarios: PP, PSOE, Podemos-En Comú Podem-En Marea, Ciudadanos, Catalán (DL), Vasco (EAJ-PNV), ERC y el grupo Mixto que se han constituido definitivamente este martes en el Congreso tras el estudio de las solicitudes presentadas por los partidos, según la estimación realizada por EL ESPAÑOL en base al régimen económico establecido por el Congreso de los Diputados.

La subvención a los grupos parlamentarios queda fijada en el artículo 28 del Reglamento del Congreso de los Diputados. Establece una cuota fija idéntica para todos de 28.587,08 euros mensuales y una subvención variable en función del número de diputados que forma cada grupo de 1.645,49 euros.

Teniendo en cuenta estas cifras, la nueva legislatura tendrá un coste mensual de más de 800 mil euros mensuales. Son casi 29 mil euros más que durante el anterior mandato, lo que supone un 3,68% más de gasto para el Congreso.

Esto se explica por la pluralidad de partidos en esta legislatura. El hecho de que se formen nuevos grupos propios conlleva el desembolso de una cuota fija por grupo parlamentario establecida en el Reglamento de la cámara.

El Grupo Parlamentario Popular es el que más dinero recibirá al fin del mandato de la legislatura. Si no hay elecciones anticipadas, el PP obtendría casi 11 millones de euros repartidos en mensualidades de 224.410,39 euros. Este importe representa un 33% menos que la mensualidad recibida en la legislatura anterior. Otros de los afectados por los resultados electorales es el PSOE que pierde un 16% de la subvención respecto a la legislatura anterior.

El caso de Podemos y sus confluencias

Casi 107 mil euros recibirán los 65 diputados del Grupo Parlamentario de Podemos a los que se suma la cuota fija por grupo. En total, la formación de Pablo Iglesias recaudará más de 136 mil euros al mes.

Si se hubiera aceptado las pretensiones de Podemos y sus confluencias de tener cuatro grupos parlamentarios, habría supuesto un coste de casi unos 86 mil euros más, lo que da un gasto total entre todos los partidos de 890 mil euros mensuales y un total de once grupos en la cámara.

Compromís y la falta de apoyo parlamentario a Podemos

Compromís supone uno de los casos especiales en el puzle Podemos. El partido de origen valenciano y que se presentó como confluencia de Podemos en las elecciones del pasado 20 de diciembre presentó una solicitud de grupo propio. Dicha solicitud fue rechazada por la Mesa del Congreso en la primera reunión celebrada el pasado 20 de enero. Finalmente Compromís se integrará en el Grupo Mixto. Si la decisión de formar grupo propio se hubiera aprobado por la Cámara éste habría recibido una cuantía de 35.179,04 euros mensuales.

El Grupo Mixto

Tras la decisión tomada por la Mesa de Trabajo, el grupo mixto queda formado por Compromís, IU, EH Bildu, UPN, Foro Asturias, Coalición Canaria, Nueva Canarias y el diputado del PP, Pedro Gómez de la Serna. En total estará formado por catorce diputados y recibirá una cuantía de casi 52 mil euros al mes, 6.500 euros menos que en el anterior mandato.

Con esta composición el grupo mixto recibirá una cuantía de casi 52 mil euros al mes. Los diputados que han formado este grupo desde el comienzo de la democracia no han superado los 13 diputados en el momento de la constitución de los grupos, a excepción del año 1986 (III legislatura), donde dicho grupo quedó constituido con un total de 34 diputados.

Este supone un caso atípico e irrepetible en la historia de la democracia. Se debe a que algunos de los diputados que figuraban en las listas de Coalición Popular se escindieron del dicho grupo parlamentario. A ello se suman los 7 diputados de IU que no cumplían los requisitos para ser grupo. Todo ello hizo que el grupo mixto fuera ingobernable en ese momento, por lo que se inventó la figura de las agrupaciones dentro del propio grupo regulado por una resolución de presidencia.

Falta de transparencia

Esta subvención recibida por los grupos no es nueva. Se han recibido ayudas desde el inicio de la democracia pero los datos no eran públicos. Las cifras establecidas no siempre han sido las mismas. El año 2007 fue el primer año en que dieron a conocer las cantidades. Antes de la crisis, el coste para las arcas públicas fue para ese año de nueve millones y medio. Con la llegada de la crisis la subvención está congelada a las cifras anteriormente citadas (28.597,08 por grupo y 1.645,49 por diputado) desde el año 2010.

Tampoco hay transparencia sobre los gastos repercutidos sobre las subvenciones. Según el reglamento de la Cámara, los Grupos Parlamentarios tienen que llevar una contabilidad específica de la subvención, a disposición de la Mesa del Congreso. Sin embargo, estos datos nunca se han pedido por parte de la Mesa ni tampoco son públicos para los ciudadanos.

Estas subvenciones también están en entredicho. Podemos quiere que estas subvenciones a los partidos sea menor. Este lunes, Ramón Espinar, portavoz de Podemos en el Senado propuso reducir un 40% las asignaciones económicas que reciben los Grupos Parlamentarios en esta cámara alta.