Luis de Guindos

Guindos achaca a la corrupción el "nacimiento de los populismos"

El ministro ha reconocido que la deuda y el paro de larga duración son los principales problemas que arrastra su legislatura.

Guindos junto a Piqué y a Francisco de la Torre

Guindos junto a Piqué y a Francisco de la Torre Efe

El ministro en funciones de Economía, Luis de Guindos, no elude hablar de algunos términos de los que sí rehuye su Gobierno. En su criterio, la "aparición de casos de corrupción" ha contribuido, junto a la "grave crisis económica", al "nacimiento de los populismos": "Si se monta un Gobierno con el único objetivo común de echar al PP, ¿qué pasará al día siguiente? ¿Cuál será su programa de Gobierno? ¿Es posible gobernar en España con 90 diputados?", se ha preguntado el ministro, en referencia al resultado electoral obtenido por el PSOE.

Luis de Guindos, en un acto organizado por el Ilustre Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos (COEM), en Madrid, ha hablado en clave de pasado sobre la última legislatura y ha abordado el escenario de los próximos años: "El reto del próximo Gobierno será crear puestos de trabajo de larga duración", ha aseverado el ministro, antes de reconocer los grandes problemas que lastra la economía española: "Debemos muchísimo dinero -ha apuntado Guindos-, nos tienen que dar unos 400.000 millones de euros para afrontar la deuda del sector público y sector privado".

Para el ministro, "seguimos teniendo una situación de paro y desempleo que nos hace vulnerables desde el punto de vista social y político", ha apuntado Guindos, flanqueado por Francisco de la Torre -número dos de Ciudadanos en el Congreso-, Josep Piqué -vicepresidente de OHL, que con José María Aznar ocupó varias carteras ministeriales- y Pedro J. Ramírez -director de EL ESPAÑOL-: "Nunca hemos vivido una situación de tanta incertidumbre", ha considerado el ministro.

De la Torre: "Tendremos un problema"

Francisco de la Torre, número dos de Ciudadanos en el Congreso, también ha lamentado el desgarro que esta "incertidumbre" podría provocar en la economía: "Nos podríamos presentar ante una fuga de capitales que pondría en peligro el crecimiento económico", ha apuntado, poniendo como ejemplo las acciones de Carles Puigdemont y la hipotética puesta en marcha de un banco central catalán: "Afectaría a la unidad económica de la Unión Europea".

Según De la Torre, "tendremos un problema" si los inversores exteriores "empiezan a pensar que vamos a ser más laxos para cumplir con el déficit": "Lo más probable es que se vaya ralentizando la actividad económica ante una incertidumbre política y lo acabaremos pagando a medio o largo plazo", ha señalado.

Piqué: "La inestabilidad supone desconfianza"

Josep Piqué se ha manifestado en la misma línea que De la Torre y Guindos, considerando que la situación política "afecta" a la economía "sin ningún tipo de dudas": "Si tuviéramos que encontrar una palabra que defina el estado actual de ánimo de los agentes económicos en España sería 'incertidumbre'. Eso es lo contrario de estabilidad y de predictibilidad, que afecta directamente a la confianza", ha valorado el vicepresidente de OHL y exministro en varias carteras.

Piqué, no obstante, ha querido lanzar un mensaje "optimista": "Afortunadamente, estamos en el Eurogrupo y eso limita la capacidad de hacer tonterías, porque, si no, nos echan del club. Eso nos introduce dosis de certidumbre", ha asegurado. El exministro, además, no ha ocultado su preferencia de convocar nuevos comicios antes de la formación de un Ejecutivo "inestable".

Pedro J. Ramírez: "La gran ocasión para que el sistema se regenere"

El director de EL ESPAÑOL ha lamentado que en ciertas esferas sólo se aborden tres posibilidades en la presidencia del Gobierno: Mariano Rajoy, Pedro Sánchez o repetir las elecciones: "¿Es que sólo estas dos personas están cualificadas entre todos los millones de españoles para ser presidentes?", ha cuestionado, antes de lanzar un mensaje al nuevo Congreso. "Su obligación es producir un Gobierno estable para los españoles -ha apuntado-, un Gobierno que permita gozar de las libertades constitucionales en plenitud y aprovechar las oportunidades de crecimiento de nuestra economía".

Para Pedro J. Ramírez, estamos ante la "gran ocasión" para que "el sistema se regenere": "Yo propongo que PP, PSOE y Ciudadanos se sienten en una mesa de reflexión y acuerden un programa compartido de reformas, un programa que desemboque en una reforma constitucional", ha señalado como el primer paso al que deben encaminarse los principales partidos antes de elegir un presidente del Gobierno.

"Esperábamos que el fin del bipartidismo nos liberara del condicionante de los partidos minoritarios nacionalistas vasco y catalán, y hemos pasado a una situación en la que con cuatro partidos hemos pasado a una situación similar, en la que esos grupos podrían tener el control sobre la mayoría", ha establecido Ramírez, que ha tildado de "irresponsable" la actitud de algunos partidos "que juegan a disolver las Cortes" para conseguir "el resultado electoral que desean".