CATALUÑA

¿Qué pasará en Cataluña tras la votación de la CUP?

La agenda política en Cataluña variará en función de la decisión del Consejo Político de los antisistema sobre su respaldo a Artur Mas.

Antonio Baños, presidente de la CUP en el Parlament.

Antonio Baños, presidente de la CUP en el Parlament. Efe

  1. Elecciones catalanas 2015
  2. CUP
  3. Artur Mas
  4. Cataluña
  5. Junts pel Sí
  6. Partidos políticos
  7. Independencia
  8. Investidura
  9. Política

Artur Mas sí o Artur Mas no. O la Generalitat repite president o habrá que volver a votar. La CUP -Candidatura d'Unitat Popular en catalán- decide este domingo el destino el Cataluña, un futuro inmediato con diversos escenarios, todos ellos inciertos a la vista de la división mostrada por las asambleas territoriales y tras el empate previo entre las dos opciones en la reunión de la pasada semana.

Las opciones

Los dos escenarios que votarán hoy los 57 miembros del Consejo Político más los 11 miembros del Grupo de Acción Parlamentaria comprenden, bien emitir 2 votos a favor y 8 abstenciones en la investidura de Artur Mas, franqueándole el acceso a la presidencia; o bien emitir 5 votos favorables y 5 votos en contra, u otorgarle 10 abstenciones, cosa que se traduciría en un no a la investidura, según señala Elnacional.cat.

Sí a Artur Mas

En caso de que el Consejo Político de la CUP decida apostar por una fórmula favorable a Mas, el pleno de investidura se celebrará los días 4 y 5 de enero. El president se dirigiría al Parlament este mismo lunes y la primera votación se produciría el martes de esta semana. Aquí se abriría una nueva variable, pues Mas podría ser investido por mayoría absoluta -poco probable- o iría a una segunda sesión, el jueves 7 de enero, en la que le valdría la mayoría simple de 64 votos: los 62 de Junts pel Sí más los dos de la CUP.

No a Artur Mas

En caso  de que el Consejo Político de la CUP decida no respaldar la candidatura de Artur Mas, se agotarían los plazos legales hasta llegar al 10 de enero, fecha límite, y la legislatura, a falta de presidente, quedaría disuelta, abocando a Cataluña a una nueva convocatoria de elecciones el próximo mes de marzo.

Está última opción podría suponer una fuerte bajada en el apoyo a la CUP, pues sus votantes menos fieles abandonarían el partido en favor de una opción más definida, aunque sea cual sea el resultado que decida el Consejo Político puede terminar en la división del grupo. Por ello, el consejo, en vista de la complejidad de la decisión y sus consecuencias, ha mostrado su preferencia por llegar a un acuerdo "por consenso", aunque si no lo hay la opción ganadora requerirá mayoría absoluta.

En cualquier caso, Xavier Domènech, líder de En Comú Podemo (Podemos e ICV), ha afirmado que un aval de la CUP a Artur Mas para ser investido presidente de la Generalitat comportaría una legislatura muy precaria, en la que Mas quedaría igualmente "tocado". "Si se inviste a Mas, yo no creo que todo se solucione milagrosamente, sino que vamos a una prolongación de la situación que hemos vivido", dijo.

Los catalanes, partidarios de nuevos comicios

A expensas de lo que suceda en la asamblea, una encuesta de NC Report publicada este domingo por el diario La Razón señala que la mayoría de los catalanes (un 56,3%) serían partidarios de celebrar elecciones en esta Comunidad en marzo y, si así fuera, el presidente en funciones, Artur Mas, no lograría la mayoría absoluta para gobernar (68 diputados), incluso sumando los escaños que conseguiría Junts Pel Sí (56) y los de la CUP (11).