Caso Marta del Castillo

Siete años buscando a Marta

El 24 de enero de 2009 desaparecía en Sevilla Marta del Castillo. Pese a que su asesino confeso, Miguel Carcaño, cumple una pena de 21 años y 3 meses de prisión, su cuerpo aún no ha aparecido.

Pequeño altar improvisado en recuerdo de Marta del Castillo

Pequeño altar improvisado en recuerdo de Marta del Castillo

Este 24 de enero se cumplen 7 años de la desaparición de Marta del Castillo en Sevilla. Desde entonces, y pese a los repetidos intentos de la Polícía hispalense por encontrarla, su paradero es un misterio.

Tras años buscando el cuerpo de Marta en varias zonas del río Guadalquivir, basureros, fincas y una escombrera, en la que se localizaron unos restos óseos que resultaron tener unos 200 años de antiguedad tras ser analizados, la posibilidad de dar con ella parece cada vez más remota.

Dado los escasos resultados, y buscando darle un nuevo impulso a la investigación, desde el pasado día 22 el caso se encuentra en manos de la recientemente creada Brigada de Análisis y Revisión de Casos de la Policía Nacional, con sede en Madrid.

LA FAMILIA NO SE RESIGNA

Desde la familia también han surgido a lo largo de este tiempo varias iniciativas con la intención de dar con el paradero de los restos de Marta, una ubicación que su asesino confeso, Miguel Carcaño, quien cumple una condena de 21 años y 3 meses de prisión en Ciudad Real, se niega a revelar, incluso después de haberse sometido a un 'test de la verdad' realizado por los investigadores del caso.

Uno de los familiares de Marta más activos en este sentido ha sido Antonio del Castillo, padre de la joven de 17 años, quien llegó a ofrecer una recompensa de 18.000 euros por cualquier información útil a Carcaño, condenado también por un delito contra la integridad moral por el daño causado a la familia con las numeroses versiones ofrecidas de lo ocurrido.

Pese al tiempo transcurrido, el caso, que sirvió -junto a otros como el de Sandra Palo o Mari Luz Cortés- para que el Gobierno introdujera la prisión permanente revisable en el Código Penal, sigue vivo. Así lo demuestra una de las últimas iniciativas promovidas para lograr esclarecer todos sus detalles: la recogida de firmas, que ya alcanza los 1,4 millones, para solicitar la repetición del juicio, en el que el único condenado a prisión fue Carcaño, mientras que el menor conocido como 'El Cuco' fue internado en un centro de menores 2 años y 11 meses y los otros tres implicados en el caso fueron absueltos.

Estas firmas, recogidas a través de la web change.org, se entregarán el próximo 27 de enero en el Ministerio de Justicia, donde los promotores de esta iniciativa afirman que se entrevistarán con su titular en funciones, Rafael Catalá, para intentar que acceda a su petición y revitalizar así un caso cuyo último coletazo fue la condena el pasado 8 de enero a los padres de 'El Cuco' a pagar 2.520 euros cada uno por quebrantar la orden de alejamiento que se les impuso sobre la familia de la menor asesinada.