Casa Real

Marisol Moreno, 'La Roja,' condenada a 6.000 euros de multa por injuriar al Rey

El magistrado le hace responsable de un delito de injurias a la Corona pero especifica que Juan Carlos I no estaba en el ejercicio de su cargo durante su viaje a Botswana.

Marisol Moreno durante el juicio que se celebra contra ella en la Audiencia Nacional

Marisol Moreno durante el juicio que se celebra contra ella en la Audiencia Nacional Efe

La Audiencia Nacional ha condenado a una multa de 6.000 euros a la edil de Guanyar Alicante Marisol Moreno, conocida como 'Marisol la Roja', por injurias al Rey. La Fiscalía pedía para ella 10 meses de cárcel por las frases “absolutamente vejatorias” que dedicó en las redes sociales a la familia real. Lo hizo en un artículo publicado en su blog en 2012 bajo el título “Borbones asesinos”. En él, decía que era una “familia de vagos, estafadores, borrachos y asesinos”.

El magistrado, José María Vázquez Honrubia, ha adelantado el fallo nada más acabar el juicio. Entiendo que los insultos a Juan Carlos I y a la familia Real no se puede enmarcar dentro de la libertad de expresión pero sí es cierto que en el delito de injurias a la Corona por el que se le ha condenado ha especificado que esas injurias no se produjeron dentro del ejercicio del cargo del monarca, dado que estaba de cacería en Botswana, y por lo que se ha reducido la condena respecto de lo solicitado por la Fiscalía.

El magistrado ha explicado en la vista que este tipo de expresiones son “innecesarias”, “Para criticar una actividad perjudicial no es necesario llegar a la desmesura”, ha explicado Vázquez Honrubia, quien ha añadido que “no hay un derecho al insulto, ocupe el cargo que ocupe”. Indicó que en la libertad de expresión no es necesario llegar a la “desmesura” como hizo 'Marisol la Roja', “con expresiones que no voy a repetir como hijo de puta, borracho, estafador, etcétera”, recalcó el juez.

Además, recordó que las expresiones vertidas por la concejal “son objetivamente injuriosas, hirientes, formalmente insultantes”. Durante su interrogatorio, la concejal aseguró que no era consciente que los comentarios eran injuriosos, pero el magistrado no se lo admite “teniendo en cuenta que es usted licenciada en filología árabe”. Teniendo en cuenta su nivel cultura, “es totalmente inadmisible”. Las expresiones se encuentran, según el tribunal, dentro del “discurso del odio” y no pueden enmarcarse dentro de la libertad de expresión.

Marisol Moreno realizó tales expresiones en redes sociales cuando era una activista a favor de los animales, en el año 2012, pero todavía no había sido elegida como concejal. Durante su declaración como acusada en el juicio defendió que no se habla del elefante que el Rey mato. “El elefante es un ser que se reconoce en un espejo, lo que se supone que es consciente de si mismo y que pueda venir cualquier persona con dinero y lo pueda matar a bocajarro me parece una injusticia”, recalcó.

Ahora, ni tonto

A preguntas de su abogado, intentó remarcar que no tiene nada en contra de la Corona. “Cuando veo la foto ni siquiera se que es el Rey. Reacciono sin pensarlo. También en mi blog he hablado de la Reina Sofía al revés, por su trabajo por la defensa de los animales y ella también es parte de la Corona. No lo hago para empoderar a la Corona sino a la reina Sofía. Si hubiera sido un familiar mio hubiera dicho lo mismo”, insistió. Y añadió: “No estoy en contra de la Corona, sino que reacciono ante una situación injusta”

A su salida del juicio tras conocer su condena, Marisol 'La Roja' espetó que su acusación se debe a una “persecución política a la nueva política”. “Los activistas tenemos un pasado en las redes sociales. Esto le pasa a muchos concejales de la nueva política. Se ha utilizado nuestros comentarios en redes sociales para ponernos un perfil en redes sociales. Se me ha tildado de radical y agresiva, y no es verdad”, indicó. Esa persecución viene por parte del PP, Ciudadanos, el sindicato Manos Limpias y las peñas taurinas, que fueron quienes le denunciado. “Queda bastante claro que han ido por mi”.

Asimismo, ha señalado que hay una evolución en su persona desde 2012, cuando se movió por un sentimiento animalista, por compasión. “Jamás volvería a decir algo así, fue lo que hervía en las redes y el ímpetu del momento. Ahora no le diría ni tonto en Facebook por si acaso”.