ELECCIONES GENERALES 20D

El acuerdo entre el PSOE y C’s arrebata al PP la presidencia del Congreso

Podemos se queda fuera del pacto y no tendrá cuatro grupos parlamentarios como pretendía. 

Patxi López en un acto reciente del PSOE.

Patxi López en un acto reciente del PSOE.

  1. Patxi López
  2. PSOE
  3. Congreso de los Diputados

Mariano Rajoy se dispone a perder su primera votación en más de cuatro años. El acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos, cerrado en la tarde de este martes, hará que el socialista Patxi López llegue a la presidencia del Congreso de los Diputados. Es la primera vez que el partido que ha ganado las elecciones, en este caso el PP, no consigue la presidencia de la cámara.

La inédita correlación de fuerzas surgida de las elecciones generales y la necesidad de Ciudadanos de mostrarse como el pegamento que pueda permitir la convivencia entre el PP y el PSOE ha facilitado el acuerdo, del que Podemos se ha quedado fuera al exigir cuatro grupos parlamentarios.

Además del acuerdo con el PSOE, Ciudadanos ha forjado otro con el PP, que será el partido con más puestos en la Mesa del Congreso. El partido de Albert Rivera se ha comprometido a apoyar a las tres candidatas de Rajoy a la Mesa del Congreso, incluyendo a Celia Villalobos, que será la vicepresidenta primera de la cámara baja. La vicepresidenta segunda será la socialista Micaela Navarro, mientras que la tercera recaerá en la popular Rosa Romero y la cuarta en Gloria Elizo, de Podemos. Además del presidente y las cuatro vicepresidentas, la Mesa del Congreso se compone de cuatro secretarías: dos serán para Ciudadanos, en virtud de su acuerdo con el PSOE, una para el PP y la última para Podemos.

¿Por qué importa la Mesa del Congreso?

La Mesa del Congreso es importante por tres motivos. El primero es la figura del presidente del Congreso, que tiene visibilidad y un lugar destacado en el engranaje institucional. El segundo es el papel del propio órgano, que es el que dirige la actividad parlamentaria. A falta de una mayoría clara en la cámara, se convierte en decisivo. Según los estatutos del Congreso, la Mesa es la que decide sobre la organización de los debates, controla los gastos, fija el calendario de plenos o la admisión de documentos. Entre otras cuestiones, la Mesa es quien tendrá que dirimir si Podemos puede o no constituirse en cuatro grupos parlamentarios, uno dirigido por Pablo Iglesias y otros tres para sus aliados en Cataluña, Comunidad Valenciana y Galicia.

Aunque los estatutos del Congreso lo impiden a priori, Iglesias confiaba en lograrlo a cambio de aupar a Patxi López a la presidencia de la cámara. Sin embargo, PP, PSOE y Ciudadanos rechazaban tal posibilidad. Tener cuatro grupos multiplica la financiación, el tiempo en los debates y la presencia en los órganos parlamentarios. Con el acuerdo logrado el martes, Podemos se quedará sin puestos relevantes en la Mesa y los demás grupos obligarán a convivir bajo el paraguas de Iglesias a sus aliados nacionalistas.

El primer test de la nueva era política

El último de los motivos por los que la Mesa tiene importancia es porque se trataba de la primera prueba de fuego, un test sobre la disposición a dialogar de los diferentes partidos de cara a la investidura, que sigue en el aire. Es por eso que el relato sobre lo ocurrido varía enormemente de quien lo explique.

En los pasillos del Congreso, Pedro Sánchez negó haber negociado nada con el PP y aseguró “es un acuerdo con Ciudadanos”. El líder del PSOE busca ser investido presidente de un gobierno “de cambio” y “progresista” en el que no cabe el PP.

Ciudadanos se reivindicó como el partido capaz de pactar tanto con el PSOE como el PP y los populares sugirieron que el resultado de las negociaciones es, en realidad, un pacto a tres partidos que bien podría repetirse para que Rajoy siguiese en la Moncloa.

Sin embargo, Rajoy ha tenido que dar su brazo a torcer. La semana pasada, el presidente en funciones pujó por la continuidad de Jesús Posada en el cargo, argumentando que no le parecía “de recibo” ni “serio” que el PSOE lograse la presidencia de la cámara sin haber ganado las elecciones.

Tras consumarse la marcha de Posada, muy a su pesar, Javier Maroto, vicesecretario del PP, aseguró que su partido "es generoso en sus decisiones y en sus votaciones". Para los populares, lo importante es “resultar útil al país” y que esta fórmula "no sólo sea la solución de hoy, sino también la de mañana", dijo Maroto.

Agridulce primer día de Podemos en el Congreso

Fuentes de Podemos aseguraron tras conocer el desenlace de la negociación que PP, PSOE y Ciudadanos han tejido "una alianza a tres por el inmovilismo" y "un búnker contra el cambio". Para el partido de Pablo Iglesias, "continúa con el enrocamiento de la vieja política en las instituciones".

La decisión es un revés para Iglesias, que en las negociaciones con sus aliados en Cataluña, Comunidad Valenciana y Galicia había garantizado que exigiría la formación de grupos independientes. La decisión era de vital importancia para los nacionalistas, que han tenido representación en numerosas legislaturas, pero que por primera vez soñaban por alcanzar un grupo propio gracias a la alianza.

La formación de grupos independientes hubiese multiplicado la financiación de los grupos, pero también su tiempo en los debates o su presencia en los órganos importantes. Ahora tendrán que entenderse con Podemos. Según fuentes parlamentarias, la decisión podría venirle bien a Iglesias, ya que pese a una compleja convivencia dirigirá un grupo de 69 diputados y sólo tiene que culpar al PSOE por la decisión final.

¿Cómo es la votación?

La de este miércoles será una votación larga. El pleno de constitución de las Cortes es algo parecido al primer día de colegio de sus señorías, que tendrán que jurar su cargo y respeto a la Constitución. Después se producirán dos votaciones secretas, la del presidente del Congreso y la de los restantes ocho integrantes de la mesa.

En la primera, los diputados tendrán que poner el nombre de su elegido en un papel. Si como es previsible ningún candidato a presidente logra la mayoría absoluta, se producirá otra idéntica, pero para desempatar entre los dos primeros. Será entonces cuando Patxi López será previsiblemente elegido gracias a los votos de Ciudadanos.

El resto de los miembros se eligen en una única votación, también por escrito. Los elegidos ocupan las vicepresidencias y las secretarías de mayor a menor número de votos. Es por ese motivo que las alianzas previas cuentan y mucho para decidir los puestos.