EH Bildu

Bildu se suma a ERC y plantará al Rey en la ronda de contactos

Las dos diputadas aseguran que los militantes no se sienten "súbditos" de la monarquía

Las diputadas de EH Bildu, Marian Beitilarrangoitia, y Onintza Enbeitia en la rueda de prensa que han ofrecido en San Sebastián,

Las diputadas de EH Bildu, Marian Beitilarrangoitia, y Onintza Enbeitia en la rueda de prensa que han ofrecido en San Sebastián, Efe

Bildu tampoco irá a Zarzuela para la reunión con el Rey sobre la formación de un nuevo Gobierno. Las dos diputadas en el Congreso de los Diputados han anunciado en la mañana de este lunes que no acudirán a la cita con el Rey Felipe VI, prevista para mañana, al asegurar que sus militantes no se sienten “súbditos” de la monarquía, informa EFE.

En una rueda de prensa en San Sebastián, Marian Beitialarrangoitia y Onintza Enbeitia, las dos diputadas del partido, han explicado a los medios su decisión, que se suma a la de Esquerra Republicana. Si bien los nacionalistas catalanes anunciaron que no acudirían desde el principio, Bildu esperó a consultar a sus militantes este fin de semana. Según la formación, la monarquía es el "mayor símbolo del carácter antidemocrático del Estado español".

Las parlamentarias aseguraron, una en español y otra en euskera, que hace años exigieron al jefe del Estado que “respetara Euskal Herria", "dejara de negar sus derechos a los vascos" y "no rompiera más" la "soberanía" vasca.

"Le dijimos que se mojara en el camino a la normalización y la paz de este país y ha respondido con lo mismo de siempre", lamentaron.

Estupor en el Congreso

La decisión ha causado estupor en el Congreso, donde atienden a los medios los portavoces de los grupos que desde este lunes pasan por Zarzuela. Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, fue el primero en acudir y no ocultó su sorpresa por la decisión de Bildu, recordando que hace cuatro años la situación era mucho más tensa.

Entonces, Amaiur logró 7 diputados, pero la Mesa del Congreso les impidió formar un grupo parlamentario propio por sus históricos vínculos con ETA. En ese caso, los nacionalistas vascos, herederos de Batasuna, sí mandaron a un representante al palacio de la Zarzuela.

En rueda de prensa, Albert Rivera aseguró que “cada uno se retrata con los actos. Los que quieren romper España no se quiere reunir con el jefe del Estado de España”, algo que según el líder de Ciudadanos es “lógico”.

“A lo mejor los que se equivocan es los que han pretendido durante mucho tiempo visualizar a estos partidos como par con los que se puede llegar a acuerdos”, dijo en referencia explícita al PSOE y a Podemos.